Debatimos.com: Opina sin límite
Domingo 17 de Noviembre de 2019, 09:56 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: 1 ... 159 160 [161]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Noticias sobre la salud.  (Leído 241766 veces)
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #2400 : Viernes 26 de Julio de 2013, 08:42 »

La luna llena roba el sue√Īo




Laura Tardón |elmundo.es
Actualizado jueves 25/07/2013 22:18 horas

Como si de un efecto m√°gico y 'oscuro' se tratara, parece que la luna, cuando est√° en su fase llena, atrapa el sue√Īo de los humanos. Al menos en parte. Un equipo de investigadores de la Universidad de Basilea en Suiza ha observado que durante las noches de plenilunio, a los hombres les cuesta m√°s tiempo conciliar el sue√Īo, duermen menos y peor.

Dicen que despierta a las fieras, los lobos a√ļllan m√°s, altera los estados de √°nimo de las personas, aviva sus instintos m√°s b√°sicos, las atenciones en Urgencias aumentan... Desde tiempos ancestrales, a la luna se le ha otorgado el don de la fertilidad, el de influir sobre las mareas, sobre el comportamiento de los animales y de los hombres.

La relaci√≥n entre la luna y el hombre ha sido y sigue siendo un misterio plagado de mitos y leyendas. Una de las creencias m√°s extendidas tiene que ver con la conexi√≥n entre este sat√©lite y el sue√Īo del ser humano. Para comprobar hasta qu√© punto est√°n unidos, un grupo de expertos ha realizado un experimento con 33 personas. "Mucha gente se queja de dormir peor los d√≠as de luna llena", explican los autores de este estudio retrospectivo, publicado en la revista 'Current Biology'.

"Tenemos la hip√≥tesis de que las personas que duermen peor en periodos de luna llena es porque est√°n expuestas a m√°s luz ambiental (procedente de la luna en esta fase)", argumenta Francisco Javier Puertas, especialista en la Unidad del Sue√Īo del Hospital Quir√≥n de Valencia. "En la retina hay unas c√©lulas que detectan la luz, sobre todo la blanca (como la de la luna). Estas c√©lulas est√°n conectadas al n√ļcleo nucleo supraquiasmatico, que es el reloj biol√≥gico, de tal forma que la presencia de luz inhibe la secreci√≥n de melatonina y por la noche, la secreci√≥n de esta sustancia es indicador de buen sue√Īo".

Sin embargo, esta investigaci√≥n se centra en el sue√Īo de los participantes en un ambiente controlado, en el laboratorio, donde los humanos desconocen las fases lunares. Los cient√≠ficos monitorizaban su actividad cerebral (a trav√©s del electroencefalograma), observaban los movimientos oculares y med√≠an las secreciones hormonales. Despu√©s de repetir los experimentos y comprobar varias veces las mediciones, "nos dimos cuenta de que, efectivamente, los humanos responden a los ritmos geof√≠sicos de la luna", afirma Christian Cajochen, principal autor de la investigaci√≥n y psiquiatra del Hospital de la Universidad de Basilea (Suiza).

Seg√ļn los resultados obtenidos, durante las noches de luna llena, la actividad cerebral relacionada con el sue√Īo profundo se redujo en un 30%. Adem√°s, los participantes "tardaron en quedarse dormidos cinco minutos m√°s que en otras fases lunares y el sue√Īo termin√≥ 20 minutos antes". No s√≥lo eso, tambi√©n ten√≠an la sensaci√≥n de que su sue√Īo en luna llena hab√≠a sido peor, menos reparador. "Sus niveles de melatonina (una hormona que est√° relacionada con la regulaci√≥n de los ciclos del sue√Īo y la vigilia) eran m√°s bajos".

