Debatimos.com: Opina sin límite
Martes 19 de Noviembre de 2019, 12:38 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: 1 ... 20 21 [22]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: La política Económica de ZP:preparen sus bolsillos  (Leído 43340 veces)
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #315 : Miércoles 19 de Enero de 2011, 05:57 »

Del 20% de paro en España al pleno empleo de Tailanda: la tabla de las vergüenzas 




 
@M.I. - 18/01/2011 06:00h-elConfidencial.com





Con una tasa de desempleo del 20,6%, España se sitúa a la cabeza de los países con mayor número de parados en un ranking de 36 entre los que se encuentran también Lituania, Hungría, México o Pakistán, entre otros, y mucho mejor situados.

Haciendo examen de conciencia sobre la situación del mercado laboral de Estados Unidos, Seeking Alpha se basa en un gráfico sobre ratios de desempleo para asegurar que "muchos pensarán que numerosos países en todo el mundo tienen tasas de desempleo tan elevadas como las de EEUU, en el 9,4%". Sin embargo "cuando la mayoría de esos países son conocidos en su conjunto como PIGS (cerdos en inglés), la situación no es muy alentadora.

Y por supuesto España no sólo está incluida en el saco de los PIGS -conforma la S-, sino que encima los lidera. A esto hay que sumar que resulta todavía más sangrante hacer un repaso a la situación de los países que componen en ranking.

En el lado opuesto de la tabla se encuentra un país que está lejos de ser considerado de los llamados desarrollados y, aún así, puede presumir de haber logrado el pleno empleo. Tailandia registra una tasa de paro del 0,9%, seguido de Singapur con el 2,1%, Malasia con el 3,2% y Corea del Sur con el 3,6%.

No obstante, se echan de menos las referencias de Rusia o China, aunque lo cierto es que también hubieran salido mejor paradas que España con sendas tasas de paro del 6,7% y del 4,6% respectivamente.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #315 : Miércoles 19 de Enero de 2011, 05:57 »

 En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #316 : Jueves 20 de Enero de 2011, 01:33 »

EN TOTAL, OBTUVO 2.382 MILLONES



El superávit de la Seguridad Social se redujo un 72% en 2010 por mayores gastos en plena crisis



La mayor partida de gastos fue a parar a las pensiones contributivas



Los ingresos por cotizaciones descienden un 0,82% interanual
La Seguridad Social ha aplazado pagos a empresas por 8.000 millones



Actualizado miércoles 19/01/2011 10:17


Francisco Núñez / Efe


Madrid.- La Seguridad Social obtuvo un superávit de 2.382 millones de euros al cierre provisional de 2010, lo que supone un 71,9% menos que en 2009, según datos del Ministerio de Trabajo. En términos de PIB, la cifra supone un 0,22%.

El saldo de 2.382 millones es consecuencia de unos derechos reconocidos (ingresos en términos de contabilidad nacional) de 122.484 millones -una disminución del 0,97% respecto a 2009-.

Las obligaciones reconocidas (gastos) ascendieron a 120.101 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 4,55%.

Mayor gasto en pensiones
La mayor partida de gastos fue la correspondiente a las pensiones contributivas: 95.714 millones de euros (+6,38%).

El secretario de Estado de la Seguridad Social resaltó que la desviación del IPC el año pasado ha descompensado el cierre de 2010.

Según detalló, se había calculado que la desviación del IPC fuera del 0,8%, pero al final se fue al 1,3%, lo que ha supuesto un mayor gasto en pensiones de 400 millones de euros.

Este desarrollo "peor de lo previsto" se ha debido al crecimiento "brusco" del precio de la energía y el petróleo, precisó Octavio Granado.

Menores ingresos por cotizaciones
En cuanto a los ingresos, Granado destacó que las cotizaciones sociales ascendieron en 2010 a 105.682,72 millones, lo que supone una disminución interanual de 0,82 puntos porcentuales respecto al año anterior, cuando en enero el descenso era del 3%.

Además, los ingresos patrimoniales ascendieron a 2.792,42 millones de euros, que en su mayoría procedieron del Fondo de Reserva de la Seguridad Social (que alcanza los 64.335 millones de euros), la conocida como hucha de las pensiones.

Por tasas y otros ingresos se obtuvieron 1.275,51 millones de euros, un 3,26% más que en 2009 por el crecimiento de los recargos de apremio e intereses de demora en la recaudación de cuotas.

Fondo de Reserva
Otro de los datos que, en positivo, destacó Octavio Granado es que las dos principales reservas de la Seguridad Social crecieron en 2010 en 5.000 millones: en unos 4.350 millones el Fondo de Reserva (fruto de los intereses que rindió y de una aportación del Gobierno de 1.750 millones en febrero) y en unos 580 millones el de Prevención de las Mutuas de Accidentes y Trabajo.

Preguntado si estos excedentes irán al Fondo de Reserva, recordó que, debido a la crisis, en los dos últimos ejercicios se han retrasado para permitir a las empresas que aplacen sus pagos a la Seguridad Social y evitar así su cierre.

Sobre este punto informó de que, en la actualidad, la Seguridad Social ha aplazado pagos a empresas por un importe de 8.000 millones, cantidad que ha llegado a situarse en 9.500 millones.

Como balance, Granado parafraseó a San Agustín, al decir que, aunque el año 2010 fue malo, si el sistema español se compara con los de sus socios europeos es mejor

En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #317 : Miércoles 02 de Marzo de 2011, 04:53 »

EL GOBIERNO no se aclara


El número dos de Salgado cree que las familias españolas son "ricas" Confundido Confundido Confundido Martillazos Martillazos Martillazos


Pese a la subida de las hipotecas, el paro y la creciente inflación, Campa anima a los españoles a consumir más y ahorrar menos
 

2011-03-01

 libertad digital


El Gobierno no termina de aclararse. Desde el viernes, el Ejecutivo ha defendido varias pintorescas medidas de ahorro como el mejor medio para salir de la crisis. Ahora, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, pide más consumo para relanzar el PIB. Entre medias, los españoles asisten atónitos al espectáculo.

El número dos de Elena Salgado se mostraba este martes entusiasmado con el nivel de riqueza que, a su juicio, tienen las familias españolas. A pesar de la gravísima crisis por la que atraviesa el país, que ha situado los niveles de paro en el 20% de la población activa, para Campa las familias son "ricas" por su abultado patrimonio. "Tienen deuda, pero en términos de riqueza neta tienen mucho patrimonio", insistió en la clausura de la presentación de un estudio sobre el ahorro en España, presentado por la Fundación de Estudios Financieros, informa Efe.

Además, el secretario de Estado sorprendió con un relato diferente al que en los últimos días han ofrecido sus compañeros de gabinete. Así, Campa hizo suya la teoría keynesiana más pura para defender que la tasa de ahorro de las familias es demasiado alta ("espectacular", la calificó). En estos momentos, esta ratio está próxima al 18% de la renta disponible.

En opinión de Campa, los españoles han ahorrado "muchísimo, muchísimo", lo que habría provocado un descenso del PIB. Para remediarlo, Campa defendió que un descenso en el ahorro de un par de puntos porcentuales haría que la economía española avanzara uno. Sin embargo, este mensaje parece entrar en colisión con las propuestas improvisadas por Rubalcaba para reducir el consumo de carburante.

Pide más consumo y menos ahorro

Para el secretario de Estado de Economía, ahorrar en estos tiempos de crisis es "un arma de doble filo" porque implica recortar una parte de lo que se destina a consumo. Según dijo, si se tiene en cuenta que en nuestro país el consumo de las familias aporta la mitad del PIB, reducir el ahorro en dos puntos –como en Alemania, dijo-, contribuiría directamente al avance económico.

Sin embargo, Campa se olvida de que para que una economía crezca de forma sólida es necesaria una acumulación de capital que permita invertir en mejorar la eficiencia de las empresas ya existentes o en crear nuevas empresas. Como explica Juan Ramón Rallo en la columna asociada a esta noticia, la mejor manera de salir de la crisis de forma consistente está precisamente en ahorrar (y no reduciendo la velocidad o apagando las luces) que es la otra cara de la moneda de la inversión.

