Debatimos.com: Opina sin límite
Viernes 06 de Diciembre de 2019, 15:55 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Las ciudades Espa√Īolas donde mejor se vive  (Leído 1507 veces)
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« : Lunes 21 de Mayo de 2007, 02:16 »

Las ciudades donde mejor se vive



ABC


No se debe presumir de calidad de vida si no se puede ir andando al trabajo. O si no se tiene al menos una vaga idea de la historia personal de toda esa gente con la que nos cruzamos al ir y venir a nuestros asuntos. O si al final de la tarde no queda tiempo para la partida de cartas... o un chocolate con bollos y sin prisas. En estos tiempos de estruendo electoral, hemos ido a la esencia. M√°s all√° de la pol√≠tica, la calidad de vida municipal est√° en esas peque√Īas capitales de provincia donde se vive con una saludable lentitud, a salvo de las ambiciones de las grandes ciudades, donde a√ļn hay tiempo para leer novelas decimon√≥nicas y pasear sin motivo.
La selecci√≥n de las seis capitales de Espa√Īa con mayor calidad de vida es una tarea imposible. Ni el n√ļmero de industrias ni la cantidad de autom√≥viles han sido un criterio para su elecci√≥n. Pero s√≠ hemos tenido en cuenta su nivel de renta y empleo. De ah√≠ que se puedan echar en falta muchas hermosas y felices ciudades a las que, sin embargo, les falta ese punto de aburguesamiento que caracteriza nuestra elecci√≥n. Han sido descartadas todas las grandes urbes. Y se han tenido muy en cuenta criterios como el medio ambiente, la limpieza, la educaci√≥n, tradici√≥n y patrimonio cultural y unas aceptables comunicaciones. No todas las ciudades seleccionadas tienen una puntuaci√≥n √≥ptima en cada uno de los criterios mencionados, alguna incluso puede flaquear ligeramente en alg√ļn punto, pero, en su conjunto, en cada una de ellas hay una equilibrada proporci√≥n de todos ellos: son limpias, lentas, l√≠ricas y con un buen pasar. En cada una de ellas se dan las circunstancias apropiadas para releer Madame Bovary junto a una taza de chocolate o un copazo de chinch√≥n... o ambas cosas a la vez.
Tampoco est√°n todas las que son. Si echa en falta alguna capital en particular, seguro que tiene raz√≥n. S√≥lo hemos querido rese√Īar las virtudes de algunas ciudades que pueden ser envidia del mundo, y que guardan esas esencias de calidad que tambi√©n la pol√≠tica debe preservar. En alg√ļn caso se ha intentado tambi√©n llamar la atenci√≥n sobre capitales que pasaban casi inadvertidas, pero que guardan en su interior la sorpresa de una ciudad a la medida del hombre.
Las ciudades con calidad de vida son como las buenas novelas decimon√≥nicas, como ¬ęLa Regenta¬Ľ o ¬ęRojo y negro¬Ľ, personajes inimaginables en una gran urbe. Y al igual que esas novelas, nuestras ciudades corren tambi√©n el peligro de desaparecer arrastradas por el v√©rtigo de un desarrollo incontrolado. Ser√≠a una tr√°gica p√©rdida. No se trata de entonar c√°nticos decimon√≥nicos. Pero, ¬Ņde qu√© nos servir√≠a una ciudad que no invite a leer una novela entre calles lentas y vetustas?

