Debatimos.com: Opina sin límite
Martes 12 de Noviembre de 2019, 16:27 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: 1 [2] 3 4 ... 17   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: CRISIS DE DEUDA EN ESPAÑA-NUESTRA ECONOMÍA Y BIENESTAR SE TAMBALEA  (Leído 45180 veces)
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #15 : Jueves 14 de Julio de 2011, 06:00 »

La banca se protege: la crisis en Italia y España puede tener "consecuencias extremas"

Mª. Benito  13/07/2011 08:20h -elConfidencial.com     




La crisis en Italia y España puede tener "consecuencias extremas más allá de sus fronteras", según Jernej Omahen, de Goldman Sachs. El analista comenta que la crisis griega era manejable para los bancos europeos, pero que si la situación de Italia y España empeora, "no lo será tanto". Además, JP Morgan ha advertido de que existen riesgos de capital y liquidez para los bancos por los recortes de las valoraciones de la deuda.

Los bancos temen el empeoramiento de la crisis y apuntalando sus defensas para protegerse de la sacudida. Algunos de los grandes bancos del continente están, por ejemplo, depositándo más dinero en el Banco Central Europeo, y otros están incrementando el uso de credit default swaps (seguros contra el impago de la deuda) para cubrirse de posibles pérdidas como consecuencia del agravamiento de la situación, que podría llevar a la quiebra a alguno de los periféricos, una opción que ya se reconoce en Europa que puede producirse en Grecia.

Además, tal y como publica The Wall Street Journal hoy, los bancos europeos son cada vez más reacios a prestarse entre ellos, incluso a corto plazo, con lo que el crédito, que no se ha recuperado de la sequía que provocó la crisis financiera, podría volver a paralizarse. De hecho, la cantidad de dinero que las entidades depositaron en el BCE el martes se disparó desde los 65.700 millones del día anterior hasta los 90.500 millones del martes. "Aparte del BCE, no hay muchas carteras en la UE que sean capaces de sorportar a España y a Italia", destaca un responsable de Citi al diario.

Según los datos de Goldman, las entidades europeas acumulan 552.000 millones de euros en deuda de ambos países, frente a los 184.000 millones que tienen del resto de periféricos y Goldman destaca entre los bancos con mayor cantidad de papel italiano a Intesa San Paolo, con 81.8000 millones, Unicredito, que posee 38.800 millones o Banca Mone dei Paschi di Siena, con 25.000 millones. Por su parte, el francés BNP tiene 22.100 millones.

Por su parte, JP Morgan considera que hay que evitar comprar Credit Agricole, Deutsche Bank, Société Générale y Unicredito, que tienen los niveles de captital Tier 1 más bajo según los criterios establecidos por Basilea III y sus balances están expuestos a los recortes de la deuda. Por otra parte, la firma ha advertido que se mantiene 'cauta' respecto a los bancos españoles, británicos y alemanes.

La situación en Europa empeora y sus políticos encadenan una reunión de urgencia con otra sin llegar a ningún acuerdo sobre cómo solucionarla. Desde hace unas semanas los mercados han dejado de mirar a Grecia -cuyo segundo rescate está pendiente- y han centrado su atención en los problemas de Italia y de España, dos economías mucho más grandes.

El temor a un contagio de la crisis de deuda ha disparado las primas de riesgo de ambas y ha lastrado con fuerza la cotización de sus bancos. Llegados a este punto, los títulos a 10 años de España y de Italia se encuentra en niveles de 'bono basura', según Moody's.