De hecho, desde que comenzó la recesión, gobiernos como el español o el norteamericano han dilapidado ingentes cantidades de recursos, en un intento baldío por estimular el consumo. Quizás han conseguido moderar algo el desplome del PIB, a costa de hacer más difícil la recuperación y llevar al límite a las cuentas públicas. Mientras, sus ciudadanos, que también se endeudaron mucho durante la etapa de expansión, vieron claro que era necesario comenzar a ahorrar, como paso previo para consolidar las cuentas de los agentes económicos (familia, empresas,...). Un mayor ahorro permitiría también cambiar ese modelo productivo del que tanto habla el Gobierno, pasando de los sectores artificialmente sostenidos (como la construcción) a los nuevos (aquellos en los que los empresarios españoles vean una alternativa de negocio rentable).

En Alemania, el Gobierno de Angela Merkel optó por una política de contención del gasto que ha conseguido contener el desplome de la economía hasta el punto de haberse convertido en la primera, entre las grandes potencias mundiales, en crecer tras la recesión.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #318 : Sábado 05 de Marzo de 2011, 01:05 »

Semana negra para los bolsillos de los españoles


Se disparan la inflación, la gasolina, el paro y las hipotecas



GRACIAS ZAPATERO
 Martillazos Martillazos Martillazos Martillazos Martillazos Martillazos Martillazos Martillazos Martillazos Martillazos Martillazos

ELMUNDO.es | Madrid
Actualizado viernes 04/03/2011 16:16


 Paro, subida de precios y de la gasolina, encarecimiento de las hipotecas y un más que posible aumento de los tipos de interés a la vista.

Ése ha sido el cóctel al que se han tenido que enfrentar esta semana los bolsillos de los españoles, que llevan ya varios años soportando la crisis económica.

Hasta ahora, al menos, el consuelo residía en que el retroceso de la economía y la subida del desempleo venía acompañado de una bajada de los precios y de las hipotecas pero la tendencia se ha roto.

El lunes, se conoció que la inflación alcanzó el 3,6%, su valor más alto desde 2008, debido al repunte del precio de los carburantes, que ha alcanzado máximos históricos, y de los alimentos.

Ambos elementos están relacionados con el vertiginoso encarecimiento del petróleo -en el caso de los alimentos afecta a su transporte- por las tensiones en el mundo árabe y la recuperación de los países emergentes.

Hace tan sólo nueve meses todavía se hablaba de los riesgos de deflación -caída de precios-.

Paralelamente a la subida de precios y muy ligada a ésta, se encuentra el más que probable aumento de los tipos de interés que el Banco Central Europeo realizará el próximo mes. El organismo ha mantenido el precio del dinero en el 1% desde mayo de 2009 para impulsar la economía pero parece que ese mínimo histórico está a punto de finalizar.

Precisamente, la subida de la inflación en la Unión Europea es el motivo que ha llevado a Jean Claude Trichet a afirmar que los tipos podrán subir en abril. El anuncio provocó que este viernes el Euribor se haya disparado0 casi hasta el 2%, casi dos décimas por encima de su cotización del jueves.

De este modo, el indicador hipotecario alcanza el nivel que los analistas esperaban para finales de año y amenaza con encarecer los préstamos de vivienda de los españoles, un nuevo frente a añadir en la dura crisis económica.

Asimismo, provocarán una disminución de la renta de las familias, lo que a su vez podrá generar un menor consumo y éste dificultar aun más la recuperación económica y del desempleo.

Estas subidas de precios y de las hipotecas llegan cuando aún no ha tocado techo el paro. Esta semana se publicaron los datos de febrero del desempleo registrado en las oficinas del Inem que arrojaron un nuevo récord negativo.

El paro subió el pasado mes en 68.000 personas, lo que deja el número total de personas sin trabajo en casi 4,3 millones.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #318 : Sábado 05 de Marzo de 2011, 01:05 »

 En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #319 : Jueves 10 de Marzo de 2011, 22:28 »

La "política social" de Zapatero duplica el índice de miseria en España

El Gobierno reivindicó una salida "social" de la crisis. El resultado salta a la vista: el nivel de miseria se ha duplicado desde 2007.


2011-03-10

 M. Llamas-LD


"La salida de la crisis será social o no será", José Luis Rodríguez Zapatero, abril de 2009. Con esta frase, el presidente del Gobierno resumía su visión acerca de cómo afrontar la crisis financiera y la recesión en España.

Desde entonces, la reivindicación de las "políticas sociales", la "solidaridad" y, en general, el "progresismo" de tinte keynesiano han impregnado con intensidad inusitada la política económica puesta en marcha por el Ejecutivo socialista, en contraposición a las medidas liberales de austeridad, reformas estructurales y total liberalización y flexibilidad de sectores productivos y ámbitos clave, tales como el laboral.

Tras más de tres años de crisis a nivel internacional y, especialmente, nacional, los resultados de esta particular estrategia pueden comprobarse ya mediante datos específicos: el índice de miseria se ha duplicado en España desde 2007; en la actualidad, España lidera este indicador de pobreza a nivel de la UE-27; y las previsiones de paro e inflación apuntan a un futuro deterioro en este ámbito.

Éstas son las principales conclusiones del último Avance del Mercado Laboral Afi-Agett, elaborado por Analistas Financieros Internacionales (Afi) y la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett). En concreto, España sitúa en diciembre de 2010 su Índice de Miseria en el 22,9%, mientras que en el mismo periodo de 2007, éste era del 12,36%, lo cual supone un aumento de más de 10 puntos porcentuales (casi el doble que hace tres años).

El Índice de Miseria es la suma de las tasas de paro e inflación. "Con ello se puede conocer el alcance de la crisis, en función del deterioro de los niveles de vida de los ciudadanos", señala el informe. "Tanto el crecimiento del desempleo como el de los precios provocan una caída de la renta disponible, por lo que la suma de ambos factores provoca un efecto pobreza que deprime el consumo y frena asimismo la actividad económica", advierte.

Comparación regional

A nivel regional, el feudo socialista de Andalucía presenta, junto a Canarias, los mayores Índices de Miseria a nivel nacional, mientras que País Vasco y Navarra son las mejor posicionadas.



"La diferencia entre los Índices de Miseria de unas regiones y otras es abrumadora". Así, Andalucía es la región española con un mayor Índice de Miseria (31,08%). Le sigue Canarias con un Índice de Miseria del 30,61% y, además, es la región que más ha aumentado este indicador (15,7 puntos porcentuales); A continuación, se sitúan Murcia (27,52%), Extremadura (26,38%) y C. Valenciana (25,32%).

En el lado opuesto se encuentra País Vasco con una tasa del 13,33%, casi 10 puntos porcentuales por debajo de la media nacional (22,9%); seguida de Navarra (13,95%); Cantabria (17,6%) y La Rioja (18,26%).

"Evidentemente, las enormes diferencias que existen entre los Índices de Miseria entre unas CCAA y otras radica esencialmente en el deterioro del mercado de trabajo que padecen las comunidades con un mayor Índice de Miseria, ya que la inflación se mantiene más o menos estable en todas las regiones de nuestro país", aclara el informe.

El mayor índice de miseria de la UE

Mientras, a nivel internacional, las diferencias son, si cabe, mucho más relevantes. Y es que, España presenta el mayor Índice de Misera de toda la UE-27 con más de 11,1 puntos porcentuales respecto a la media comunitaria.



Según los últimos datos de Eurostat armonizados para el conjunto de los 27 países de la UE, España es, en enero de 2011, el país con un mayor Índice de Miseria con el 23,9%, tasa muy superior a la media comunitaria (12,8%). Esta diferencia es aún mayor si se compara con países como Holanda y Austria, ambas con un 6,6%, Luxemburgo (8,4%) o Alemania (8,7%). Además, España también es el país de la UE-27 que más ha visto crecer este índice (+13 puntos porcentuales), por delante de Lituania, que lo incrementa en 12 puntos.

"El Índice de Miseria español es superior incluso al de aquellos países que están sufriendo con especial crudeza los efectos de la crisis o que tienen una renta per cápita muy inferior a la media comunitaria", indica el informe. Es el caso de Lituania (22,9%), Eslovaquia (18,3%), Letonia y Grecia (18,1%).



Pinchar en la imagen para ampliar

"Estas diferencias son debidas, fundamentalmente a las deficiencias que presenta el mercado laboral español, ya que el incremento del IPC en nuestro país (3%), se sitúa cercano al que muestra la media comunitaria", aclara el documento.