Lérida Esa atractiva vecina de ocultas cualidades

RAQUEL G. REDONDO

En L√©rida, la ciudad que vio nacer a Enrique Granados, las cig√ľe√Īas que el compositor ve√≠a anidar en la catedral de la Seu Vella, o el h√ļmedo olor de la neblina que tantos d√≠as abraza melanc√≥licamente la ciudad como una segunda piel, pueden seguir vivi√©ndose 140 a√Īos despu√©s.
Hoy L√©rida ‚ÄĒo Lleida‚ÄĒ ofrece a sus ciudadanos una calidad de vida sin parang√≥n, con el justo equilibrio entre su dimensi√≥n de peque√Īa capital ‚ÄĒpoco m√°s de 150.000 habitantes‚ÄĒ, y el ambiente de patio de vencindad que se vive en sus hist√≥ricas calles; saber qui√©n vive en la puerta de enfrente, llegar al trabajo sin atascos o a pie, pasear por el campo en un abrir y cerrar de ojos... son lujos que las grandes urbes han perdido. Quienes en estos d√≠as compren un pisito en L√©rida ‚ÄĒpongamos uno con vistas al r√≠o Segre, por ejemplo‚ÄĒ pagar√°n unos 1.360 euros por metro cuadrado. Comp√°rese con la vecina Barcelona donde se pagan 2.654 euros de media y hasta 6.000 en muchos casos. 150 kil√≥metros y un trayecto de hora y tres cuartos en coche separan estos precios. Es la diferencia tambi√©n que separa a la gran urbe de la milenaria ciudad leridana. Y si saliendo de la agradable L√©rida decidimos circular en sentido opuesto, Zaragoza apenas est√° a hora y media por autopista. Y ahora, con el AVE, L√©rida puede decirse vecina de Madrid, a dos horas y media en el alta velocidad. Peque√Īo para√≠so de tranquilidad e incontables oportunidades que, si bien estaban ah√≠ antes del famoso AVE, su llegada ha sido clave para que la ciudad despierte el inter√©s de inversores de toda Espa√Īa.

Huesca Sana y natural

ROBERTO P√ČREZ

Con el Pirineo a la vista, a un paso de Zaragoza y con acceso al tren de alta velocidad, Huesca es una capital de tama√Īo mediano de vida tranquila, sana y natural. Una ciudad en la que cada vez se da m√°s importancia a los espacios arbolados, y en la que, a tiro de piedra, se dispone de esos excepcionales parajes que ofrece el Pirineo. En invierno, la ciudad queda a poco m√°s de una hora por carretera de magn√≠ficas estaciones de esqu√≠. Y tambi√©n a una hora se encuentran el Canfranc, el Valle de Echo o Ans√≥ y parajes protegidos por su riqueza medioambiental, como el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido o la Sierra de Guara.
Con alrededor de 48.000 habitantes, la ciudad tiene un buen vivir, una tasa de paro mínima y unas excelentes comunicaciones. Los precios de sus viviendas están todavía muy lejos de los que alcanzan en otras urbes, como la vecina Zaragoza, sin ir más lejos. Un piso en el centro de la capital puede salir por entre 4.000 y 6.000 euros el metro cuadrado. Aunque la oferta ha crecido considerablemente en las zonas más exteriores, donde se puede encontrar un piso a precios mucho más asequibles.
Su oferta de ocio tambi√©n es amplia, si bien todav√≠a debe suplir una de sus hasta ahora principales carencias: nuestra capital carece de teatro. Imperdonable. En estos momentos, un proyecto impulsado por la iniciativa privada se propone restaurar el Olimpia, construido hace casi cien a√Īos. Y la iniciativa p√ļblica sigue adelante con el proyecto del Palacio de Congresos, que tambi√©n podr√° albergar espect√°culos teatrales.


Soria ¬ęCiudad castellana ¬°tan bella bajo la luna!¬Ľ


MAR√ćA H. GONZ√ĀLEZ

Cuando Soria estren√≥ el pasado 3 de mayo el servicio de autobuses p√ļblicos dej√≥ de ser la √ļnica capital de Espa√Īa sin red de transporte. Tampoco es que lo necesitase con urgencia. Son 6 veh√≠culos de peque√Īo tama√Īo para una ciudad de 38.004 habitantes, donde se sabe que las prisas no son buenas. La noticia ilustra el ritmo al que vive la capital, remanso de paz en el coraz√≥n de Castilla, con un ambiente sano y un rico patrimonio cultural.
¬ŅCu√°nto dar√≠an muchos madrile√Īos por acudir andando a trabajar o por acudir a un estreno de teatro sin colas ni aglomeraciones? ¬ŅCu√°nto vale poder volver a casa a comer en el intermedio del trabajo? Esas peque√Īas grandes cosas son lo que dan calidad de vida a una ciudad y Soria las tiene en abundancia.
La ausencia de grandes industrias hacen de la capital del Duero un entorno limpio, un prototipo del desarrollo sostenible. Porque otra de las envidiables caracter√≠sticas de Soria es su virtual pleno empleo. La tasa de paro es del 5,08%, pero se reduce al 2,92% en los varones. En la provincia no hay desempleo, hasta el punto de que los inmigrantes son una necesidad. El alto n√ļmero de ancianos, con una de las esperanzas de vida m√°s altas del mundo, hace que la capital aparezca como una ciudad a c√°mara lenta, propicia para el paseo, la tertulia y la serenidad. Una cura antiestr√©s. Y al fin, ¬Ņqu√© no dar√≠a muchos padres por saber que su hija adolescente puede regresar de una fiesta, de madrugada, sin riesgo? Como dijo Machado: ¬ęSoria, ciudad castellana/ ¬°tan bella bajo la luna!¬Ľ.