"Los bonos italianos y españoles están bajo mucha presión porque existe la sensación de que es su última oportunidad", comenta un economista de Rabobank en declaraciones a la agencia. Y a este temor se le suma el miedo a que "si se rebaja la nota de uno de los periféricos a grado de 'no inversión', hay implicaciones muy importantes para las entidades financieras de dichos países", asegura un experto de Deutsche Bank. Y eso al final repercute en la capacidad de financiación
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #15 : Jueves 14 de Julio de 2011, 06:00 »

 En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #16 : Jueves 14 de Julio de 2011, 07:14 »

Van Rompuy a Zapatero: “Tranquilo. Sólo habrá rescate si vuestra prima de riesgo supera los 500 puntos”

elconfidencialdigital.com
         

La reunión que José Luis Rodríguez Zapatero mantuvo con el presidente del Consejo Europeo el pasado martes no pudo llegar en un momento más delicado para el Gobierno: minutos antes de recibir a Herman van Rompuy en La Moncloa, el jefe del Ejecutivo fue informado de que la prima de riesgo española se había situado en los niveles más altos de su historia, llegando a los 375 puntos básicos.

La noticia causó un gran impacto en los mercados y los periodistas desplazados para informar sobre el encuentro, estuvieron alerta ante cualquier comentario de Rompuy sobre los últimos datos publicados por las agencias de calificación.

Sin embargo, el rostro preocupado de Zapatero cambió radicalmente cuando salió a la sala de prensa después de su entrevista privada con el líder europeo.

El motivo de ese cambio de actitud, según explican a El Chivatofuentes bien informadas, fueron las palabras que el presidente del Consejo Europeo le transmitió en privado.

Herman van Rompuy transmitió a Zapatero un mensaje que ya ha hecho llegar a otros países, como Italia, a los que las agencias de calificación están castigando. El dirigente europeo aseguró que la Unión Europea no realizará ningún rescate salvo que la prima de riesgo de algún Estado miembro supere los 500 puntos básicos.

Desde el Consejo Europeo recuerdan que Irlanda, Grecia y Portugal fueron rescatadas una vez sobrepasado ese margen.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #17 : Domingo 17 de Julio de 2011, 06:53 »

España en crisis: seis mentiras peligrosas


Por Juan Ramón Rallo-LD




 La presente crisis de deuda está dando aire a opiniones para todos los gustos, desde las más sensatas a las más estrafalarias. 

Entre las opiniones estrafalarias encontramos no sólo las de los palmeros del Gobierno, más que dispuestos a seguir apoyando al socialismo manirroto –a ver si algún día cae alguna carterita ministerial o, cuando menos, alguna regalía–; también están ahí las de aquellos que no tienen una filiación política clara pero que, por obra y gracia de la prima de riesgo, ven peligrar su modo de vida y no dejan de repetir tonterías.

Sin entrar en demasiados detalles, no está de más que refutemos algunas majaderías y dejemos algunas cosas claras.

– "Es un ataque coordinado de los mercados"

Que no... No seamos cazurros. Los mercados no atacan, se defienden de nuestra insolvencia. El pánico que estamos padeciendo está del todo justificado por el estado de nuestra economía. La banca francesa y la alemana están hasta arriba de deuda periférica: nada desean menos que una subida de los tipos de interés, cuyo único efecto sería reducir aún más el valor de mercado de sus activos.

Aquí no hay lobos con ganas de comerse a sí mismos. Lo que sucede es, simple y llanamente, que debemos una billonada no sólo a corto plazo, también a 10 o 30 años vista. ¿Alguien en su sano juicio puede asegurar que no tendremos el menor problema financiero en las próximas tres décadas? Yo, desde luego, no lo haría, y entiendo perfectamente que los inversores quieran cubrirse frente a unas pérdidas cada vez más probables. Es cierto que en algún momento puede reconducirse la situación, pero con un 20% de la mano obra viviendo del crédito extranjero recomendaría, como mínimo, la moderación del optimismo patrio.

– "España no está tan mal: su deuda pública está por debajo de la media"

Sí; y su deuda privada está muy por encima... Para empezar, nuestra deuda exterior neta se sitúa en torno al 100% del PIB. Es decir, para saldar nuestros pasivos externos tendríamos que pasarnos un año sin comprar un solo bien de consumo o de capital y regalárselos –todos– a nuestros acreedores extranjeros.