Por último, "las previsiones de paro e inflación, apuntan a nuevos aumentos en el Índice de Miseria español". Pese a que el desfavorable comportamiento del mercado de trabajo ha sido el "causante principal del aumento en el Índice de Miseria y, por tanto, el culpable de la pérdida del poder adquisitivo de los ciudadanos, a partir de ahora, la inflación será clave en el inevitable aumento de este indicador", alertan estos expertos.

Así, las previsiones apuntan a que la tasa de paro media para el año 2011 se mantendrá algo por encima del 20%. "La débil recuperación económica en España no permitirá finalizar este año con una creación de empleo suficiente como para reducir la tasa de paro, mientras que la mayoría de países de nuestro entorno ya están inmersos en la senda de consolidar su recuperación".

Riesgo de "estanflación"

Además, según el estudio, la inestabilidad por la que atraviesan los principales países productores de petróleo y la amenaza del aumento en los precios de la energía, debido a la gran dependencia energética española, junto con el aumento del 3,6% del IPC en febrero, pueden "sumir a la economía española en un periodo de estanflación, caracterizado por el estancamiento económico y la subida de precios".

Este aumento de los precios de la energía, puede acarrear la subida de los tipos de intervención del BCE para tratar de contener la inflación en la Eurozona, algo que, según estos analistas, "podría terminar por arruinar la leve recuperación económica de nuestro país y agravar el problema del desempleo", concluye.

Mayor flexibilidad

¿Solución? Según Agett, "es necesario continuar con la apuesta decidida de reformar, de manera eficaz, nuestro mercado de trabajo. La rigidez a la que está sometido el mercado laboral español, frente a los principales países desarrollados de nuestro entorno es manifiesta [...] Gobierno y agentes sociales deben flexibilizar el mercado laboral, fomentar el contrato a tiempo parcial, las reducciones de jornada como alternativa al despido, flexibilizar la negociación colectiva, facilitar la inserción en el empleo y, en definitiva, agilizar nuestras estructuras laborales con el fin de facilitar la salida de esta terrible crisis laboral que afecta, cada día más, a millones de ciudadanos".
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #320 : Miércoles 06 de Abril de 2011, 06:35 »

EL MAYOR DETERIORO FISCAL DE LA OCDE

Zapatero deja en herencia una deuda de 24.000 euros a cada contribuyente

Cuando el presidente deje su cargo, los contribuyentes tendrán que pagar una deuda extra de 341.000 millones de euros.



2011-04-0 M. Llamas-LD

Después de que Zapatero anunciara el pasado fin de semana su renuncia a la reelección como candidato del PSOE a las elecciones generales de 2012 muchos han sido los análisis acerca de la gestión económica del presidente. Los casi 5 millones de parados que registra en la actualidad España así como las reformas emprendidas y las que aún quedan por hacer han centrado la atención de este tipo de análisis en los últimos días. Sin embargo, ha pasado desapercibido un punto clave: el manejo de las cuentas públicas.

El presidente del Gobierno es el principal responsable de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), la ley más importante de cada ejercicio. La cuestión es que si el consejero delegado de cualquier gran empresa es valorado en función de los resultados que presenta su sociedad (balance de pérdidas y ganancias) y, por consiguiente, el reparto de ganancias (dividendos) entre sus accionistas, la gestión del presidente bien se podría considerar en base a la evolución presupuestaria (ingresos/gastos) del sector público y sus efectos directos sobre el contribuyente (accionistas forzosos).

Así, desde este particular enfoque, Zapatero habría sido sustituido hace tiempo por sus accionistas en caso de presidir cualquier cotizada, a la vista de los resultados que arroja su gestión presupuestaria durante la crisis. Los últimos datos oficiales indican que el conjunto del sector público -Zapatero también es responsable, aunque indirecto, del gasto de CCAA y ayuntamientos a través de la financiación interregional- ha endeudado a los españoles en 258.106 millones de euros desde 2007.

Sin embargo, dicha cifra tan sólo muestra parte del cuadro. Las cuentas públicas españolas acaban de cerrar su tercer año consecutivo en números rojos, y el Gobierno confía en reducir el déficit fiscal hasta el 6% del PIB en 2011 (algo más de 60.000 millones de euros), tal y como se ha comprometido con Bruselas. En caso de que cumpla su objetivo, Zapatero habrá cargado sobre los contribuyentes una losa total de 340.788 millones de euros entre 2007 (inicio real de la crisis) y 2011.

Y es que, con la excusa de combatir la crisis a base de "planes de estímulo", el Gobierno decidió echar mano a los 20.066 millones de euros de superávit registrados en 2007 para, posteriormente, incurrir en un déficit estructural de 45.189 millones en 2008, 117.306 millones en 2009, 98.227 millones en 2010 y algo más de 60.000 millones en 2011 (si cumple sus previsiones).



En total, un deterioro presupuestario de casi 341.000 millones de euros, lo cual equivale a una media de 19.600 euros por trabajador, según los últimos datos de cotizantes de la Seguridad Social (casi 17,4 millones en marzo), y algo más de 24.000 euros si tan sólo se toman como referencia los empleados del sector privado (unos 14,2 millones), excluyendo pues a los funcionarios (receptores netos de rentas públicas).

Es decir, el contribuyente neto ha perdido una media de 24.000 euros de forma directa desde 2007 gracias a la gestión presupuestaria de Zapatero. Y ello, sin tener en cuenta los efectos indirectos de no haber admitido la crisis a tiempo o haber emprendido las numerosas reformas que precisa España para posibilitar la recuperación.

Evolución de las cuentas públicas

Y es que, España ha sufrido el mayor deterioro fiscal de los países desarrollados (OCDE) durante este período. Tras el estallido de la crisis financiera internacional a mediados de 2007 y su posterior materialización en lo que se ha venido a denominar la Gran Recesión, los países más desarrollados del planeta, agrupados en torno al G-20, pusieron en marcha amplios y extensos planes de estímulo fiscal con el ilusorio fin de impulsar la ansiada recuperación.

Su aplicación se concentró fundamentalmente en 2008 y 2009, al menos en lo que se refiere a la zona euro, ya que el estallido de la crisis de deuda soberana en 2010 hizo que los gobiernos se vieran forzados a frenar en gran medida la extensión de tales estímulos ante el riesgo inminente de quiebra por parte de algunos países. Este cambio de rumbo se observa perfectamente en las cuentas españolas:



Gastos (interanual): aumento del 8,8% en 2008; 7,4% en 2009; y caída del 1% interanual en 2010.

Ingresos (interanual): -6,6% en 2008; -9,6% en 2009; 3,8% en 2010.

De este modo, el gasto público aumentó un 15,7% si compramos los PGE de 2007 y 2010, mientras que los ingresos cayeron un -12,3%. La evolución de estos saldos se observa a la perfección en los siguientes gráficos, que reflejan el deterioro de las cuentas del Estado (sin incluir CCA y Ayuntamientos):



Pinchar en la imagen para ampliar

Sin embargo, medir el déficit público en términos de PIB maquilla, en gran medida, el despilfarro presupuestario del Gobierno. En este sentido, si las cuentas públicas se analizaran empleando términos contables similares a los aplicados en las empresas observamos las siguientes cifras: el conjunto de las Administraciones Públicas gastó en 2007 un 4,6% menos de lo que ingresó por vía fiscal; pero en 2008 gastó un 11,2% más de los que ingresó; un 32% más en 2009; y hasta un 25% más en 2010.

Así pues, el caso más paradigmático en este campo se produjo en 2009, año culmen de los planes de estímulo a nivel internacional y, sobre todo, nacional. Durante ese ejercicio el déficit del Estado (excluyendo CCAA y Ayuntamientos) alcanzó la cifra récord de 99.258 millones de euros. En concreto, sólo el Estado -Gobierno central- gastó 205.000 millones de euros frente a unos ingresos no financieros de 105.000 millones. Es decir, gastó un 93,8% más de lo que ingresó, casi el doble.

Pero tras el plan de austeridad impuesto en 2010 por las autoridades comunitarias, este descuadre se redujo de forma sustancial: el Estado tan sólo gastó un 35,1% más de lo que ingresó. Aún así, a día de hoy seguiría constituyendo un desequilibrio presupuestario prácticamente inasumible para cualquier empresa privada.

