Debatimos.com: Opina sin límite
Sábado 07 de Diciembre de 2019, 14:09 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: 1 [2]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Artículos/noticias sobre política (nov. 2008)  (Leído 3202 veces)
RosaNegra
Iniciado
***

Valoración: +30/-0
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 184



« Respuesta #15 : Miércoles 05 de Noviembre de 2008, 14:07 »

miercoles 5 de noviembre de 2008
ECONOMÍA
Una moratoria para los bancos
Por Juan Ramón Rallo
 Los socialistas son expertos en redistribuir la riqueza de los pobres desorganizados en favor de los ricos organizados aparentando beneficiar a los primeros. Ya lo hicieron con los 50.000 millones de su famoso plan de rescate de la banca, supuestamente destinado a que las entidades financieras volvieran a prestar dinero a los españoles, pero cuyo auténtico propósito era y es evitar la quiebra de los bancos a costa del contribuyente.

Pero por si esta mascarada fuera insuficiente, el Ejecutivo parece dispuesto a echar más gasolina al fuego. Así, este lunes aprobó un plan de carencia de dos años para las hipotecas de los parados. Varios medios de comunicación se han centrado en el hecho de que quienes se acojan a esta medida tendrán que pagar una cuota hipotecaria incrementada a partir de 2011; vamos, pan para hoy y hambre para mañana. Sin embargo, el punto fundamental no es si el plan se adapta mejor o peor a las necesidades de los desempleados, porque nunca fue un plan destinado a ayudarles. La cruda realidad es que, una vez más, el Gobierno ha salido al rescate de la banca utilizando a otros colectivos como cortinas de humo.
 
Lo primero que debería llamar la atención es que, si este plan de renegociación masiva de las hipotecas es beneficioso para los bancos, ¿por qué no han sido ellos mismos quienes lo han propuesto, sin la intervención del Estado? Y si es perjudicial, ¿por qué apenas se han oído voces críticas? La respuesta parece ser que la carencia habría resultado nociva para los bancos si no contaba con la intervención del Estado. ¿Y cuál es esa intervención que les viene tan bien? Pues ésta: el ICO avala parte de la hipoteca de quienes se acojan al plan.
 
Sin la intervención del Estado, los hechos habrían discurrido del siguiente modo: Miguel se queda en el paro y no puede seguir pagando su hipoteca, el banco tiene la opción de embargarle o de renegociar las condiciones del contrato modificando el plazo. Sin embargo, ¿para qué va a cambiarle el plazo, si probablemente dentro de unos años Miguel seguirá en el paro? La opción más verosímil sería la primera: el banco se queda con una casa invendible y reconoce en sus cuentas anuales que ha perdido dinero. ¿Resultado? Miguel pierde y el banco también.
 
¿En qué consiste el plan del Gobierno? Si Miguel se queda en el paro y se acoge a la moratoria, su banco aceptará gustoso la carencia de la hipoteca, porque le dará igual si dentro de dos años Miguel sigue desempleado y no puede pagar. Así las cosas, le embargará la casa para cobrarse una parte de la hipoteca y el ICO le pagará la otra parte. ¿Resultado? El banco gana, y Miguel y los contribuyentes pierden.
 
Es cierto que la banca, en los próximos dos años, perderá parte de sus ingresos, ya que los parados que sigan el plan del Gobierno sólo desembolsarán la mitad de sus cuotas hipotecarias hasta 2011. Pero se trata de un punto mucho menos problemático para las entidades de crédito que el tener que embargar las viviendas. Primero porque, con o sin plan gubernamental, muchas de esas hipotecas habrían resultado igualmente impagadas, fruto del aumento del paro; y segundo, porque su gran quebradero de cabeza es verse obligados a reconocer que una parte sustancial de sus activos están impagados.
 
No olvidemos que la banca estadounidense –y parte de la europea– ha quebrado precisamente cuando ha reconocido el repunte de los impagos sobre sus activos. Y no se crea que hace falta que mucha gente deje de pagar para que los bancos entren en bancarrota: con que lo hiciera aproximadamente el 10% de los deudores sería suficiente.
 