Mallorca La ciudad de la calma

JOSEP MARIA AGUIL√ď

Hace ya casi un siglo, en 1922, el gran escritor y pintor catal√°n Santiago Rusi√Īol escribi√≥ un libro titulado ¬ęLa isla de la calma¬Ľ, dedicado a Mallorca, si bien en la mayor parte de sus p√°ginas habla exclusivamente de su capital, Palma de Mallorca, donde ofrece una visi√≥n id√≠lica de sus gentes. En aquellas fechas, los palmesanos √©ramos, al parecer, unas personas que nunca ten√≠amos prisa, que pase√°bamos y charl√°bamos siempre con calma, sobre todo en los caf√©s, que ten√≠amos barrios encantadores, que viv√≠amos, en definitiva, en una ciudad serena, donde sus habitantes ten√≠amos a veces, quiz√°s por todo ello, una cierta propensi√≥n hacia el ensimismamiento y la melancol√≠a. Palma pod√≠a ser considerada casi el √ļltimo refugio de todos los poetas del mundo. Los palmesanos ten√≠amos pues, sin ser quiz√°s conscientes de ello, lo que hoy solemos llamar calidad de vida, motivo por el que, seguramente, la isla empez√≥ a ser visitada desde principios del siglo XX por los personajes y los artistas m√°s ilustres de la √©poca, entre ellos Rub√©n Dar√≠o, Gertrude Stein, Jorge Luis Borges o Robert Graves, a la vez que iba consolid√°ndose la hasta entonces incipiente industria tur√≠stica.
La expresi√≥n de Rusi√Īol hizo fortuna. Ya en los a√Īos 50, habr√≠a un nuevo relanzamiento de la actividad tur√≠stica, en especial gracias a la campa√Īa ¬ęLuna de miel en Mallorca¬Ľ, en la que se incid√≠a en la idea de que la capital balear era como un peque√Īo para√≠so, aunque sin la serpiente con la manzana, y hecho, sobre todo, de belleza, sosiego y, por supuesto, de calma. Transcurr√≠a el a√Īo 1951 y Palma ten√≠a entonces poco m√°s de 133.000 habitantes. El pasado a√Īo, Palma de Mallorca super√≥ los 400.000 habitantes. La poblaci√≥n se ha triplicado en cinco d√©cadas. Aun as√≠, la capital sigue siendo considerada una de las ciudades m√°s acogedoras y con una mayor calidad de vida y no s√≥lo para quienes la visitan ocasionalmente, sino tambi√©n para sus propios habitantes.
Desde su llegada a la alcald√≠a, la popular Catalina Cirer ha proclamado que quiere una ciudad a la medida de las personas, en la que sean compatibles la creaci√≥n de infraestructuras y equipamientos, sin que se pierdan los rasgos distintivos por los que ha sido querida por quienes hu√≠an del mundanal ruido. En esa misma l√≠nea, el Gobierno balear tambien insiste en que no quiere olvidar las ra√≠ces de la isla cuando pone en marcha iniciativas como la primera l√≠nea de metro de la ciudad o lo que ser√° la nueva fachada mar√≠tima de la capital, con un palacio de congresos dise√Īado por Patxi Mangado.
En la Palma de hoy es cierto que de vez en cuando hay tambi√©n alg√ļn atasco y seguramente miramos un poco m√°s el reloj y tenemos un poco m√°s de prisa que en la √©poca en que Rusi√Īol fue un asiduo visitante de nuestra ciudad, pero seguimos yendo a los caf√©s, y teniendo barrios y rincones encantadores, y, sobre todo, continuamos manteniendo a√ļn, afortunadamente, una cierta propensi√≥n al ensimismamiento y la melancol√≠a.