El mayor deterioro internacional

Ahora bien, si estas cifras se comparan con la evolución del resto de países desarrollados, la gestión de Zapatero queda perfectamente reflejada. Entre 2007 y 2009, Irlanda, Grecia, España y Portugal registraron los déficits públicos más elevados de la zona euro, e incluso de toda Europa si se excluye a Reino Unido y a la ya quebrada Islandia.



En concreto, España ha acumulado durante la crisis un déficit público total de 260.000 millones de euros, equivalente al 25% de la riqueza que produce todo el país en un año. El Gobierno se ha gasto un 22,6% más de lo que ha ingresado por vía fiscal entre 2008 y 2010. ¿Resultado? El Ejecutivo socialista ha incurrido en uno de los mayores deterioros presupuestarios del mundo desarrollado, tan sólo superado por Islandia e Irlanda, tal y como muestra el siguiente gráfico:



En concreto, Zapatero ha impulsado un desequilibrio fiscal neto superior al 13% del PIB entre 2006 y 2009 (últimos datos disponibles a nivel internacional). Todo este descuadre, como es lógico, se ha materializado en un espectacular aumento de la deuda pública, que ha crecido desde el 36% del PIB en 2007 hasta el 60% en 2010. Es decir, 24 puntos porcentuales del PIB, equivalentes a esos 260.000 millones de déficit acumulado hasta la fecha.

La losa de la deuda pública

Una cantidad que, sumada a las previsiones de deuda pública que maneja el propio Gobierno, alcanzará el 70% del PIB en 2011. Es decir, cuando Zapatero abandone el poder habrá duplicando la deuda pública existente, hasta el punto de alcanzar el endeudamiento público de Alemania: del 36% del PIB en 2007 al 70% en 2011.



Es decir, los contribuyentes tendrán que pagar una deuda extra de 34 puntos porcentuales del PIB, unos 340.000 millones de euros, 19.600 euros por trabajador, algo más de 24.000 por empleado del sector privado. Ésa es la herencia directa que habrá dejado Zapatero a los españoles.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #321 : Martes 12 de Abril de 2011, 06:31 »

España no ha hecho las reformas

Alberto Recarte.LD



Si no crecemos seremos incapaces de cumplir con los objetivos de déficit público. El rescate sería inevitable y la crisis que se produciría afectaría no sólo al euro sino a la estructura política y económica de la propia Unión Europea.



La tienda de LD2011-04-11


 La pasada semana Portugal solicitó formalmente el rescate a la Unión Europea. Nuestro vecino va a necesitar alrededor de 80.000 millones de euros para hacer frente a las necesidades de refinanciación y cobertura de los déficits públicos programados hasta 2013.

La noticia fue recogida por las bolsas europeas –la española, en particular– con subidas. Por una parte, ya se había descontado –es decir, ya se había tenido en cuenta que Portugal no resistiría– y, por otra, desaparecía un factor que creaba incertidumbre en la zona euro. En consecuencia, la cotización del euro, ayudada también por la subida de 0,25% en los tipos de interés del Banco Central Europeo, alcanzó los 1,44 dólares por euro.

Los mercados financieros, es decir, los inversores de todo el mundo, reaccionaron también a otra noticia: la economía española estaba absolutamente, irrevocablemente, permanentemente, fuera de peligro. Porque España había hecho todas las reformas necesarias. De ahí los elogios a Rodríguez Zapatero en el Financial Times y en el resto de la prensa especializada. A los elogios se sumó el consejero de Economía de la Unión Europea, y Strauss Khan, gerente del Fondo Monetario Internacional. Y, lo más preocupante, el propio vicepresidente Rubalcaba declaró el pasado viernes día 7 de abril que"España ha hecho todas las reformas".

Lo cual es falso. Las reformas sólo han comenzado. Faltan tres: una de ellas, la de nuestro sistema financiero, es compleja pero posible; otra, la del control del déficit del sector público, es decir, de las tres administraciones, es complicadísima, política y económicamente; la tercera, la reforma de la negociación colectiva, que no deja de ser sólo una parte de la reforma del mercado de trabajo, parece ser imposible.

Los políticos europeos –sobre todo Sarkozy, ante el mutismo de Merkel– y los responsables del FMI declaran que España ha hecho ya todas las reformas. Por dos posibles razones: o por desconocimiento o por el deseo de ganar tiempo, aunque sea unos meses, para que el proceso de saneamiento del sistema financiero internacional continúe y se note el efecto arrastre del crecimiento de la economía mundial –que se espera sea de alrededor del 4% en 2011– en las economías más débiles como la española; siempre que lo permitan, eso sí, los precios del petróleo, otras materias primas y muchos productos alimentarios. Quienes no se han sumado al engaño han sido las agencias de calificación de riesgo, Moody’s, Standard and Poors y Fitch –que continúan rebajando la calidad del riesgo español, ya sea público o financiero privado– y el propio Banco Central Europeo. Vayamos con las tareas pendientes.

1. Recapitalización y ordenamiento del sector financiero español

En su último análisis, el Banco de España y el Gobierno español evaluaban en 15.000 millones de euros las necesidades máximas de dinero público que van a necesitar las entidades financieras. Yo estoy más cerca de los 50.000 millones, aunque quiero resaltar que el sistema financiero español, aun reduciendo el volumen total de sus créditos, es capaz de generar 20.000 millones de euros de provisiones anuales gracias a su poder monopolístico sobre todo tipo de operaciones financieras. En España, la banca presta, y monopoliza, todos los servicios financieros: créditos hipotecarios, créditos a corto, descuento de papel comercial, préstamos a largo, seguros de todo tipo, gestión de fondos de inversión y pensiones, gestión de cobro de recibos, gestión de capital-riesgo, transferencias al exterior. Un sinfín de servicios, eficientemente realizados, que permiten que el sistema financiero español vaya cubriendo las pérdidas de sus actividades crediticias en el sector de la construcción, en el de la promoción inmobiliarias y en los servicios e industrias ligados a las primeras. Los créditos totales por esas actividades pasadas todavía suman 400.000 millones de euros. Las pérdidas totales por esos créditos podrían alcanzar los 200.000 millones de euros, cuando el reconocimiento del deterioro se complete. Esas pérdidas se están cubriendo con las provisiones que genera la actividad bancaria ordinaria, ampliaciones de capital y ayudas públicas.

Desde 2007 hasta 2010 las provisiones para hacer frente a esas posibles pérdidas suman alrededor de 100.000 millones de euros. Ha habido, además, ampliaciones de capital y suscripción de emisiones de preferentes perpetuas por valor de otros 25.000 millones de euros. El FROB ha prestado 12.000 millones de euros y el Fondo de Garantía de Depósitos ha aportado otros 3.000 millones de euros. En conjunto, por tanto, la banca había destinado a provisiones y otros fondos propios alrededor de 150.000 millones de euros a finales de 2010. En 2011, el nuevo FROB y las emisiones de acciones de los nuevos bancos de las cajas aportarán otros 15.000 millones de euros. La actividad ordinaria del sistema será capaz de sumar otros 20.000 millones de euros más de provisiones en 2011, por lo que, a finales de este año, se habrán podido provisionar 185.000 millones de euros del total de 200.000 millones de euros de pérdidas totales esperadas.

Faltarían sólo 15.000 millones. A esta cifra habría que sumar cerca de 25.000 millones de euros del coste de reducir el tamaño del sistema, que tiene un exceso de capacidad de, al menos, 45.000 personas. Con lo que las necesidades de recapitalización para 2012 y los años siguientes aumentan hasta los 40.000 millones de euros. Sea esta la cifra, otra mayor u otra menor, lo fundamental es que se trata de cantidades manejables para la economía española. Partiendo de hoy, estamos hablando del 4% al 6% del PIB español. Una cifra inferior a la que han necesitado la mayor parte de los países afectados por el estallido de las burbujas inmobiliaria y financiera y asumible por el sector público español, que tenía una deuda pública del 62,8% del PIB a finales de 2010, frente a promedios del 80% en el conjunto de los países desarrollados.

Lo que querría resaltar es que el proceso de saneamiento del sistema financiero español está a medio camino, y que a finales de 2011 todavía serán necesarias provisiones por un mínimo de 40.000 millones de euros.

