Debatimos.com: Opina sin límite
Lunes 13 de Julio de 2020, 17:01 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Por qu√© se hunde Europa  (Leído 1204 veces)
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« : Jueves 28 de Junio de 2012, 08:53 »

A UE NO PUEDE SER EEUU
Por qué se hunde Europa


LD
Por Carlos Alberto Montaner



   
La Uni√≥n Europea mira con envidia a Estados Unidos. Washington tiene un d√≥lar fuerte (comparado con el euro), no afronta tentaciones separatistas y el Gobierno federal mantiene su autoridad en los cincuenta estados de la Uni√≥n. Hay crisis en Estados Unidos, pero menor: el desempleo est√° por debajo del nueve por ciento y, aunque d√©bilmente, la econom√≠a crece. 
El objetivo subyacente en la Unión Europea, aun cuando no se decía a las claras, era crear un gran Estado federal compuesto por la treintena de países del Viejo Continente.

¬ŅQu√© es Europa? La pregunta se la hicieron cuando se discut√≠a la absorci√≥n de los pa√≠ses provenientes del desaparecido mundillo comunista. Para responderla, en 1993 se establecieron los Criterios de Copenhague: pod√≠an formar parte de la Uni√≥n Europea las sociedades que creyeran en las libertades democr√°ticas y en el respeto por los Derechos Humanos, en el mercado y la propiedad privada para organizar la econom√≠a, y que estuvieran dispuestas a cumplir sus obligaciones con la instituci√≥n.

La Unión Europea no era una cuestión religiosa ni cultural. Se trataba de una organización supranacional fundada en creencias jurídicas, a la que se podía concurrir vestido de cualquier manera, con cualquier color de piel, hablando cualquier lengua y rezando o no rezando a cualquier dios.

En principio, parecía un hermoso proyecto que ponía fin a los fanatismos y sectarismos que durante milenios ensangrentaron el Viejo Mundo. Pero se cometió un error: los padres de la gran patria trataron de unificar y homogeneizar todos los retazos del gran rompecabezas. Como el modelo ideal era Estados Unidos, la nación más exitosa de la historia contemporánea, y ésta era bastante uniforme, prevaleció la ingenua tendencia de tratar de imitarla.

As√≠ surgieron los fondos de cohesi√≥n. ¬ŅQu√© era eso? Eran transferencias sustanciales de los pa√≠ses m√°s ricos de la Uni√≥n Europea hacia los m√°s pobres. No se discut√≠a por qu√©, en general, el norte de Europa, con Alemania, Holanda y los pa√≠ses escandinavos, era m√°s productivo que el sur ‚Äďfundamentalmente Portugal, Espa√Īa y Grecia‚Äď, sino la evidente diferencia de renta per c√°pita entre los ciudadanos de ambas regiones.



Prevalec√≠a, pues, un esp√≠ritu redistributivo e igualitarista. Esa parec√≠a ser la actitud justa. Aunque las sociedades no trabajaran del mismo modo y tuvieran, por lo tanto, tejidos empresariales diferentes; aunque no condujeran los asuntos p√ļblicos con el mismo grado de honradez y eficiencia, se supon√≠a que la responsabilidad de los m√°s poderosos era conseguir que la calidad de vida en todo el espacio europeo tuviera un perfil uniforme.

De alguna manera, esa demanda es lo que hoy est√° destruyendo Europa. ¬ŅPor qu√©? Porque los ciudadanos de los pa√≠ses m√°s ricos est√°n dispuestos a castigar en las urnas a los pol√≠ticos que contin√ļen transfiriendo recursos a las naciones que hoy est√°n en crisis. Se sienten enga√Īados y estafados.

La se√Īora Merkel no es una despiadada gobernante alemana que se niega a echar una mano a los griegos o a los espa√Īoles. Es un funcionario electo que tiene que tener en cuenta la opini√≥n mayoritaria de sus conciudadanos, y estos est√°n hartos de los comportamientos irresponsables de unos Gobiernos que gastan mucho m√°s de lo que recaudan, y de unos sistemas financieros privados que, en defensa de sus propios intereses, tomaron decisiones equivocadas que los han llevado a la ruina.

El error no ha estado en albergar en la Uni√≥n Europea pa√≠ses muy distintos, sino en intentar igualar los resultados. El error ha estado en tratar de dotar de una moneda com√ļn a sociedades que producen, consumen y administran de formas diferentes.

Estados Unidos es una entidad muy distinta a la Uni√≥n Europea, y era una ingenuidad tratar de copiar ese modelo. Aquellas trece colonias originales desovadas por Inglaterra al otro lado del Atl√°ntico, pese a sus diferencias, compart√≠an el ADN esencial brit√°nico y hab√≠an hecho causa com√ļn con Londres hasta poco antes de la Guerra de Independencia (1776). Esa experiencia no era transferible a Europa.

Para salvar el proyecto de la Uni√≥n Europea, enormemente valioso en mil aspectos, hay que olvidarse de las fantas√≠as federales unitarias. El √ļnico destino posible es el de una confederaci√≥n muy laxa de Estados desiguales en la que convivan sociedades distintas (y que por tanto obtendr√°n resultados diferentes). Cada transferencia que se hace desde la Europa pr√≥spera a la Europa en crisis no contribuye a salvar el proyecto com√ļn, sino a hundirlo. Esa es la paradoja.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« : Jueves 28 de Junio de 2012, 08:53 »

 En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!