Además, los bancos sobreviven diariamente porque son capaces de endeudarse a muy corto plazo en los mercados interbancarios. Pero esta hazaña la logran gracias a que los bancos centrales aceptan prestarles dinero contra activos de alta calidad. ¿Considera usted que un crédito impagado es un activo de alta calidad? Probablemente no, y los bancos centrales –por mucho que les pese– tampoco están autorizado sa ello. Por lo tanto, un aumento de los activos impagados a los bancos también recorta su acceso diario a la liquidez. El plan del Gobierno evita justamente estos dos problemas. Por un lado maquilla los balances de los bancos (ya que durante dos años esas hipotecas no resultarán impagadas, y a partir de 2011 el ICO respaldará parte de los impagos), y por otro les permite seguir accediendo a la liquidez del interbancario y del BCE.
 
Sin embargo, tampoco conviene creer que los problemas para los bancos se han terminado. Aun cuando sea uno comparativamente menor, la carencia va a incrementar sus necesidades de liquidez y su dependencia del mercado interbancario y del Banco Central. Lo primero tendería a elevar el Euribor, y lo segundo a depreciar el euro. En cualquier caso, malas noticias para los parados: hipotecas y tasas de inflación más altas.
 
La peor parte, con todo, se la llevarán los contribuyentes, cuando el ICO tenga que pagar las hipotecas morosas de los bancos, lo que implicará o impuestos más altos o más deuda pública (es decir, impuestos más altos en unos años). Los dos caminos para sufragar las hipotecas apuntalarán la crisis, ya que reducirán el volumen de ahorro necesario para financiar la reconversión productiva que necesita España. Pero mientras tanto los bancos y el Gobierno seguirán sobreviviendo a trancas y barrancas, vampirizando al resto de la población. Lo que se viene a llamar una plutocracia, vamos.

http://revista.libertaddigital.com/una-moratoria-para-los-bancos-1276235705.html
En línea
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #15 : Miércoles 05 de Noviembre de 2008, 14:07 »

 En línea
RosaNegra
Iniciado
***

Valoración: +30/-0
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 184



« Respuesta #16 : Jueves 06 de Noviembre de 2008, 11:56 »

6-XI-2008
La incógnita Obama 
Con la presidencia de nuevo en manos demócratas, la principal incógnita que queda por despejar es cuál de los dos caminos tomará el recién elegido Barack Obama: el de Carter o el de Clinton

Los Estados Unidos de América han demostrado a todo el mundo, una vez más, que son la mayor democracia del planeta y que pretenden seguir siéndolo. La deportividad, el juego limpio, el saber ganar y también el saber perder son algo tan natural en América, tan inherente a su propia tradición política que llama la atención en democracias menos maduras y confiadas en sí mismas como las que hay a este lado del Atlántico. En la noche del martes, Estados Unidos cerró una página de su Historia y abrió otra con total naturalidad, sin traumas, sin cainismos ni cuentas pendientes. Llevan haciéndolo más de dos siglos ante la estupefacción de un mundo que, curiosamente, no hace sino censurar el sistema político que ha obrado semejante maravilla durante tanto tiempo.

La democracia americana es el único modelo referencial que, en rigor, pueden permitirse el resto de democracias mundiales, pero carga sobre sus hombros la responsabilidad de ser la potencia hegemónica. De ahí que sea tan importante quién ocupa la Casa Blanca y qué tipo de ideas pueblan su cabeza. Los periodos en los que el presidente de los Estados Unidos ha sido derrotista, pusilánime o estatista se han correspondido con épocas aciagas para la libertad y para su inevitable corolario de prosperidad económica. Precedentes ha habido varios, aunque quizá sea el de Jimmy Carter el más incuestionable.

Durante la segunda mitad de los años 70 Estados Unidos –y el mundo– se escurrieron por la pendiente de una severa crisis económica y los enemigos de la libertad se adueñaron de Afganistán, Nicaragua e Irán ante la impotencia del inquilino de la Casa Blanca. La presidencia de Carter fue tan nefasta y tan contraria a los intereses del americano medio –y del mundo libre–, que marcó el comienzo de cinco mandatos republicanos separados por la época de Bill Clinton, presidente demócrata cuya principal ocupación de Gobierno fue distanciarse de la herencia Carter. Los años de Clinton prolongaron la hegemonía política republicana y sirvieron de antesala al doble mandato del ahora impopular George Bush.