2. El control del déficit público

En 2011, el objetivo de reducir el déficit público hasta el 6% del PIB en el conjunto de las tres administraciones públicas se tiene que plasmar en un aumento de los ingresos públicos y una reducción del gasto público total. Directamente, pasar del 9,25% de déficit público de 2010 al 6% de 2011 se traduce en un ajuste de 35.000 millones de euros. A esa cifra hay que sumar el aumento de los gastos financieros que suponen los cerca de 99.000 millones de euros más de deuda pública de 2010 hasta alcanzar un total de 668.000 millones de euros. Esos intereses adicionales serán de, al menos, otros 4.000 millones de euros y el aumento del coste de financiación de la parte del resto de la deuda (520.000 millones de euros) que vence en 2011 se podría traducir en otros 1.500 millones de euros. En consecuencia, el ajuste de ingresos y gastos públicos para 2011 suma, en total, algo más de 40.000 millones de euros. Por supuesto que no se han hecho las reformas necesarias para alcanzar ese objetivo. Pero veámoslo en números, distinguiendo entre ingresos y gastos.

Los ingresos impositivos totales en 2011

El Gobierno esperaba, en promedio, un incremento del conjunto de ingresos públicos de alrededor del 5,7% sobre los logrados en 2010, lo que se traduciría en alrededor de 9.000 millones de euros más por todos los conceptos. Gracias a la "recuperación económica" y a las "modificaciones fiscales en IRPF, IVA, e Impuestos Especiales".

El Gobierno esperaba que crecieran un 6,2% los ingresos por IRPF y un 9,3% por el Impuesto sobre Sociedades. Una evolución, en mi opinión, imposible, porque el empleo no ha crecido y las sociedades van a pagar menos impuestos que en 2010.

Los ingresos por Impuestos Especiales se esperaba que crecieran un 2,3%. También será difícil que continúen haciéndolo, porque ha caído la recaudación de impuestos por venta de tabaco, tanto por el aumento del precio como por las menores ventas a extranjeros y por el crecimiento del contrabando. En el mejor de los casos, los ingresos por impuestos especiales permanecerán estancados.

Los ingresos por IVA crecerán, aunque menos que el 7,3% que esperaba el Gobierno. Aumentará la recaudación por el aumento de los tipos y por el aumento de los precios, pero es evidente que el consumo privado crecerá menos de lo esperado. En conjunto, como máximo, podría aumentar un 4%.

El resto de ingresos públicos por otros impuestos y tasas de la administración central, las autonomías y la local podrían incrementarse quizá en 1.000 millones de euros, pero este sí que es un cálculo imposible.

En conjunto, por tanto, la suma de estos factores podría resultar en un estancamiento de los ingresos públicos totales en 2011. Lejos del aumento esperado de 9.000 millones de euros. Si esto fuera así, todo el esfuerzo de control del déficit público recaería sobre los gastos de las tres administraciones, que tendrían que hacer frente a 40.000 millones de euros de ajuste.

La otra partida fundamental de ingresos públicos son las cotizaciones sociales, que el Gobierno creía que se incrementarían en un 2,9%, hasta los 110.000 millones de euros. Una evolución casi imposible a la vista de la evolución del empleo en el primer trimestre del año. Lo lógico, si la situación mejorara, sería repetir los ingresos de 2010. Si esto fuera así, los ingresos públicos esperados por este concepto se reducirían en 3.000 millones de euros. Por su parte, el gasto esperado de la Seguridad Social estaba previsto que creciera en 2.000 millones de euros aproximadamente. Es casi seguro que el aumento del desempleo y las jubilaciones anticipadas elevarán esa cifra en, al menos, 1.000 millones de euros más. En conjunto, por tanto, el superávit esperado de la Seguridad Social, de algo más de 4.000 millones de euros, se podría traducir en un equilibrio en el mejor de los casos.

Globalmente, por tanto, los ingresos públicos, lejos de crecer en 9.000 millones de euros por impuestos, 1.000 millones de euros por otros impuestos y tasas de las tres administraciones y 1.000 millones de euros por la Seguridad Social, disminuirían en casi 3.000 millones de euros.

El ajuste global para alcanzar el 6% de déficit del PIB en 2011 habría que hacerlo, en su totalidad, con reducción del gasto público de las tres administraciones. El ajuste, numéricamente, tendría que ser de casi 44.000 millones de euros.

El ajuste del gasto público en 2011

1.El gasto de los ayuntamientos: El último año para el que se tienen cifras consolidadas del gasto total de las entidades locales –2008– cifraba en 45.000 millones sus gastos corrientes anuales. A los que habría que añadir alrededor de 10.000 millones de euros en inversiones. En 2010, los ayuntamientos ya ajustaron sus gastos corrientes y de inversión en una cantidad indeterminada, pero significativa, ante la imposibilidad de pagar a sus proveedores y acreedores e incluso a sus empleados. Es posible que el ajuste en 2011 sea todavía muy considerable sobre el de 2010. Podemos suponer que entre menores gastos corrientes y menores inversiones su gasto total se puede reducir en 7.000 millones de euros. De ellos, 5.000 millones en gasto corriente y 2.000 millones en inversiones.
2.El gasto de las autonomías: En 2009, el gasto conjunto de todas ellas debió de alcanzar los 180.000 millones de euros, teniendo en cuenta gasto corriente e inversiones. Desconocemos la cifra de 2010, pero seguro que se redujo por la presión del Gobierno a partir del mes de mayo. La ausencia de financiación, que tiene que autorizar el Gobierno, redujo el gasto autonómico total en, al menos, un 6%. Es posible, por tanto, que el gasto total se redujera hasta los 170.000 millones de euros. Por lo que sabemos de los diferentes presupuestos autonómicos para 2011, el gasto total podrá volver a reducirse –en el mejor de los casos– en un 8%, lo que significa un ajuste de 14.000 millones de euros. Un objetivo difícil de alcanzar, como demuestra el conflicto con la autonomía catalana, que quiere gastar 3.000 millones de euros más de lo que se le ha autorizado inicialmente.
3.El gasto de la administración central: El ajuste en los Presupuestos Generales del Estado para 2011 alcanza un 7,9% sobre lo gastado en 2010; lo que significa alrededor de 11.000 millones de euros. Un objetivo complicado por la evolución del paro registrado, que incrementará el gasto presupuestado por este concepto.
4.Conclusión: El gasto conjunto de las tres administraciones podría reducirse, en el mejor de los casos, en alrededor de 32.000 millones de euros. Si las apreciaciones que se han hecho sobre intereses, presupuesto de la Seguridad Social y evolución de los ingresos totales son correctas, el ajuste se quedaría corto en 12.000 millones de euros.
Venta de activos

El déficit público de 2011 podría ser, pues, del 7,1% del PIB en lugar del 6%. Consciente de esta situación, el Gobierno se ha planteado vender cualquier tipo de activos. De los restos de participaciones de la SEPI (Red Eléctrica, Iberia, Ebro,...) se espera lograr alrededor de 900 millones de euros. De la venta del 30% de Loterías se quiere conseguir, al menos, 6.000 millones de euros. De la gestión de los aeropuertos de Madrid y Barcelona y del 45% de AENA se espera lograr alrededor de 10.000 millones de euros. Si todas esas ventas se llevaran a cabo podría haber ingresos extraordinarios de 17.000 millones de euros, con lo que se conseguiría mejorar el 6% de déficit acordado.

Las dificultades para 2011

Hemos visto que en 2011 podría alcanzarse el objetivo del 6% con unos ingresos extraordinarios de 17.000 millones de euros. Lograr esos ajustes no será fácil. El gasto de los ayuntamientos tendrá que disminuir más de un 15%, el de las autonomías el 8% y el del Estado un 7,9%. Y conseguir un ingreso de, al menos, 17.000 millones de euros con la venta de los activos mencionados. El ajuste sería más fácil si los ingresos públicos aumentaran en 9.000 millones de euros y los de la Seguridad Social en 1.000 millones sobre las cifras de 2010. Para lograrlo sería necesario que la economía creciera, al menos, el 1,3% programado por el Gobierno y, que el empleo aumentara en 60.000 personas, el desempleo se redujera en 100.000 personas y el precio del petróleo fuera de 80 dólares/barril.

El Banco de España ha rebajado el crecimiento previsto para 2011 al 0,8% y el de 2012 al 1,5% frente al 1,3% y el 2,2% del Gobierno. Con estas cifras de crecimiento será muy difícil recaudar más y gastar menos.

