Debatimos.com: Opina sin límite
Viernes 21 de Febrero de 2020, 22:34 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: El Gran hermano se extiende a las empresas francesas  (Leído 368 veces)
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« : Domingo 08 de Abril de 2012, 08:02 »

El Gran hermano se extiende a las empresas francesas


Raquel Villaécija | París-elmundo,es
Actualizado s√°bado 07/04/2012 20:40


Acuden cada d√≠a al trabajo con un guardaespaldas adosado a su nuca. Sus movimientos no pasan desapercibidos, ni sus llamadas de tel√©fono, ni sus desplazamientos. Se sigue de cerca el rastro que dejan en la Red y el camino que trazan cuando circulan con el coche de empresa. La mayor√≠a no lo sabe, algunos lo sospechan, pero el gran ojo les vigila desde lo alto de la c√ļpula

Los trabajadores franceses est√°n cada vez mas controlados. El numero de conflictos ligados al espionaje laboral creci√≥ un 60% en 2011, seg√ļn los √ļltimos datos de la Comisi√≥n Nacional de Libertades e Inform√°tica (Cnil).

La punta del iceberg, por conocido, es el caso de Ikea. La firma sueca fue denunciada hace semanas por el sindicato francés FO, que la acusa de espiar a sus empleados y clientes.

Seg√ļn el diario 'Le Canard Enchain√©', que fue el que desvel√≥ el esc√°ndalo, el departamento de seguridad de Ikea encarg√≥ a una empresa privada que vigilara los pasos de algunos de sus asalariados y que recabara informaci√≥n como multas de tr√°fico o movimientos bancarios. Adem√°s, seg√ļn Mediapart, el director de seguridad de la firma en Francia hab√≠a ordenado a un detective buscar informaciones sobre una pareja de clientes con los que la empresa ten√≠a un litigio.

Aunque no s√≥lo Ikea se interesa por la vida privada de sus empleados. En 2011 el Cnil recibi√≥ 663 denuncias de trabajadores v√≠ctimas de espionaje. Esta cifra representa el 12% del total de las presentadas ante el organismo. El gran ojo asume su culpa y el a√Īo pasado casi 6.000 empresas reconocieron haber instalado c√°maras en las oficinas y 7.800 declararon haber puesto en marcha sistemas de geolocalizaci√≥n.

Tecnología espía
En Francia, la tecnología esta al servicio de la curiosidad y cada vez más empresas recurren al GPS para averiguar donde ese encuentran sus asalariados. A través de estos sistemas los jefes puede averiguar qué hacen los comerciales en carretera, dónde van y cuánto tiempo pasan en cada misión de trabajo.

Seg√ļn los datos del organismo, el uso de estos sistemas ha aumentado un 133% de 2010 a 2011. De puertas para adentro, el empleo de videoc√°maras creci√≥ un 39% y el de la biometr√≠a, un 5%. "Con las nuevas tecnolog√≠as los medios de vigilancia son m√°s accesibles as√≠ que el espionaje se desarrolla m√°s", asegura Yann Padova, secretario general del Cnil.

Tambi√©n las redes sociales son un buen fil√≥n de informaci√≥n. Seg√ļn los expertos, los jefes usan los foros para rastrear el pasado de los candidatos o los reci√©n incorporados a sus plantillas. En origen pensadas como herramienta profesional, Facebook o Twitter se convierten en armas de doble filo. Son los propios usuarios los que a veces se tienden la trampa.

Detectives
Las que tienen dudas sobre la honorabilidad de sus trabajadores incluso recurren a los detectives privados, dice el Cnil. Estos cobran una media de 900 euros por jornada de espionaje.

"Muchas compa√Ī√≠as del lujo y de la distribuci√≥n contratan sus servicios para destapar falsas bajas laborales o complots de traidores que se pasan a la competencia", explican.

Seg√ļn la Ley francesa, la vigilancia est√° permitida siempre que preserve la vida privada de los empleados. La empresa debe justificar "un inter√©s leg√≠timo" para poder instalar sistemas de vigilancia, consultar a los representantes del personal y advertir a sus plantillas.

En los lugares p√ļblicos como los bancos es necesario una autorizaci√≥n del prefecto correspondiente, mientras que para instalar una videoc√°mara en un espacio privado, como por ejemplo un parking de empresa o una oficina, es necesario una declaraci√≥n ante la Cnil. "Los empleados o visitantes deben estar informados, con un panel visible en los sitios bajo vigilancia, de la existencia del dispositivo", dicen.

No siempre la vigilancia es sutil y el a√Īo pasado la justicia conden√≥ a la empresa Oceatech Equipamient por haber instalado c√°maras micr√≥fonos para investigar a ocho de sus empleados. M√°s disparatado fue el caso de espionaje en Renault, hace un a√Īo, que acab√≥ con el despido de varios empleados, acusados por la empresa de haber filtrado informaci√≥n confidencial a la competencia china.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« : Domingo 08 de Abril de 2012, 08:02 »

 En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!