Debatimos.com: Opina sin límite
Martes 19 de Noviembre de 2019, 03:58 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: El TS concede la nacionalidad por "buena conducta" a 3 inmigrantes que...  (Leído 1722 veces)
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« : Mi√©rcoles 10 de Agosto de 2011, 06:09 »

El Supremo concede la nacionalidad por ¬ębuena conducta¬Ľ a tres extranjeros denunciados por maltrato :tarao: :tarao:

No ve decisiva la existencia de antecedentes penales para denegar la nacionalidad y destaca que algunos siguieron viviendo con sus parejas.
   

   

 9 Agosto 11 - Madrid - Ep


 El Tribunal Supremo ha ratificado tres sentencias de la Audiencia Nacional que otorgan la nacionalidad espa√Īola a un marroqu√≠, un colombiano y un portugu√©s que fueron denunciados por malos tratos en el √°mbito familiar. El alto tribunal destaca que en los dos primeros casos las actuaciones fueron sobrese√≠das y en el tercero que, aunque s√≠ fue condenado, se trat√≥ de un hecho "aislado y lejano en el tiempo".

En estas tres sentencias, de las que ha sido ponente el magistrado Octavio Juan Herrero, el Supremo ha desestimado los recursos que interpuso la Abogacía del Estado contra las resoluciones de la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional que concedieron en 2008 la nacionalidad por residencia a los tres extranjeros en contra del criterio del Ministerio de Justicia, que consideraba que no habían acreditado el requisito de la "buena conducta cívica".

La primera sentencia dictada por la Sala Tercera se refiere a Domingos D., un portugués condenado en 1995 por amenazas y malos tratos en el ámbito familiar.

A pesar de reconocer que los hechos fueron "especialmente graves" por producirse en el √°mbito de la violencia de g√©nero, la Audiencia Nacional se√Īal√≥ que hab√≠an tenido lugar casi diez a√Īos antes de que se solicitara la nacionalidad, que no se denunci√≥ en m√°s ocasiones a Domingos, quien continu√≥ viviendo con su pareja, y que la propia mujer se mostr√≥ conforme a su concesi√≥n.

Además, el tribunal valoró los certificados suscritos por el alcalde, el párroco y una asociación de su localidad que acreditaban la "buena conducta moral, cívica, laboral y familiar" del recurrente. Por todo ello, defendió que la condena por una falta de malos tratos constituyó un "hecho aislado y muy lejano" y decidió otorgarle la nacionalidad.

El Tribunal Supremo coincide con la Audiencia Nacional al destacar que "la existencia o inexistencia de antecedentes penales no es decisiva" y ese "obstáculo" puede entenderse superado al aportar "datos positivos" de una buena conducta cívica.

VALORA QUE UN RECURRENTE FUE VICTIMA DE MALOS TRATOS

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del alto tribunal tambi√©n ha confirmado la resoluci√≥n dictada en noviembre de 2008 por la Audiencia Nacional en la que se conced√≠a la nacionalidad espa√Īola al colombiano Alexander R. al defender que las actuaciones que se dirigieron en su contra por malos tratos f√≠sicos en el √°mbito familiar fueron sobrese√≠das al no resultar debidamente justificada la perpetraci√≥n del delito.

Seg√ļn los hechos probados, Alexander R. fue adem√°s v√≠ctima de un delito de maltrato en el √°mbito dom√©stico cometido por su antigua compa√Īera sentimental, residi√≥ legalmente en el pa√≠s desde 2001, pag√≥ sus impuestos y cotiz√≥ en la Seguridad Social.

El Abogado del Estado recurrió al Supremo al entender que "verse implicado en un delito de violencia doméstica, por mucho que luego exista sobreseimiento provisional y la misma pareja del actor sea a su vez condenada por posterioridad, no parece que sea una conducta que responda al estándar medio que nuestra sociedad considera correcta".

Aunque el alto tribunal dice compartir la sensibilizaci√≥n de la sociedad ante los casos de violencia de g√©nero, defiende que "no cabe presumir en ning√ļn caso la culpabilidad" de aquellos que son denunciados por estos hechos.

DESPUES DE LA DENUNCIA, LA CONVIVENCIA FUE "NORMAL"

Finalmente, la Sala Tercera tambi√©n cree que Al√≠ H., de origen marroqu√≠, ha justificado "suficientemente buena conducta c√≠vica" y da firmeza a la sentencia dictada en noviembre de 2008 por la Audiencia Nacional que indic√≥ que la denuncia presentada tres a√Īos antes por su esposa por maltrato familiar fue sobrese√≠da al no quedar acreditada la comisi√≥n del hecho delictivo.

"La detención por maltrato familiar se debió a un malentendido estando sobreseídas las actuaciones judiciales, prueba de ello es que el recurrente sigue viviendo con su mujer con la que, incluso, ha tenido un hijo con posterioridad", indicó la Audiencia Nacional.

La Abogacía General del Estado apeló la sentencia ante el Supremo, enfatizando la dificultad de probar las conductas relacionadas con la violencia de género teniendo en cuenta el "vínculo familiar" entre el agresor y la víctima. Sin embargo, los magistrados defienden que la convivencia entre Alí y su cónyuge se desarrolló después de forma "plenamente normal" y no hay constancia alguna de incidentes de violencia o malos tratos.

En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« : Mi√©rcoles 10 de Agosto de 2011, 06:09 »

 En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!