La dramática situación para 2012

El objetivo de déficit público para 2012 es el 4,4% del PIB de ese año. Eso supone un ajuste inicial, entre mayores ingresos públicos y menores gastos de las tres administraciones, de otros 18.000 millones de euros sobre el 6% del PIB de 2011. A esta cifra hay que sumar el peso de los intereses de otros 65.000 millones de euros de nueva deuda pública, lo que significará alrededor de 2.600 millones de euros más, junto con cerca de 1.000 millones por mayores intereses de la deuda refinanciada. En conjunto, por tanto, el ajuste debería ser de 21.600 millones de euros.

Esa cifra tiene que incrementarse con los ingresos extraordinarios de 2011, que no se repetirán en 2012. Estamos hablando de un mínimo de 17.000 millones de euros. Por eso, el auténtico esfuerzo presupuestario tendrá que ser de alrededor de 39.000 millones de euros.

Si en 2012 la economía española creciera lo que dice el Gobierno (un 2,2% desde abril, según el nuevo cuadro macroeconómico que sustituye al 2,5% del cuadro negociado con la Unión Europea y el FMI), los ingresos fiscales por todos los conceptos podrían crecer más de un 3%. Si tiene razón el Banco de España, el crecimiento de los ingresos podría ser del 2%, aproximadamente. En total, alrededor de 8.000 millones de euros. En ese caso, sería necesario reducir el gasto público en otros 31.000 millones de euros. Una reducción tan importante sólo podría hacerse reduciendo el gasto de las autonomías en 25.000 millones de euros, un 16% adicional sobre su total de gasto (si en 2011 el gasto conjunto se hubiera reducido a 150.000 millones de euros) y el de la administración central en otros 6.000 millones de euros.

El esfuerzo tendría que ser mayor si la Seguridad Social no lograra el superávit previsto de 4.000 millones de euros. El esfuerzo total de reducción del gasto sería no de 31.000 millones de euros sino de 35.000 millones de euros. Un 3,5% del PIB.

Una reducción del gasto de esa cuantía, tras la de 2011, haría imposible que la economía creciese al 2,2%, y difícilmente lograría el 1,5%. Lo lógico sería un crecimiento muy reducido, que no generaría un aumento significativo de los ingresos públicos. Nos encontraríamos en el mismo tipo de círculo vicioso que afecta a Grecia, al Reino Unido y que, sin duda, afectará a Portugal.

3. Las reformas pendientes

La única manera de escapar de esa trampa, que podría terminar en un rescate financiero, con las consecuencias trágicas que está teniendo para Grecia e Irlanda –en menor grado– y que también afectará a Portugal, es hacer las reformas que necesita la economía española. Que es bien diferente de decir que ya se han hecho, como repiten los portavoces de la Unión Europea, el FMI y el Gobierno de Rodríguez Zapatero y Pérez Rubalcaba. Un plan sencillo, pero políticamente difícil:

1.Reducción acelerada de gastos públicos innecesarios: Desde inversiones públicas a excesos de transferencias a todo tipo de empresas, entes o fundaciones públicas o semipúblicas.
2.Acelerar la recapitalización de las cajas de ahorro: No podemos esperar otros dos años a que el sistema financiero genere los recursos que necesita a costa de reducir el crédito a las empresas y familias solventes que pudieran solicitarlo.
3.Reformar la negociación colectiva, eliminando la ultraactividad de los convenios, eliminando la obligatoriedad de que una empresa tenga que integrarse en un sector determinado y cumplir el convenio, sectorial, provincial o nacional que le corresponda. Cada empresa tendría que negociar su convenio con los representantes de los trabajadores en esa empresa.
4.Prohibir la financiación pública de los sindicatos y de la CEOE, tanto a nivel estatal como autonómico, provincial o local.
5.Fijar por ley un límite al gasto de las autonomías; lo que es perfectamente constitucional en contra de lo que ha afirmado recientemente el presidente Rodríguez Zapatero.
6.Llevar a cabo una reforma fiscal que reduzca las cotizaciones sociales y el impuesto sobre sociedades, al tiempo que incrementa el tipo del IVA y el de las rentas del capital.
En mi opinión, sólo si se hacen todas esas reformas, rápida y simultáneamente, será posible que la economía española vuelva a crecer más del 2% a partir del 2012. Y si no crecemos seremos incapaces de cumplir con los objetivos de déficit público acordados con la Unión Europea y el FMI. El rescate sería inevitable y la crisis que se produciría afectaría no sólo al euro sino a la estructura política y económica de la propia Unión Europea.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #322 : Jueves 12 de Mayo de 2011, 06:51 »

La era Salgado: la deuda pública española se dispara un 51% en los dos últimos años


@Cotizalia.com/agencias   11/05/2011 13:21h



 España ha superado el 60% de deuda pública sobre el Producto Interior Bruto que se permite en el Tratado de Maastrich, según datos de Eurostat recogidos por el Instituto de Estudios Económicos (IEE). La cifra está todavía se sitúa 20 puntos por debajo del promedio de la UE-27, situado en el 80%.

Sin embargo, la velocidad de crecimiento en el endeudamiento se ha disparado en los dos últimos años. Concretamente, desde la llegada de la ministra de Economía, Elena Salgado, que asumió el cargo que dejó Pedro Solbes en abril de 2009, la deuda pública total en relación al PIB se ha elevado del 39% al 60,1%, es decir, que el Estado debe casi seis euros de cada diez que produce su economía al año. Esto supone una escalada vertiginosa del 51% en sólo dos años.

La deuda pública ha pasado del 36,1% sobre el PIB en 2007 y del 39,8% en 2008, al 53,3% en 2009 y al 60,1% en 2010, según los datos del Eurostat. Desde 2007 la deuda pública se ha disparado un 67,8%, aunque la mayor parte de la subida se ha producido bajo la jefatrua de Salgado al frente de Economía. De hecho, hace un año la desconfianza de los mercados llegó a su punto más dramático poniendo a España al borde del abismo que llevó al ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero a emprender el mayor ajuste económico del país desde el comienzo de la democracia.

En general, desde el estallido de la crisis los niveles de endeudamiento público han aumentado considerablemente en la Unión Europea. En promedio, la deuda pública ha crecido un 34,44% en la UE-27, alcanzando la cifra del 80% sobre el PIB en 2010. No obstante, hay una serie de países en los que el incremento de la deuda pública ha sido mucho más acusado. El mayor aumento -por encima del 300%- corresponde a Letonia, figurando a continuación Irlanda, Luxemburgo y Rumania, donde desde 2007 el endeudamiento público ha crecido más de un 200%. Lituania registra un incremento del 116,28%, mientras que en el Reino Unido se sitúa en torno al 86% y Eslovenia se queda cerca del 72%.

España, Dinamarca y Estonia registran subidas por encima del 60%, mientras que Eslovaquia y Polonia se quedan ya por debajo del 50%. Portugal registra un incremento del 38,83%, pero su nivel de deuda sobre el PIB está en el 93%. La República Checa y Finlandia presentan en un incremento en torno al 38%, al igual que Grecia. La economía griega es la que registra el mayor nivel de endeudamiento público sobre el PIB, con un 142,8%. Diez países de la UE-27 han logrado mantener un incremento moderado de la deuda pública. Alemania y Francia superan el 31%, mientras que Austria ya baja a una cifra cercana al 25%. Los menores aumentos corresponden a Bulgaria, con un 10,31%, y Suecia, con tan sólo un 4,38%.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #323 : Miércoles 15 de Junio de 2011, 07:04 »

El salario mínimo subirá menos de lo prometidoEl Gobierno lo elevará  hasta 657 euros en 2012, lejos de los 800 euros anunciados   

 
 14 Junio 11 - Santander - B. Carrascosa
Larazón.es


 El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, anunció ayer que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) subirá «entre el 1,5% y el 2,5% en 2012, y recordó que la proyección para este ejercicio refleja un alza del 1,3%. De esta forma, el SMI se sitúa en 641 euros este año y en 657 euros, como máximo, en el ejercicio que viene. Las cifras anunciadas por el ministro se alejan de los 800 euros de SMI que el Ejecutivo prometió a los sindicatos para la presente legislatura. De haber elevado el salario mínimo a esta cantidad, el aumento habría sido del 33,33%, el triple del 9,57% con el que se cerrará el periodo.
Los secretarios generales de UGT y CC OO no dudaron en reprochárselo al ministro de Trabajo. Cándido Méndez (UGT) lamentó que el SMI no vaya a llegar «ni siquiera a los 800 euros» que en su día prometió el Ejecutivo, y recordó al ministro de Trabajo la brecha existente con Francia, donde el sueldo mínimo se sitúa «en 1.350 euros». Ignacio Fernández Toxo (CC OO) indicó por su parte que es «evidente» que el Gobierno no va a cumplir su promesa. «No estoy de acuerdo», dijo Toxo.
Sobre la recién aprobada reforma de la negociación colectiva, Méndez denunció que hay «muchos convenios bloqueados» a pesar de que la reforma ya está lista. Toxo destacó que las medidas tomadas contra la crisis no se centran en crear empleo, que pasa «a un segundo o tercer plano», sino que van encaminadas a la reducción del déficit. Además, denunció que las reformas emprendidas están «gravemente condicionadas» por las decisiones de la Comisión Europea.
El ministro también se refirió al proyecto de ley de reforma de la negociación colectiva para señalar que el Gobierno mantiene «un nivel razonable de apertura» sobre posibles cambios que se introducirán a su paso por el Parlamento.