Con la presidencia de nuevo en manos demócratas, la principal incógnita que queda por despejar es cuál de los dos caminos tomará el recién elegido Barack Obama: el de Carter o el de Clinton. Del camino que decida tomar el todavía senador por Illinois depende buena parte de la fortuna de su mandato. Escarbando en su pasado todo hace temer lo peor. Obama ha sido durante la práctica totalidad de su vida política un radical de izquierdas errado en casi todo y con una pasmosa habilidad de rodearse de amistades muy poco recomendables. Llegado el momento de la candidatura a la presidencia moderó ligeramente su discurso, hijo del cual es el programa que le ha llevado en volandas a la victoria electoral. El resto ha sido, esencialmente, una campaña de mercadotecnia magistral y planificada al milímetro, en la que ha contado más la raza del candidato o las arengas buenistas y vacías que la política en sí misma.

De la raza podría decirse que, si un negro puede llegar a la presidencia sin contratiempos tal y como ha hecho Obama, tal vez sea el momento de retirar de la circulación todas las discriminaciones positivas a favor de los negros que inundan las leyes norteamericanas. Han perdido su sentido. En cuanto al buenismo y la vacuidad, las palabras bonitas y los eslóganes no son de mucha utilidad para gobernar en ninguna nación y menos que ninguna, los Estados Unidos de América.

http://www.libertaddigital.com/opinion/editorial/la-incognita-obama-46214/
En línea
RosaNegra
Iniciado
***

Valoración: +30/-0
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 184



« Respuesta #17 : Jueves 06 de Noviembre de 2008, 11:59 »

De ganar McCain, nada tampoco habría cambiado

Lo único seguro con Obama: nada fundamental cambiará

Ni "gran día histórico", ni "decisivo cambio para Estados Unidos y el mundo", ni "los votantes abrazan el llamamiento por el cambio", como titulan todos los periódicos. Nada de ello tiene que ver con la realidad. Otra cosa es que se lo hayan hecho creer a millones de individuos —y que éstos, encantados de la vida, se lo hayan creído.   

6 de noviembre de 2008

Ni “gran día histórico”, ni “decisivo cambio para Estados Unidos y el mundo”, ni “los votantes abrazan el llamamiento por el cambio”, como titulan todos los periódicos. Nada de ello tiene que ver con la realidad. Otra cosa es que se lo hayan hecho creer a millones de individuos —y que éstos, encantados de la vida, se lo hayan creído.

Lo mismo, desde luego, habría sucedido si el candidato conservador se hubiera hecho con la victoria. Algo, sin embargo, habría cambiado quizá en este caso: a peor, como cabía temer sobre todo desde que ese personaje denominado Sarah Palin, expresión del más ñoño conservadurismo, fue nombrada candidata a la Vicepresidencia.

¿Qué es lo que podría cambiar alguien que, en su primer discurso después de la victoria, proclama… lo obvio, lo que todos sabemos: que “llega” (pónganse a temblar los globalizados pueblos del planeta) “un nuevo amanecer de liderazgo estadounidense en el mundo”? Un nuevo amanecer en el curso del cual quedará repuesto y recuperado “el sueño americano” (algunas quiebras —reconoce indirectamente— debió, pues, de sufrir…).
El sueño americano, el american dream…: esa pesadilla de un mundo sin alma y sin sentido, sometido al Mercado, dominado por el Dinero: por esa cosa —lo estamos palpando estos días— que resulta ser un puro engendro financiero, es decir…, virtual.
El sueño americano, el american dream…: esa pesadilla aborrecible, esa visión del mundo que es precisamente lo que se trata de combatir.
El sueño americano, el american way of life…: ese modo de vida, de ser y de sentir, que también Europa, ¡ay!, ha acabado haciendo suyo. A nadie sin embargo —no deja de ser un pequeño, aunque fútil consuelo— se le ocurriría llamar a tal cosa el european way of life

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=2832
En línea
RosaNegra
Iniciado
***

Valoración: +30/-0
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 184



« Respuesta #18 : Jueves 06 de Noviembre de 2008, 12:11 »

jueves 6 de noviembre de 2008
El negro es el color de la esperanza

Félix Arbolí

S E equivocó nuestro Calderón de la Barca y acertó en su premonición onírica el inolvidable Martin Luther King. A veces los sueños dejan de ser sueños y se convierten en sorprendente y maravillosa realidad. ¿Qué hubiera dicho el visionario pastor si hubiera podido vivir este momento mágico e impensable de ver a una persona de su entonces denostado color instalado en la Casa Blanca y liderando al mundo?. Nadie hubiera pensado en su sano juicio, viendo al mundo como está y la lacra que supone el color de la piel en muchos países, USA incluido, que un negro se iba a convertir en la persona con más poder e influencia en la escena mundial .

