Debatimos.com: Opina sin límite
Lunes 24 de Febrero de 2020, 14:58 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: ACERCA DE LA VIVIENDA EN ESPA√ĎA HOY  (Leído 1510 veces)
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« : Viernes 08 de Junio de 2007, 02:02 »

Acerca de la vivienda en Espa√Īa hoy o de c√≥mo los pobres no heredar√°n la tierra




Por Alberto Campo Baeza* - 06/06/2007/ELCONFIDENCIAL.COM

Hay mucha gente en Espa√Īa que para vivir debe morir. Que para acceder a una vivienda digna debe dejarse toda su vida en ello. Un tanto por ciento muy elevado de gente est√° endeudada hasta las cejas para poder pagarse su vivienda. El precio de las casas hoy d√≠a es desorbitado.

Muchos j√≥venes se quedan a vivir hasta muy tarde en casa de sus padres porque, ni empe√Ī√°ndose, les es posible acceder a una vivienda digna. No es f√°cil soportar las hipotecas necesarias para poder pagar ese desmedido precio. Un tanto por ciento muy elevado de gente a la que ni conozco ni s√© d√≥nde est√°n, pero existen, se est√° forrando econ√≥micamente a base de enga√Īar, timar y estafar a los anteriores. Entre los que se enriquecen de esa manera hay muchos promotores y arquitectos que navegan en el proceloso mar inmobiliario.

Y, finalmente, un tanto por ciento menos elevado de gente a la que s√≠ se conoce y s√≠ se sabe d√≥nde trabajan, est√° permitiendo, protagonizando y promoviendo tama√Īo desatino. Y salen en los peri√≥dicos. Y deben estar enriqueci√©ndose ellos o sus mujeres (lo suelen poner a nombre de ellas que, claro, no salen en los peri√≥dicos), porque si no, no tiene explicaci√≥n esta situaci√≥n absurda. Entre √©stos se encuentran muchos pol√≠ticos de uno y otro bando, y tambi√©n muchos arquitectos y conseguidores varios. Como dec√≠a un buen amigo m√≠o, todos ellos con un gran esp√≠ritu de recogimiento.

Pues si no, ¬Ņc√≥mo se explica que la construcci√≥n en 2005 cueste unos 600 euros por metro cuadrado y luego en el mercado (no s√≥lo de Madrid) se venda 10 veces m√°s, a 6.000 euros por metro cuadrado? Que se haga esto con cualquier otro producto puede parecer bien a algunos (el mercado del libre comercio le llaman). Pero no deber√≠a parecer bien a nadie el que esto ocurra y se permita con el bien de primera necesidad por excelencia que es la vivienda.

Se nos dir√° entonces que no es as√≠. Que la vivienda social que ellos promueven, los pol√≠ticos de ambos bandos, s√≥lo cuesta la mitad, 3.000 euros por metro cuadrado. Pues a m√≠ me sigue pareciendo inmoral. ¬°Cinco veces m√°s que el precio de coste! Es como matar, no se mata menos si se mata la mitad. No se roba menos si se roba la mitad. Y es que a algunos nos ense√Īaron a no matar y a no robar, sin m√°s.

¬ŅY d√≥nde esta el quid de esta cuesti√≥n tan peliaguda? ¬Ņen el coste de la construcci√≥n? No. Cualquier constructor honrado, que los hay, haciendo bien las cosas, con buenos materiales y en los plazos precisos y con una buena calidad, puede construir una vivienda hoy, en el a√Īo 2005, a 600 euros por metro cuadrado. Y gan√°ndolo bien.