Estos hallazgos, subraya Cajochen, "constituyen la primera evidencia convincente de que los ciclos lunares pueden modular el sue√Īo en humanos incluso cuando no ven la luna [como ocurre en este experimento] y no tiene conocimiento de la fase lunar real". Es, dice, ni m√°s ni menos que "herencia de un pasado en el que la luna podr√≠a haber sincronizado los comportamientos humanos con fines reproductivos o de otro tipo, como tambi√©n ocurre en animales".

"Han pasado miles de a√Īos y, de alguna forma, ha quedado en nuestra gen√©tica el ciclo lunar grabado en nuestro ritmo del sue√Īo. As√≠, como dicen los autores de este estudio, siete de cada 28 d√≠as (ciclo lunar) dormimos peor (por el influjo de la luna)", concluye el especialista espa√Īol al comentar el estudio suizo.

En la actualidad, agregan los autores de la investigaci√≥n, el efecto de la luna podr√≠a quedar ensombrecido por la luz el√©ctrica que ilumina las casas y las calles por la noche y otros aspectos de la vida moderna que tambi√©n incfluyen en la calidad del sue√Īo (como los trabajos a turnos). Es importante "seguir avanzando e indagar en las bases moleculares y neuronales que subyacen en la alteraci√≥n del sue√Īo producido, en teor√≠a, por los efectos geomagn√©ticos y electromagn√©ticos de la luna". Har√≠a que estudiar, adem√°s, "el efecto lunar sobre otros aspectos como el rendimiento cognitivo y el estado de √°nimo".
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #2400 : Viernes 26 de Julio de 2013, 08:42 »

 En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #2401 : S√°bado 27 de Julio de 2013, 09:17 »

TRASTORNO | Mental y sexual

¬ŅEs compatible la bipolaridad con la sexualidad?

Cambios del deseo sexual, impotencia o anorgasmia son algunos de los problemas
Además, determinados fármacos también pueden interferir
Beatriz G. Portalatín | Madrid-elmundo.es
Actualizado jueves 25/07/2013 05:12 horas




La Psiquiatr√≠a ha avanzado mucho a lo largo de las √ļltimas d√©cadas, y palabras que antes produc√≠an rechazo s√≥lo con o√≠rlas, hoy en d√≠a se acogen con un halo de empat√≠a y normalidad. Es lo que ocurre con el trastorno bipolar, una enfermedad mental que arrastra consigo m√ļltiples inconvenientes en la vida diaria; alguno de ellos en la esfera de la sexualidad. Actualmente, en Espa√Īa un 2% de la poblaci√≥n padece este trastorno y hasta un 60% de estos pacientes puede ver afectada de una forma u otra su vida sexual.

El trastorno bipolar pasa por dos fases caracter√≠sticas en el transcurso de la enfermedad: mani√°tica y depresiva. En la primera, explica a ELMUNDO.es el doctor Eduard Vieta, jefe de Servicio de Psiquiatr√≠a y Psicolog√≠a del Hospital Cl√≠nic y profesor de la Universidad de Barcelona, hay tendencia a la hiperactividad y la euforia, que suelen acompa√Īarse de un aumento del deseo sexual, y en ocasiones de cierta desinhibici√≥n y promiscuidad. Por el contrario, en las fases depresivas, existe una disminuci√≥n del deseo y la pr√°ctica sexual.

"Durante las fases maníacas se produce un aumento de la producción de una sustancia cerebral denominada dopamina que es el neurotransmisor de la motivación, el que nos impulsa a hacer cosas y a probar cosas nuevas, y es también fundamental en la excitación sexual. La manía, por tanto, aumenta la excitabilidad sexual, mientras que la depresión la disminuye", explica este especialista, quien también dirigió una ponencia sobre este tema en el VII Curso Internacional de Sexualidad y Salud Mental celebrado recientemente en Salamanca.

En las fases man√≠acas, agrega Usue Espin√≥s, psic√≥loga de la Asociaci√≥n Bipolar en Madrid (ABM), en grupos de autoayuda desde hace 15 a√Īos, el aumento libido suele conllevar conductas promiscuas, y existe riesgo de enfermedades de transmisi√≥n sexual y embarazos no deseados.