 
Vitoria Verde y deportiva

ANA ANTOL√ćN

Vitoria es uno de los estandartes del Pa√≠s Vasco, pero no por sus obras fara√≥nicas, sino por su calidad de vida y su ecol√≥gico desarrollo sostenible. Quien la conoce la lleva en el coraz√≥n, y quien a√ļn no ha tenido ocasi√≥n de familiarizarse con ella espera hacerlo lo antes posible... harto de tanto o√≠r hablar de sus espacios verdes, de c√≥mo en cada barrio hay un centro c√≠vico o deportivo y de la cantidad de eventos sociales que aqu√≠ se celebran ‚ÄĒcomo el Festival de Juegos para ni√Īos‚ÄĒ que se organizan en las calles de la ciudad.
La capital del Pa√≠s Vasco, la m√°s castellana de las tres vascas, ha crecido a su propio ritmo, poco a poco, gracias sobre todo a un red de infraestructuras viarias inmejorables y a un cuidado urbanismo, favorecido por la ausencia de potentes industrias contaminantes. Con una poblaci√≥n de 230.585 habitantes y una densidad de 835 habitantes por km2, mantiene una media de zona verde por cada vitoriano de 43,9 metros cuadrados, una de la m√°s altas de Espa√Īa. Sede de las instituciones auton√≥micas vascas, como el Palacio de Ajuria Enea es, adem√°s de una ciudad abierta, una de las m√°s limpias de Espa√Īa con unos niveles de reciclaje del 25 por ciento de los residuos.
Todo eso, combinado con una arraigada cultura del ¬ębuen comer¬Ľ ‚ÄĒuno de sus establecimientos logr√≥ el premio al mejor pincho nacional‚ÄĒ, la apuesta por la bicicleta, cuyo alquiler es gratuito, el cuidado de su ¬ęanillo verde¬Ľ, con 38 kil√≥metros de ¬ębidegorris¬Ľ o senderos, hacen feliz la vida en Vitoria.


Oviedo Renacida ¬ęVetusta¬Ľ para peatones

GONZALO D√ćAZ-RUB√ćN

En Oviedo es posible pasear por el casco urbano sin ver un solo coche, las aceras son anchas, limpias y plagadas de esculturas p√ļblicas. Si eso es calidad de vida, la capital del Principado la tiene. Cuenta con 2,1 millones de metros cuadrados de zonas verdes (10 por habitante), miles de √°rboles y jardineras de bronce en las que se renuevan las plantas de flor una vez al mes. Si eso es calidad de vida, a la Vetusta clariniana, le sobra.
 
La ciudad m√°s limpia de Espa√Īa, dicen. El centro hist√≥rico y comercial respira con las peatonalizaciones emprendidas en las dos √ļltimas d√©cadas y sobre ese cogollo pivota la vida social y cultural de la ciudad. √ďpera, de septiembre a febrero; zarzuela, de febrero a junio, y grandes orquestas y conciertos, todo el a√Īo, forman la programaci√≥n de la que se autoproclama ¬ęla Salzburgo del norte de Espa√Īa¬Ľ. El Font√°n, recreado tras el derribo de la plaza original del XVII, acoge conciertos y teatro en verano, a costa de aquietar durante la funci√≥n las animadas terrazas sidreras.
La catedral, el prerrom√°nico, los museos y un plan de recuperaci√≥n del casco viejo, discutido, han dejado una ciudad para pasear, adoquinada, de coloridas fachadas. A√Ī√°dase el gusto de los carbayones ‚ÄĒnombre tomado de ¬ęEl Carbay√≥n¬Ľ, el roble tot√©mico de la ciudad‚ÄĒ por la calle. Las cifras lo demuestran: cada 120 ovetenses ‚ÄĒincluidos ni√Īos, mayores y abstemios‚ÄĒ mantiene abierto un bar o sidrer√≠a, por los 176 madrile√Īo necesarios para la misma operaci√≥n. Aqu√≠, la hosteler√≠a ha avanzado a pasos agigantados y los ovetenses la aprecian.