Es cierto que podemos ir repagando poco a poco, año a año, nuestra deuda, pero para ello es necesario que exportemos más de lo que importamos, y no lo estamos haciendo. De momento, seguimos acumulando cada año déficits exteriores del 5% del PIB, algo así como la mitad del gasto anual en pensiones. Las cosas pueden cambiar, sí, pero a corto plazo no lo harán, pues no hemos procedido a adaptarnos a la producción de otros bienes, y eso lleva su tiempo (a menos que optemos por la alternativa sucia de salirnos del euro y devaluar para que nuestros acreedores se queden con cara de tontos). Es decir, nuestra deuda exterior seguirá subiendo y nuestro margen para repagar, cayendo.

Esas terroríficas cifras sólo se refieren a nuestros pasivos exteriores; si miramos los totales, nos vamos a más del 350% del PIB. Muchos economistas creen que los únicos relevantes son los exteriores, pues los internos "nos los debemos a nosotros mismos". Craso error. Del mismo modo que sería catastrófico para un país que su producción interna de alimentos se interrumpiera (aun cuando no vendiera al extranjero), también lo sería que impagara selectivamente a sus acreedores internos. Los ahorros arduamente acumulados de familias y empresas se evaporarían en un instante, en un proceso de expropiación encubierta. La desestructuración económica sería de tal calibre, que nuestra producción interna –y nuestro nivel de vida– sufriría una caída en picado.

– "Esto se arreglaría con una actuación conjunta europea"

No sé muy bien qué significa eso, salvo que Zapatero no quiere tomar las medidas que debe para afianzar la credibilidad del país. Se me ocurre que lo más inmediato sería crear un eurobono, que permitiera a España seguir viviendo por encima de sus posibilidades; pero no con cargo a su pobre y deteriorado crédito, sino al del contribuyente alemán. A España le vendría de lujo, claro: comprar sin pagar. Lo que no tengo tan claro es que los teutones aceptasen pagar tal fiestorro. En todo caso, espero que no lo hagan.

Si descartamos el eurobono, sólo se me ocurren tres alternativas, muy predicadas estos días: la prohibición conjunta de las ventas al descubierto, la creación de una agencia europea de rating y la monetización de la deuda periférica por parte del BCE.

– "Esto se arreglaría prohibiendo las ventas al descubierto"

Las ventas al descubierto no tienen prácticamente nada que ver con lo que estamos viviendo. Es cierto que quienes venden unos títulos de deuda que no poseen están contribuyendo a reducir el precio de los mismos, pero si los fundamentos de la economía fueran buenos... esos títulos encontrarían rápidamente compradores. El hecho de que nadie los esté comprando en suficiente cantidad como para estabilizar los tipos de interés sólo indica que la perspectiva negativa tiene mucho más peso que la positiva. Por tanto, los inversores bajistas sólo están contribuyendo a acelerar que los precios se coloquen allí donde la percepción mayoritaria de los prestamistas considera que deberían estar.

En Italia se han prohibido las ventas al descubierto sobre las acciones de los bancos locales, pero eso no ha impedido que sus cotizaciones hayan caído más de un 10%.

– "Esto se arreglaría creando una agencia pública de rating"

Las agencias de rating ya muestran una enorme complicidad con los Estados. No por casualidad son éstos quienes, al convertirlas en un oligopolio privado, les proporcionaron las fuentes de su negocio. Dicho de otra manera: si por algo se caracterizan estas agencias de calificación es por tender a inflar el rating de las deudas soberanas (en el caso de España, la pérfida Moody's lleva tiempo dándonos un trato de favor en contra de las percepciones del mercado). Entiendo que muchas personas puedan creer que las notas que emiten están manipuladas o equivocadas, pero nadie les obliga a hacerles caso. Si quieren comprar deuda recién degradada y que por tanto cotice a un precio ventajoso, pueden hacerlo sin restricciones. Los bancos y demás instituciones financieras, en cambio, están obligados por regulaciones como Basilea II a poseer un patrimonio neto acorde con el riesgo de sus activos, y el riesgo de esos activos se equipara con la calificación otorgada por las agencias de rating.