El TC avala el recorte a los funcionarios
El Tribunal Constitucional (TC) respaldó ayer el recorte salarial del 5% para los empleados públicos, que el Gobierno decretó en mayo del pasado año. A su juicio, no vulneró derechos fundamentales como el de la negociación colectiva, por lo que no admite a trámite la cuestión de inconstitucionalidad que la Audiencia Nacional presentó en octubre.Los sindicatos amenazan con ir a Estrasburgo.

En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #324 : Miércoles 15 de Junio de 2011, 07:26 »

Fernández Ordóñez urge a Bankia a que salga a Bolsa ya. Rodrigo Rato no quiere coincidir con un posible adelanto de las generales y la salida a los mercados de Loterías

elconfidencialdigital.com         

El Banco de España presiona a Bankia para que salga cuanto antes en busca de capital para salvar al resto de las cajas. Rodrigo Rato no ha cambiado su hoja de ruta tras las últimas turbulencias en los mercados financieros. Sigue viendo oportunidades para salir a Bolsa antes del verano.
Fuentes financieras consultadas por El Confidencial Digital explican que el presidente del primer grupo de cajas de ahorros españolas no contempla, en este momento, retrasar la puesta de largo de Bankia.

Rato ha recibido ya las garantías del Banco de España tras los últimos acontecimientos. En el supervisor saltaron todas las alarmas la semana pasada cuando el Santander fracasó en la colocación de cédulas territoriales, avaladas con deuda de las comunidades autónomas en poder de las entidades financieras.

Según las fuentes consultadas, Fernández Ordóñez lo tomó como una “seria advertencia” de los mercados hacia España. Un síntoma que fue considerado más relevante, incluso, que la suspensión de la salida a Bolsa de la filial de Telefónica (Atento), cuyo perfil de inversor es distinto al de Bankia. Sin embargo, la intención que MAFO ha trasladado recientemente a Rato es seguir adelante y que la entidad salga a captar capital cuanto antes.

En el equipo del Gobernador del Banco de España no se quiere pensar en un aplazamiento de la operación. Su retraso hasta después del verano puede ser el detonante para que se desaten, aún más, las iras de los mercados contra España, en unos días en los que la prima de riesgo ha vuelto a alcanzar máximos anuales.

Rodrigo Rato considera que la misma incertidumbre que existe ahora en el mercado puede continuar en otoño, por lo que si considera que se dan las condiciones idóneas para su estreno en julio, continuará adelante con su plan.

Su mayor preocupación es ahora mismo, según fuentes próximas al presidente de Bankia, el contexto europeo condicionado por la crisis de deuda en Grecia. Es el principal obstáculo que los asesores de la operación están considerando estos días con él para tomar la decisión definitiva.

También tienen presente que el próximo lunes el Ecofin aprueba un nuevo plan de rescate para Grecia, que mejorará la situación y favorecerá, previsiblemente, la colocación de empresas en el mercado.

Otro de los motivos que Rato sopesa para la colocación de las acciones cuanto antes es un posible anticipo de las elecciones generales para el próximo otoño, o la salida a Bolsa del 30% de Loterías y Apuestas del Estado, con la que el Gobierno espera recaudar hasta 7.500 millones de euros, prevista también para después de las vacaciones.
En línea

Veritas Liberabit Vos
aferrer
Novato
*

Valoración: +34/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 49


« Respuesta #325 : Miércoles 15 de Junio de 2011, 15:47 »

Desde luego vamos de mal en peor. Y lo más lamentable es que no hemos llegado a tocar fondo todavía. A ver cómo salimos de esta, pero a mi personalmente me dan ganas de irme a trabajar al extrangero.
En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #326 : Jueves 16 de Junio de 2011, 00:19 »

desde luego!!! yo sí me tocase ahora buscar empleo ni lo dudaba!!!...esto no tiene viso de arreglarse con ningún tipo de gobierno.Y al menos para 20 años.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #327 : Viernes 17 de Junio de 2011, 23:50 »

Aumenta la brecha entre Europa y España en las previsiones del Fondo Monetario Internacional


Prevé un 0,8% en 2011 y un 1,6% en 2012; el Gobierno, un 1,3% y 2,3%
La eurozona crecerá un 2% este año, cuatro décimas más de lo previsto
Sin embargo, la diferencia con España será de una décima en 2012 (1,7%)
Mejora en siete décimas el crecimiento alemán (3,2%) y cinco Francia (2,1%)
"Los riesgos de recaída -global- se han incrementado de nuevo"
Pide ajustes 'creíbles' y reforma del sistema financiero para generar empleo



Javier González | Efe (Washington) | Madrid


Actualizado viernes 17/06/2011 15:15


 El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza su previsión de crecimiento de la eurozona para 2011 pero mantiene sus perspectivas sobre la evolución de la economía española.

Para este país pronostica un crecimiento del 0,8% para este año y del 1,6% para 2012, las mismas cifras que calculó en abril. Sin embargo, el organismo eleva en cuatro décimas, hasta el 2%, el crecimiento de la zona euro en 2011 y reduce en una, hasta el 1,7%, la perspectiva para 2012.

El crecimiento será lento "en las economías avanzadas que encaran problemas en los balances fiscales y del sector financiero, que continuarán siendo un lastre para el empleo", destaca el FMI antes de señalar que "la actividad continuará expandiéndose fuerte" en los países desarrollados "que no encaren estos desafíos".

La mejora de la eurozona se debe Alemania, a la que el organismo eleva en siete décimas su previsión para este año (3,2%); y Francia, que crecerá un 2,1%, cinco décimas más de lo esperado.

Para generar empleo y crecimiento "a medio plazo", el organismo internacional pide "ajustes fuertes y creibles" y la reforma de los sectores financieros en algunas economías avanzadas, "notablemente en Europa".

Las expectativas del FMI sobre España siguen estando por debajo de las cifras oficiales del Gobierno, que contempla para este año un crecimiento del 1,3%, y del 2,3% para el próximo.

Es 'crítico' que EEUU tenga un plan fiscal 'creíble'
La actualización del informe 'Perspectivas para la Economía Global' apunta a que el Producto Interior Bruto (PIB) mundial crecerá un 4,3% en 2011, una décima menos de lo previsto por el débil comportamiento de Estados Unidos, cuyas previsiones anuales se reducen en tres décimas (2,5%) y sufre "la ausencia de planes creíbles de consolidación -fiscal- y reformas -económicas-".

La prioridad para los mayores países avanzados, "especialmente EEUU y Japón", es implementar "creíbles y bien organizados programas de consolidación enfocados en reforzar la sostenibilidad fiscal a medio plazo".

"Es crítico para Estados Unidos que disponga inmediatamente de un techo de gasto y lance un plan de reducción de déficit", añade el organismo, que pide una reforma para incrementar los impuestos a los ingresos.

Volatilidad por el euro
"La economía global ha doblado la esquina de la Gran Recesión. Sin embargo, asegurar la transición de la recuperación a la expansión requerirá un esfuerzo conjunto y encarar distintos desafíos", advierte el FMI.

El organismo mantiene la tesis de las "dos velocidades" al señalar que lás economías avanzadas crecerán este año un 2,2% frente al "fuerte" 6,6% de los países emergentes.