Hasta esta misma mañana este color significaba malos augurios y discriminación. No es una simple apreciación por mi parte, ya que podría relacionar cientos de ejemplos que avalarían mi teoría. La raza blanca, durante muchos siglos, ha hecho del negro el color de la esclavitud, la falta de inteligencia y la ausencia de la belleza. El modelo que refleja el infortunio y la adversidad. Hasta en la simple calificación de unos exámenes para concursar u opositar se utilizan bolas de este color para demostrar la negativa al candidato y en algunos juicios y sentencias el destino del infortunado depende de que no aparezca entre los que deben decidir la bola “abetunada”.

Cuando alguien dice veo el horizonte muy negro, está dando a entender que apenas quedan esperanzas de recuperación y que más vale que se vaya uno preparando para lo peor. También cuando vemos el cielo cargado de atezados nubarrones, nos echamos a temblar y nos recogemos con recelo para evitar que la tormenta, el tornado o el diluvio no nos coja desprevenidos. Asimismo, cuando se muere un familiar muy allegado, expresamos nuestra amargura y dolor cubriéndonos de negro, aunque los nuevos tiempos han ido haciendo desaparecer estos lutos externos, a excepción de las familias gitanas que lo llevan hasta en su ropa interior.

Nadie podrá negarme que la imagen más realista y patética del sufrimiento y la hombruna suele tener como protagonista a una persona en la que solo se distingue la blancura de sus llorosos y desesperados ojos, en la negritud de su famélico cuerpo de hambres acumuladas.

Pero eso y a partir de este cuatro de noviembre ha cambiado por completo. Por obra y gracia de un pueblo harto de guerras, cansados de promesas engañosas y aburrido de la debacle a la que le ha sometido sus nefastos gobernantes, el negro ha llegado al poder y se ha convertido en el color de la esperanza. Una esperanza que trasciende más allá de los límites de la nación norteamericana, porque sus promesas de honestidad y justicia, su manera de gobernar, influirán decisivamente en el resto de los países. Peor que el finiquitado Bush cualquiera hubiera sido bueno, pero éste, al parecer, mucho mejor. .

El negro es hoy el color de moda, el símbolo del poder, la supremacía de una pigmentación antes tan denostada. Todo gracias a ese desconocido y pequeño Obama, que como el bíblico David, usando como honda la sinceridad y la nobleza, devolvió la fe a un pueblo desmoralizado y venció en democrática lid al oligárquico, belicoso y cínico Goliat que lo estaba llevando a la ruina moral, económica y social. Y en esta batalla hemos ganado todos porque si cumple sus promesas y es fiel a sus principios, devolverá al mundo la paz y lo liberará de seguir desempeñando el papel de cobaya donde probar el poder destructivo y mortal de sus costosos y sofisticados armamentos. Creo que llegaremos a ver la maravillosa y casi desconocida sonrisa de esos niñitos negros de ojos aterrados y vientres hinchados a base de ayunos y abstinencias interminables.

Por lo que respecta a España, hay una especie de alegría generalizada con este triunfo demócrata. Nuestros políticos y comentaristas esperan más ilusos que confiados que el boicot USA desaparezca y nuestras mutuas relaciones alcancen de nuevo su nivel de amigo y aliado como en épocas pasadas. Espero y deseo que así sea, pero me da la impresión que no es asunto de demócratas o republicanos los recelos e indiferencias hacia España, sino de que ningún norteamericano, sea cual sea su origen e ideología, consiente y tolera que se menosprecie públicamente a su bandera y se hable de ellos como el origen de todos los males que padecemos. Y esto, señor Zapatero, me figuro que tendrá que seguir asumiéndolo sea quien sea el inquilino de la Casa Blanca. Dios quiera que me equivoque por el bien de todos.
 
 
http://www.vistazoalaprensa.com/contraportada.asp
En línea
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #18 : Jueves 06 de Noviembre de 2008, 12:11 »

 En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #19 : Viernes 07 de Noviembre de 2008, 00:09 »

bueno, sobre el asunto obama...hay que entender el orgullo para la raza negra, y es normal. ahora bien, tb no hay que olvidarse que de negro tiene lo mismo que de blanco. no es kuntakinte el que está de presi de EEUU.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
   

 En línea
Páginas: 1 [2]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!