La solución sería bastante sencilla: abrir a la competencia el mercado de las agencias de calificación y que el Estado deje de regular a las instituciones financieras. Así, estas agencias se convertirían en meras y prescindibles consultorías o casas de análisis. Pero no, el socialismo no puede aflojar las hiperregulaciones que padecemos, de modo que ha de dar una vuelta de tuerca a las intervenciones: si no nos gustan las notas que nos dan, creemos nuestra propia agencia de calificación para engañarnos a nosotros mismos. El mal estudiante poniéndose la nota del examen; ver para creer.

En cualquier caso, si creáramos una agencia de calificación pública, su credibilidad sería tan baja –en tanto en cuanto su pecado original sería el nacer única y exclusivamente para inflar las notas según la conveniencia de los políticos–, que nadie le haría el más mínimo caso. Ya sabemos cómo se las gastan los políticos en momentos de tribulación: no paran de mentir. El Principio Juncker en toda su esencia: "Cuando las cosas se ponen serias, tienes que mentir". Pues, ea, agencia de rating pública al canto.

Los únicos beneficiados, por cierto, serían los bancos, cuyos activos siempre tendrían, especialmente en momentos de dificultades, una nota de Triple A. Tanto tiempo diciendo que tenemos que obligarles a estar adecuadamente capitalizados para luego permitirles que se engañen y que nos engañen.

– "Esto se arreglaría si el Banco Central Europeo comprara toda la deuda de los periféricos"

La última ocurrencia es la que este martes puso en práctica Trichet: comprar/monetizar deuda periférica. La operación tiene numerosos riesgos y escasas virtudes. Empecemos por las (pocas) virtudes: los Piigs reciben respiración asistida, la presión sobre sus tipos de interés se relaja y pueden seguir vendiendo deuda a través de la dilución del valor del euro. Ahora bien, ¿para qué les regalamos el tiempo? No parece que para que terminen de ejecutar sus planes de ajuste, sino más bien para todo lo contrario: para que los gobiernos puedan seguir acumulando déficits hasta el próximo estallido de los tipos de interés. Es decir, su principal virtud, a la luz de la actitud de nuestros políticos, es también uno de sus principales defectos.

Pero tal vez no el principal. El BCE está prestando a tipos de interés artificialmente bajos a unos países que no encuentran financiación en el mercado salvo a tasas disparatadas. Es decir, el BCE, que debería ser la institución más líquida del sistema financiero, se está llenando de basura. Luego pasa lo que pasa: por ejemplo, que tiene 70.000 millones de deuda griega y que se tendrá que comer una quita de entre el 30% y el 50%, lo que puede que le aboque a una previsible quiebra.

Esto de monetizar deuda no es más que una huida hacia delante; una huida que, sin embargo, y en contra de lo que se dice, no supone doblegar a los especuladores, sino todo lo contrario. Es cierto que quienes hayan vendido al descubierto pueden verse forzados a cubrir sus posiciones con pérdidas. Pero también es verdad que quienes se han negado a comprar deuda soberana a la espera de que sus tipos de interés aumentaran –y por tanto han sido cooperadores necesarios de los vendedores al descubierto– han recibido un inmerecido premio. Al cabo, cuando el BCE ha monetizado deuda, los tipos de interés han vuelto a caer, de modo que los especuladores que han esperado a comprar la deuda en su punto más alto habrán obtenido una importante tajada. Así es normal que pase lo que pase: si sabemos que las subidas de tipos están capadas por arriba, sólo es necesario dejar que los tipos se disparen... a la espera de que el BCE empiece a monetizarlo todo.