No obstante, aumentan los riesgos de recaída en la economía por "una mayor debilidad de la prevista en la actividad estadounidense y la renovada volatilidad financiera -motivada- por la profundidad de los desafios fiscales en la periferia de la zona euro". Estos problemas pueden derivar en "un serio deterioro de las condiciones de financiación para bancos y empresas, recortando -a su vez- los flujos de capital a países emergentes".

A los problemas de los países avanzados se suma un incremento de las "señales de sobrecalentamiento" en algunas economías emergentes y en desarrollo.

El FMI constata que la volatilidad en el sistema financiero ha aumentado por la preocupación sobre la solvencia de algunos países de la eurozona y la debilidad del sector inmobiliario en Estados Unidos. Entre los síntomas, el incremento de la prima de riesgo y los costes de los seguros contra impagos (Credit default swaps) en algunos países, como ha pasado con España.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #328 : Lunes 20 de Junio de 2011, 06:22 »

Sólo cinco regiones cumplirán los compromisos con Salgado


El despilfarro lastra la confianza en España



   

 18 Junio 11 - Madrid - larazón.es



Patricia Alarcón Además, el número de entes públicos regionales se sitúa en 2.388, con lo que se reabre el debate sobre la duplicidad de órganos y cargos, dado que éstos se suman a los 454 de los que dispone la Administración central. Además, los datos referentes al primer trimestre de 2011 reflejan un incremento del gasto autonómico del 5,5% pero las autonomías ni siquiera cumplieron el objetivo de déficit el pasado año. Y a esto se suma que la deuda de las empesas públicas, que ni siquiera se contabiliza en el déficit oficial, alcanzó, a cierre de 2010, los 17.056 millones de euros. Es decir, el compromiso que ha adquirido la ministra Elena Salgado con Bruselas, de un déficit de un 1,3% para las autonomías y de un 6% del conjunto del Estado para el cierre de 2011, requiere, a todas luces, un serio ajuste por parte de los gobiernos autonómicos que tomaron el relevo el pasado 22M  y encaran, además, el déficit oculto. Es decir, los recibos que aún no han pasado factura.

Seis meses tienen los nuevos cargos para sanear sus cuentas y cerrar el grifo.  La opinión de Juan Iranzo, director del Instituto de Estudios Económicos (IEE), es que «se ha producido un despilfarro, tanto en las autonomías como en el Estado central». Según César Miralles, director del Sector Público de Intermoney, sólo cinco autonomías cumplirán con los objetivos de déficit marcados para 2011, en base a los presupuestos que maneja el ministerio de Economía. «Serán Galicia, Madrid, Murcia, País Vasco y Valencia».  Por el contrario, Cataluña, Extremadura y Baleares perjudicarán, según advierte, el déficit de las autonomías hasta el punto de imposibilitar la meta de Salgado. Y es que, según Miralles, «sólo Barcelona es responsable del 44% de todo el déficit para 2011». En cualquier caso, las comunidades acumulan ya un déficit de 4.995 millones y la hoja de ruta de los gobernantes deberá pasar, por tanto, por tomar medidas frente al último inventario disponible sobre los entes públicos regionales.

Desvela que las comunidades cuentan con 651 consorcios, con Cataluña y Andalucía a la cabeza; 546 fundaciones, donde también despunta Galicia, y 687 sociedades mercantiles, también con Andalucía y Cataluña al frente del ránking. Parece así que el compromiso del Gobierno, que el pasado año prometió un plan de racionalización del sector público empresarial para eliminar sociedades y alcanzar un ahorro de 16 millones, todavía no ha surtido efecto. Por si fuera poco, tampoco revisten seriedad los mecanismos de control, porque mientras que las fundaciones dependientes del Estado se controlan en un 100%, en el caso autonómico sólo se inspeccionó una muestra del 17%. En opinión de Miralles es imprescindible una reforma del sector público, «que delimite quién hace qué, en lugar de malgastar y consentir que tres administraciones hagan lo mismo».

A su juicio, el incremento del empleo público no se ha traducido en una mejora de los servicios prestados sino en un problema de productividad. En este contexto, la necesidad de salvar las cuentas impondrá a los gobiernos autonómicos una seria revisión sobre el número de funcionarios. A día de hoy, la disparidad reina entre las 17 comunidades autónomas. Lidera la lista Andalucía, con más de 250.000 empleados públicos, seguida por Cataluña, con más de 165.000 funcionarios. Los recortes pasarán también, según los expertos, por el parque móvil. Si las 454 empresas que pertenecen al Estado se suman a los 2.388 entes autonómicos, el total de empresas ascendería a casi 3.000. La mayoría de ellas cuenta con al menos un vehículo oficial. El total ascendería a 1.384 vehículos.

La realidad de las autonomías
Cataluña se ha situado en el punto de mira por su abultado déficit y el plan de recortes elaborado por la Generalitat. Pero, por si fuera poco, la partida destinada al sueldo de los ejecutivos roza los 10 millones de euros. Es decir, sólo la factura de la clase política supone 44.000 euros al mes. En el caso de Extremadura, las nóminas para el personal directivo reflejan un montante de 691.800 euros en la Diputación pacense. Constan así un total de 19,6 millones anuales destinados a gastos en personal público. Sobresale además el caso de Orense: la Diputación gallega presentó un total de 950 empelados, equivalente al 41% del presupuesto. En Castilla y León clama el caso de Segovia: sus dos vicepresidentes responden al gasto de 60.000 euros.

En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #329 : Jueves 11 de Agosto de 2011, 07:36 »

“El dinero árabe ni ha llegado, ni se le espera”. Los 450 millones de euros de Qatar y Emiratos Árabes que anunció Zapatero para las cajas de ahorro han quedado en nada

elconfidencialdigital.com
         

Zapatero anunció en marzo que los emergentes países árabes participarían en el proceso de recapitalización de las cajas. El presidente del Gobierno visitó Qatar y Emiratos Árabes, y se trajo el compromiso de las autoridades y grandes empresas de estos dos países para inyectar 450 millones en estas entidades. Seis meses después, no hay ni rastro de ese dinero.
El objetivo de Rodríguez Zapatero era atraer inversores para diferentes sectores de la economía y facilitar contratos a las empresas españolas. Qatar se comprometió a invertir 3.000 millones, de los que 300 serían para contribuir a las necesidades de capital de las cajas de ahorros. Emiratos Árabes anunció una inyección de 150 millones para capitalizar una entidad española. En total, estos dos países estaban dispuestos a aportar 450 millones de euros.

No acabaron ahí las promesas internacionales. “Esta partida de 300 millones ya está asignada, pero dependiendo de las oportunidades, la inversión puede ser mayor”, declaró por aquellos días un directivo de Qatar Emirates Holding. El príncipe heredero del emirato de Abu Dhabi, Mohamed bin Zayed al Nahyan, aseguró también que 100 de los 150 millones ya estaban comprometidos, mientras que los otros 50 se iban a suscribir a corto plazo.

Pues bien. Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes financieras, entre los inversores instituciones internacionales que han acudido a las salidas a Bolsa de Bankia y Banca Cívica no hay dinero procedente de estos dos países árabes. De hecho, en una de estas entidades que acaba de apelar a los mercados para recapitalizarse dan por hecho que esa inyección nunca llegará. “Ese dinero ni se ha recibido, ni se le espera”.

Entre los inversores extranjeros, el banco que preside Rodrigo Rato logró colocar 100 millones (alrededor del 3% del total de la Oferta Pública de Suscripción. Mientras, Banca Cívica colocó 72 millones, el 12% del total de su OPS. El resto de sus ofertas de acciones se han cubierto con particulares y la ayuda de entidades financieras españolas, solicitada ‘in extremis’ por el Banco de España.

Los 1.500 millones de China

Zapatero anunció una inyección de 1.500 millones de euros para las cajas españolas con dificultades tras una gira por Asia con potenciales inversores. Tal y como contó ECD, ninguna entidad financiera ha recibido tampoco ni un euro de la ayuda prometida por el presidente del Gobierno hace tres meses –véalo aquí-.

En el entorno de la CECA se considera que ambos anuncios de Zapatero fueron más bien una declaración de intenciones, ya que entienden que en las relaciones internacionales solo es seguro “aquello que se firma” en forma de acuerdos, convenios u otros instrumentos similares.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
   

 En línea
Páginas: 1 ... 20 21 [22]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!