Por tanto, los problemas principales que una persona con trastorno bipolar puede tener son los cambios del deseo sexual en un sentido u otro, pero también "pueden darse retraso en la eyaculación, impotencia y anorgasmia", enumera el doctor Vieta.

Por otro lado, y mirando hacia la esfera más psicológica y social de esta enfermedad, éstas también se ven claramente afectadas. "Muchas personas con trastorno bipolar tienen dificultades para mantener una pareja estable, a veces la falta de habilidades sociales o el aislamiento complica la posibilidad de tener una pareja estable y esto hace que tengan menos posibilidades de tener relaciones sexuales", comenta Espinós.

Además, las conductas de hipersexualidad y la promiscuidad que refieren en las fases maniacas cobran aquí gran importancia, ya que pueden provocar rechazo social y familiar. La disminución del impulso sexual puede reducir la calidad de vida y la autoestima, incluso "por mucho que se explique a los pacientes que se trata de un problema transitorio asociado a la fase depresiva o al tratamiento", lamenta el doctor Vieta.

De hecho, la psicoeducación y la rehabilitación cognitiva son clave para tratar el transcurso de la enfermedad, tal y como este especialista junto con otros investigadores demostraron en un estudio publicado en la revista 'American Journal of Psychiatry'.

La implicación de los fármacos

Los fármacos son un capítulo aparte, que también puede influir en las relaciones sexuales de pacientes con trastorno bipolar y otras enfermedades mentales. "En ocasiones, consumen psicofármacos que producen alteraciones en su actividad sexual. El problema puede ser que abandonen la medicación, con el consiguiente riesgo de recaídas", mantiene la experta de la ABM.

Pero los fármacos son esenciales para mantener la calidad de vida de los pacientes y controlar de pleno la enfermedad, tal como asegura el doctor Vieta: "El tratamiento es imprescindible para mantener la enfermedad bajo control y poder llevar una vida normal. Pero en algunos casos puede reducir el deseo y ocasionar disfunciones como anorgasmia, retraso de la eyaculación, o incluso impotencia, pero son efectos adversos reversibles que se dan sólo en ocasiones".

Así, no todos los medicamentos -en éste o cualquier otro trastorno mental- conducen a estos efectos adversos aunque con frecuencia, lamenta el experto, los psiquiatras olvidan tener en cuenta este aspecto a la hora de la prescripción, en parte porque, si no se pregunta directamente, los pacientes no hablan de ello. "Los problemas que puedan derivarse del tratamiento se solucionan cambiando la medicación; además, pueden utilizarse técnicas sexológicas o farmacológicas cuando estén indicadas", informa.

El trastorno bipolar es una patolog√≠a com√ļn y tratable si se diagnostica a tiempo. Todos aquellos que lo sufren, aconseja el especialista, deben saber que si han percibido cambios indeseados en su capacidad de disfrute de una vida sexual sana y plena, existen soluciones; el primer paso es comunicarlo a los responsables de su tratamiento.

"Si sospecha que tiene un trastorno bipolar y no est√° diagnosticado, no tema ir al psiquiatra, se le ayudar√°. La Psiquiatr√≠a ha progresado much√≠simo en los √ļltimos a√Īos y en Espa√Īa hay los mejores especialistas y esta enfermedad cada vez se trata m√°s desde una perspectiva multidisciplinar y multinivel, involucrando a psiquiatras, psic√≥logos, enfermeros, m√©dicos de familia, etc. Los equipos est√°n preparados para aconsejar y tratar los cambios en la conducta sexual que afectan a tantos pacientes con trastorno bipolar, pero hay que comunicarlo¬Ľ, concluye.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #2402 : Jueves 01 de Agosto de 2013, 09:31 »