Conclusión

Dejémonos de zarandajas. El problema de fondo no es que nos odien los pérfidos alemanes o los malvados franceses, sino que debemos muchísimo dinero y que tenemos una tasa de paro del 20%. Sí, del 20%. Un quinto de nuestra población laboral vive del crédito extranjero. ¿Qué perspectiva hay de que esto cambie? De momento, ninguna, y si añadimos a la ecuación que Grecia va a quebrar (y por tanto a descapitalizar a nuestros prestamistas), que Portugal e Irlanda podrían seguir el mismo camino, que no se conoce el volumen real de nuestra deuda pública y que Italia también se tambalea, ¿a alguien le extraña que estemos como estamos?

No echemos más balones fuera y asumamos nuestras culpas: el país no puede seguir así. Si la izquierda prefiere la quiebra a renunciar a sus dogmas (necesitamos menos gasto, menos impuestos y menos regulaciones), que lo diga a las claras, pero al menos que no insulte a quienes nos siguen prestando. ¿Se imaginan que una familia morosa vaya a incendiar la sucursal bancaria, a ver si así ve mejorada su credibilidad ante el director de la oficina y consiente en renovarle el crédito? Vaya papelón que estamos haciendo como país, por culpa de nuestros ignorantes políticos, de sus iluminados defensores y de sus apesebrados comunicadores.

 

JUAN RAMÓN RALLO, jefe de Opinión de LIBERTAD DIGITAL.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #18 : Lunes 18 de Julio de 2011, 05:31 »

Una semana decisiva

La encrucijada de España: ¿reformas, ajuste o quiebra?

 La prima de riesgo se consolida por encima de los 300 puntos, el punto de no retorno que abocó a la bancarrota a Atenas, Lisboa y Dublín.



2011-07-17


 D. SORIANO-LD



Hace apenas quince días, el viernes 1 de julio, la prima de riesgo española cerraba la sesión en 235 puntos. Era un nivel alto y preocupante. Hace menos de dos años, en febrero de 2010, hubo titulares el día en que este índice superó los 100 puntos. Sin embargo, en esta ocasión nadie prestó demasiada atención al dato. La deuda española se ha acostumbrado a vivir a una enorme distancia de la alemana. De hecho, salvo en un pequeño período de marzo y abril, el diferencial entre una y otra había estado por encima de los 200 puntos desde que comenzó 2011.

Sin embargo, a partir de ese primer día del mes de julio, se inició una cadena de subidas en la prima de riesgo española que iba a llevar a una tensión a los mercados como no se ha vivido, quizás, desde el comienzo de la crisis. El indicador pasó de esos 235 puntos a los 336 del lunes 11. Y la jornada del martes fue aún peor, con momentos en los que el diferencial se disparó por encima de los 380 puntos y minutos de auténtico pánico en los mercados. Afortunadamente, aquella situación crítica pasó y la prima se situó en el entorno de los 330 puntos. De esta manera, se volvía una calma muy tensa, con todos los inversores esperando con impaciencia los resultados de los test de estrés y la fallida cumbre del fin de semana en Bruselas (parece que finalmente se celebrará el próximo jueves), en la que se esperaba un acuerdo sobre el rescate a Grecia.

Los 300 puntos

Mientras se resuelve el interrogante de quién pagará la mayor parte del rescate a Grecia (los contribuyentes de los países ricos de la Eurozona o los acreedores del Gobierno heleno), los ojos de los inversores se dirigen a España e Italia. Con Grecia en quiebra y Portugal e Irlanda en la fase del rescate, los dos grandes países del sur de Europa son las principales preocupaciones. En este sentido, el mantenimiento de la prima de forma consistente bastante por encima de los 300 puntos no es una buena noticia.

Los bonos helenos, lusos e irlandeses cotizaban por debajo de este límite hace apenas unos meses. Como puede verse en el siguiente gráfico, a comienzos de 2010, tanto la deuda de Portugal como la de Grecia estaban incluso por debajo de los 200 puntos de diferencial respecto a la alemana. Sin embargo, a partir de un momento dado (primavera para Atenas y otoño para Lisboa), se consolidó su situación por encima de los 300 puntos, lo que provocó una rapidísima escalada de su prima de riesgo, que obligó al rescate de ambos países.