Tambi√©n los turistas. La actividad hotelera ha crecido un 53% en cuatro a√Īos. Con el mar a 20 kil√≥metros, Oviedo es ahora l√≠der del turismo regional. Agust√≠n Iglesias Caunedo, concejal de Turismo habla de ¬ęun esfuerzo continuo de toda la sociedad¬Ľ. Y as√≠ se ve en que en el Plan de Excelencia Tur√≠stica participaron 300 empresas en la captaci√≥n de congresos para el nuevo palacio de Santiago Calatrava.


----------------------------------------------------------------------------

Oviedo es preciosa, eso es verdad.
pero de todos modos, salvo Mallorca y LLeida, las dem√°s, te mueres de frio en invierno...asi que "calidad de vida" no se, no se... :tarao:
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« : Lunes 21 de Mayo de 2007, 02:16 »

 En línea
polvorilla
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1413/-3
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 7245



« Respuesta #1 : Lunes 21 de Mayo de 2007, 10:57 »

jajaja gaia, pero hay gente q prefiere o está acostumbrada a ese frío y no soportarían vivir en ciudades en las que uno se achicharra de calor... cada zona tiene su encanto.
Yo con lo friolera que soy ahí me helaría, pero tp me gusta achicharrarme como cuando bajo para el Sur en pleno Agosto... eso sí en el Sur se come de vicio...jejeje
En línea

DIABLA de green eyes
rompelanzas
Experto
****

Valoración: +214/-8
Desconectado Desconectado

Mensajes: 385



« Respuesta #2 : Jueves 24 de Mayo de 2007, 20:43 »

Soria mistica y guerrera,impreganada del heroismo castellano leonés,cuna de tan alta civilización

Hay tanto que ver,pero de forma pausada,sin horarios ni rutas preestablecidas,huyendo del turismo convencional : Burgo de Osma,el ca√Īon del rio Lobos,en donde se encuentra la ermita templaria del S XIII con su roset√≥n de seis corazones entrelazados,que al parecer presenta muchas similitudes con el simbolo judaico del sello de Salom√≥n ,y que podria estar vinculado con la leyenda del grial.O por las orillas del Duero S Esteban de Gormaz y Castillejo de Robledo,con sus evocaciones templarias o las historias que lo relacionan con el Cid campeador

Para hospedarse tenemos el monasterio de Sta Maria de Huerta,de los monjes cistercienses,con su austero y sencillo modo de vida
El silencio  y la meditaci√≥n ayuda al viajero a reencontrar la tranquilidad de espiritu,y porque no a plantearse la vuelta a colonizar los campos de Castilla ,y dejarse de  luchas est√©riles por un puestecillo en la oficina







AMEN
En línea
polvorilla
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1413/-3
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 7245



« Respuesta #3 : Viernes 25 de Mayo de 2007, 00:51 »

Yo cuando voy al pueblo de mi madre, un pueblecito muy peque√Īo de la provincia de Segovia, me desestreso totalmente, all√≠ no hay prisa para nada, no se mira el reloj, da igual a qu√© hora se desayune, se coma... all√≠ es otro mundo, se oye el cantar de los p√°jaros, el ruido del agua del r√≠o y ese olor verde de la pradera...
Pero no podr√≠a vivir all√≠ eternamente pq el campo no est√° hecho para m√≠, es muy esclavo y hay q trabajarlo mucho durante muchos a√Īos para que te d√© un buen rendimiento, y todo el tiempo pendiente del cielo no venga una tormenta y te estropee la cosecha o el sol te la queme... El campo es muy bonito para ir a pasear y desconectar de la rutina de la ciudad, pero muy duro para trabajar.
En línea

DIABLA de green eyes
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #3 : Viernes 25 de Mayo de 2007, 00:51 »

 En línea
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #4 : Viernes 25 de Mayo de 2007, 03:05 »

Soria blanca, Soria pura, cabeza de extremadura...



 Girar ojos


Gracias R.L por tan magníficas imágenes!! Celebración ¡Hola!
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
   

 En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!