ETS | F√°rmacos y tratamiento


Una esperanza en el tratamiento de la gonorrea

Es una de las enfermedades de trasmisión sexual más comunes
En la actualidad existen dos medicamentos para esta infección
La clave para controlarla está en un diagnóstico precoz
Beatriz G. Portalatín | Madrid-elmundo.es
Actualizado miércoles 31/07/2013 18:55 horas



En Espa√Īa, aparecen al a√Īo de cinco a 10 episodios de gonorrea por cada 100.000 habitantes, una cifra que, seg√ļn los expertos, no desentona con la de la media europea. √Čsta es una de las enfermedades de transmisi√≥n sexual (ETS) m√°s comunes y pese a que se puede controlar con un tratamiento a tiempo, en ocasiones supone todo un reto debido a la aparici√≥n de resistencias a los antibi√≥ticos.

Aunque en la actualidad existen dos medicamentos disponibles para esta infecci√≥n (cefixima y azitromicina), en la actualidad existe un tercer antibi√≥tico en investigaci√≥n, la solitromicina (de la familia de los macr√≥lidos) que podr√≠a ser √ļtil para controlar la enfermedad. Esta 'tercera v√≠a' es un "hecho alentador en un campo desalentador", tal y como resum√≠a recientemente en el diario 'The Wall Street Journal' Gail Bolan, director de la divisi√≥n de ETS de los Centros para Control y Prevenci√≥n de las Enfermedades (CDC) de EEUU.

"La solitromicina es un f√°rmaco que est√° actualmente en desarrollo, y se antoja esperanzador, pero a√ļn se deben conocer m√°s datos", asegura a ELMUNDO.es Emilio Bouza, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Gregorio Mara√Ī√≥n de Madrid.

Por su parte, el doctor Jos√© Luis Blanco, especialista del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Cl√≠nic de Barcelona explica que actualmente los dos antibi√≥ticos para tratar la gonorrea son la cefixima y la azitromicina, el tratamiento protocolario a nivel mundial que se usa siempre. Por ello, y a pesar de que el principio activo de este nuevo medicamento parece muy prometedor, pide prudencia. "El f√°rmaco est√° a√ļn en proceso de desarrollo, por lo que debemos esperar. Adem√°s, se ha probado a√ļn en grupo muy reducido de pacientes, hasta que los ensayos no est√©n en fase III no podemos empezar a tener una idea real", comenta este experto.

Hoy por hoy, la clave para controlar la gonorrea está en un diagnóstico precoz y un seguimiento exhaustivo de la enfermedad. Sobre todo, insiste, hay que tenerla bien controlada y estar muy atentos a la evolución del paciente para observar cualquier resistencia a los fármacos, "que antes estaba en un 5% y ahora ha aumentado hasta un 9%", expone Blanco, así como tener los medios adecuados para su correcto diagnóstico. "En este caso, se trata de unas pruebas de biología molecular que son sensibles y eficaces y en el caso de que no se tengan, hay que aplicar unas muestras de cultivos adecuados", explica.

Medidas de prevención

En Espa√Īa se detectan al a√Īo entre cinco y 10 casos de gonorrea por cada 100.000 habitantes, una cifra similar a la de nuestros vecinos europeos."A finales de los a√Īos 90 y principios de los 2000, s√≥lo en el Gregorio Mara√Ī√≥n se ve√≠an de dos a cinco episodios por a√Īo, hoy en d√≠a esos mismos casos se ven al mes", comenta Bouza.

La causa de este aumento, explica el doctor Blanco, hay que buscarla en la relajación en cuanto a medidas de prevención sexual. "Es una situación altamente y preocupante ya que la población ha bajado la guardia y cada vez se usan menos barreras de protección. El preservativo debe usarse en todas y cada una de las relaciones sexuales que se tengan, no sólo en la penetración", indica este experto.