Prima de riesgo

Esta evolución no es una casualidad. La prima de riesgo no es otra cosa que la diferencia en el rendimiento (precio) en el mercado secundario entre el bono alemán a diez años y el español. De esta manera, esos 235 puntos quieren decir que los compradores de deuda en el mercado secundario exigen más rentabilidad por la deuda hispana que por la germana (porque estiman que ésta última es mucho más segura). Aunque es un ratio comparativo, también sirve como una medida muy fiable de cómo valoran los mercados la deuda española.

El bono alemán se encuentra situado algo por encima del 2,5%, con lo que una prima de riesgo de más de 300 puntos pone la rentabilidad de la deuda española en el entorno del 6%. Aunque estos datos vienen de los mercados secundarios, son un anticipo de lo que le costará al Tesoro colocar sus próximas emisiones de deuda. Y a partir de ese momento, esta financiación generará un alto coste, porque durante diez años tendrá que pagar ese interés al que se comprometa. En un contexto de deuda pública disparada, esto dificultará cumplir los objetivos de déficit. Una parte muy importante del gasto anual de los Presupuestos Generales del Estado se dedica al pago de los intereses, con lo que un incremento en los mismos provocará tensión en los capítulos de gasto.



Prima de riesgo de España desde el 1 de julio

Por eso, cuando Grecia o Portugal estuvieron mucho tiempo por encima de los 300 puntos, acabaron despeñándose por el precipicio del rescate. El proceso es como una pescadilla que se muerde la cola:

•Tengo un alto nivel de deuda pública, por lo que los inversores no se fían de mí y me piden un interés mayor para comprarme las nuevas emisiones
•Ese interés más elevado es un nuevo gasto que se suma a los que ya tenía
•Como tengo más gasto, soy aún menos fiable que antes
•Por lo tanto, los inversores me piden aún más interés y el proceso se acelera
Los vecinos

En realidad, la situación de España es sensiblemente mejor que la griega, la portuguesa o la italiana en algunos aspectos esenciales. Comparando su nivel de deuda (ver siguiente cuadro), puede verse que mientras Roma o Atenas deben por encima del 120% de su PIB, Madrid apenas llega al 60% (acabará el año en el 68% si se cumplen las perspectivas del Gobierno). De hecho, esta cifra es inferior a la de los grandes países de la UE, como Alemania o Francia.



El problema no es que deba mucho dinero, sino de que genera dudas en los mercados que vaya a ser capaz de pagarla, porque su déficit está descontrolado. En los últimos dos años, las administraciones públicas españolas han gastado mucho más de lo que han recaudado.

Haciendo un símil con un hogar, España sería como una familia que tiene una hipoteca media, no demasiado grande, pero en la que todos sus miembros se encuentran en paro. Por eso, el banco no le presta dinero. Quizás su vecino del quinto (alemán), tengan una hipoteca mucho mayor, pero también poseen una sólida nómina que le respalda. No hay dudas de que podrá pagar sin problemas las cuotas mensuales.

Eso sí, peor están aún sus vecinos griegos o portugueses. Estos deben mucho más y, además, tienen incluso menos ingresos. De hecho, el banco ya ha empezado a asumir que no cobrará. Y las puertas de las entidades de crédito se les cerrarán durante muchos años. Por último, el vecino italiano debe muchísimo, aunque tiene algunos ingresos, propios de una economía que en su día fue sólida. Ahora, la duda es si podrá volver a la senda del crecimiento que abandonó hace ya unos años.

La encrucijada

La buena noticia es que España debe un 60% del PIB, una cantidad manejable, y que tiene una economía más grande, sólida y diversificada que la de griegos o portugueses. La mala noticia es que las perspectivas de crecimiento para los próximos años son pocas, con lo que la recaudación fiscal tampoco será muy elevada. Además, como dijimos más arriba, con la prima de riesgo por encima de los 300 puntos, financiarse será muy caro, por lo que cerrar el agujero entre ingresos y gastos será aún más complicado.