¬ŅSer√° entonces cuesti√≥n del suelo? Pues s√≠. Es el dichoso suelo. La tierra, ‚Äúla buena tierra‚ÄĚ de aquella preciosa novela de Pearl S. Buck, se ha convertido en el quid de la cuesti√≥n. Un suelo que no vale 'nada' un d√≠a, al d√≠a siguiente, por mor de una 'declaraci√≥n de suelo urbano', puede valer mil veces m√°s. Claro que lo suele comprar por 'nada' el mismo que luego lo declara 'urbano'. Con personas interpuestas ¬°claro!, con testaferros. ¬ŅNo les parece a ustedes muy significativo que ninguno de los partidos pol√≠ticos, ni cuando llegan ni cuando se marchan, ni cuando vuelven a llegar ni cuando vuelven a marcharse, digan nada del tema... del tema que m√°s nos preocupa a todos y a cada uno de los que somos ciudadanos de a pie? Curioso. Aquello de que ‚Äúlos pobres heredar√°n la tierra" debe ser mentira. Los pobres heredar√°n otra cosa. Pero no la tierra. Pero no el suelo. Y mucho menos si es suelo 'urbanizable'.

Socializar el suelo o morir. As√≠ es porque creo que, a estas alturas, es la √ļnica posible soluci√≥n para acabar de ra√≠z con este c√°ncer de la sociedad en la que vivimos. ¬°Ya empezamos! Dir√°n algunos. Pues eso, ¬°a ver si empezamos! Porque una Ley del Suelo muy antigua (del 56), que parece que sigue vigente, preve√≠a un alto porcentaje de reserva del suelo urbano para vivienda social. Vivienda social, ¬Ņles suena? O no se ha cumplido o se la han saltado a la torera.

Yo les podr√≠a decir que la √ļltima vivienda que ahora tengo entre manos, a punto de terminarse, se levanta sobre un rect√°ngulo de 18 por 30 metros, con dos jardines y una amplia piscina, con un cuarto de estar de 80 metros cuadrados y un techo de ocho metros de altura, y con cuatro dormitorios y tres ba√Īos, y que va a costar menos de 250.000 euros. A lo mejor no se lo creen. Pues es verdad. ¬ŅEl secreto? El suelo, que es eso que ahora llaman gratis total. A lo mejor a esto se le puede llamar 'vivienda social' con toda propiedad.

Claro que la √ļltima vivienda que constru√≠, mayor que la anterior, cost√≥ tambi√©n 300.000 euros hace s√≥lo dos a√Īos. Tiene m√°s de 450 metros cuadrados y ha sido publicada en medio mundo. Por hermosa que no por barata. Y la anterior a √©sta s√≥lo cost√≥ 120.000 euros y anda ya por varias portadas de libros de Arquitectura. El secreto, una vez m√°s, era el suelo, que en ambos casos era asequible.

Han llegado las cosas a tal extremo que la √ļnica soluci√≥n es cortar por lo sano, como con el c√°ncer. Socializar el suelo, liberalizarlo, nacionalizarlo si fuere preciso, que lo es. Ni yo, ni ning√ļn arquitecto que quiera dar lo mejor de s√≠ a la sociedad puede acabar haciendo s√≥lo casas para ricos. Una vez que intent√© hacer viviendas sociales me echaron porque me negu√© a la corrupci√≥n que me propon√≠a el correspondiente organismo oficial que, por cierto, todav√≠a sigue vivo y coleando. Muy vivo y muy coleando.

Sonaba hace a√Īos una pegadiza canci√≥n de un estupendo grupo canario, los Sabande√Īos, que tras enumerar diversos signos de poder econ√≥mico pregunt√°ndose ‚Äú¬Ņde qui√©n es este‚Ķ?‚ÄĚ, volv√≠a siempre al estribillo que repet√≠a: ‚ÄúEs de los intermediarios en el negocio frutero‚ÄĚ. Pues eso, el tema de la vivienda hoy d√≠a ha acabado como lo de la fruta canaria. En manos de los intermediarios. Con la diferencia de que la fruta es prescindible y la vivienda no.

* Alberto Campo Baeza es arquitecto.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« : Viernes 08 de Junio de 2007, 02:02 »

 En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!