La gonorrea es una enfermedad que se transmite con mucha facilidad en la que además no sólo hay que tratar y observar a la persona que la sufre sino también a sus parejas que corren el riesgo de infectarse también, por lo que es sumamente importante prestar atención a las medidas de prevención. "Tan sólo es necesario hacer algo tan fácil y sencillo como ponerse el preservativo", concluye Blanco.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #2403 : Jueves 01 de Agosto de 2013, 09:33 »

Un paso m√°s para mejorar la oreja artificial



Además de células de cartílago se utilizó un molde a base de hilos de titanio
La oreja es suficientemente flexible para volver a su posición tras ser pellizcada


María Valerio | Madrid-elmundo.es
Actualizado miércoles 31/07/2013 05:05 horas

Aunque a principios de 2013 se present√≥ en la revista 'PLoS One' el primer modelo de oreja artificial pensada para corregir los defectos est√©ticos que pueden sufrir algunas personas (por problemas cong√©nitos o accidentes), un nuevo avance dise√Īado en Massachusetts podr√≠a mejorar todav√≠a m√°s la apariencia est√©tica del pabell√≥n auricular de laboratorio.

Por su car√°cter curvil√≠neo y asim√©trico, la reconstrucci√≥n quir√ļrgica de las orejas ha sido tradicionalmente un reto para los cirujanos pl√°sticos. A cambio, su naturaleza cartilaginosa lo ha convertido en algo accesible para la medicina regenerativa.

Cient√≠ficos del departamento de cirug√≠a pedi√°trica del Hospital General de Massaschusetts acaban de publicar en las p√°ginas del 'Journal of the Royal Society', el √≥rgano de difusi√≥n de esta sociedad cient√≠fica, algunas de las 'artima√Īas' t√©cnicas que les han permitido dise√Īar una oreja de laboratorio flexible, pero al mismo tiempo lo suficientemente robusta para pensar en su aplicaci√≥n en pacientes en un futuro a corto plazo.

De momento, la oreja de laboratorio creada por Thomas M. Cervantes y su equipo fue implantada con éxito durante 12 semanas en la espalda de un roedor; donde se pudo comprobar que el órgano era suficientemente flexible para doblarse con los dedos y volver después a su posición inicial, sin deformarse (como lo haría una real).

Para ello, combinaron el cultivo de condrocitos (c√©lulas del cart√≠lago de una oveja) con unos peque√Īos hilos de titanio que sirvieron para darle forma mientras las c√©lulas crec√≠an en la espalda del roedor, dando forma a la nueva oreja artificial. La 'geometr√≠a' de la oreja puedo dibujarse gracias a la ayuda de modelos reales obtenidos mediante TAC a partir de pacientes humanos, que intentaron darle una apariencia lo m√°s real posible.

Hasta ahora, reconoce el equipo de Cervantes, los intentos por reconstruir una oreja en el laboratorio habían fallado, bien porque no lograban una apariencia similar a la humana o, por el contrario, porque los moldes de plástico y polímeros que sí lograban una gran precisión resultaban ser demasiado rígidos.

Con la combinación de la impresora celular y el molde de titanio ("que mantiene la forma a pesar de que se ejerza presión sobre la oreja y que es capaz de deformarse y volver a la posición inicial después de ser pellizcada") algunos de estos obstáculos parecen resueltos. Además, en el futuro, podrían usarse los propios condrocitos del paciente para evitar el riesgo de rechazo a la hora de implantarle la nueva oreja. En el caso de los humanos, aclaran, el nuevo órgano no se cultivaría en la espalda, como se ha hecho con los roedores, sino en una 'incubadora' de laboratorio, antes de implantar la oreja en su posición.

A partir de ahora, como precisan los propios autores, est√°n ya trabajando en una oreja de mayor tama√Īo que la que implantaron a los roedores, para poder iniciar los ensayos cl√≠nicos en humanos. El equipo espera la aprobaci√≥n de la FDA para probar su t√©cnica en humanos antes de final de a√Īo.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #2403 : Jueves 01 de Agosto de 2013, 09:33 »

 En línea
Páginas: 1 ... 159 160 [161]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!