Con este panorama, la economía española se acerca a una encrucijada en la que tendrá que decidirse por un camino a seguir, desechando las otras opciones. Hasta ahora, el Gobierno ha intentado una vía intermedia, que no le obligase a realizar cambios radicales, pero que lanzase la señal a los inversores de que se estaba por el buen camino de la reducción del déficit. Tras lo visto la semana pasada, parece que esa vía intermedia ya ha llegado a su fin. Es el momento de decidirse por una de las alternativas, con todos sus pros y contras:

1. Reformas: si no hubiera políticos involucrados, seguramente ya hace tiempo que se habría tomado esta vía. España tiene dos peligros, la falta de crecimiento y el descontrol en las cuentas públicas. Entre los especialistas, hay un consenso en que la economía española no crece por su rigidez legislativa (especialmente en el mercado laboral y la actividad empresarial). Sin embargo, las reformas emprendidas hasta ahora (laboral, negociación colectiva, eliminación de la burocracia, eliminación de normativas absurdas,...) han sido pocas y con pocos resultados.

Por otro lado, el segundo aspecto clave es el gasto público. Todas las administraciones tienen un elevadísimo nivel de déficit. El Gobierno central ha tomado algunas medidas, pero ahora todos los ojos se centran en las cuentas autonómicas. En las últimas semanas, se han sucedido las noticias sobre los impagos en ayuntamientos y comunidades; sobre los números rojos del sistema sanitario; o acerca de los pufos ocultos que salen a la luz con los cambios de Gobierno. Mientras esto no se arregle, no habrá inversores que se fíen de España. Pero, ¿estarán los políticos españoles dispuestos a autorregularse o a perder competencias, poder o porción de presupuestos?

2. Ajuste: éste es el camino que ha emprendido Portugal. Cuando se vio que era imposible que pagasen sus deudas, el Gobierno luso tuvo que mirar a sus socios europeos. Éstos aceptaron rescatarle: es decir, dar dinero a Lisboa para que cumpliese con los vencimientos de su deuda pública. A cambio, los nuevos acreedores (la UE, el FMI, el resto de países de la Eurozona) exigen a Portugal una serie de medidas que les den la seguridad de que cobrarán.

Es como si obligasen a Lisboa a aceptar la opción uno, la de las reformas, por las bravas. El problema es que Alemania, Holanda, el FMI o la UE no están tan preocupados por el crecimiento luso a medio plazo como por una reconstrucción de las finanzas a corto que les asegure que les devolverán la mayor parte del dinero prestado. Esto quiere decir que mezclan reformas interesantes y recortes de gastos imprescindibles, con subidas de impuestos que dañan al contribuyente luso y su capacidad para ahorrar y ayudar a la recuperación.

Por eso los gobiernos se resisten al rescate hasta que no tienen otra opción. Rescate es una palabra positiva (implica salvar a alguien), pero que encierra una realidad muy impopular y que es difícil de aplicar en cualquier economía.

3. Quiebra y salida del euro: aunque todos los nieguen, es la perspectiva más cercana a Grecia. El país heleno entrará en bancarrota y la duda es si tendrá que abandonar la zona euro o no. Esto tendría una ventaja: su nueva divisa se depreciaría de forma instantánea y sus exportaciones serían más competitivas.

Estos beneficios para la industria exportadora no serían suficientes para compensar el daño al conjunto del país. Por un lado, los ahorradores verían como su dinero pierde automáticamente una gran parte de su valor (ellos tenían 10.000 euros y ahora les dicen que tienen 10.000 dracmas). Las puertas del crédito internacional se cerrarían durante muchos años: nadie iba a prestar dinero a este país mientras no se devolviera lo anterior. Y el sistema financiero correría el riesgo de colapsarse, con los clientes haciendo cola en los bancos y reclamando que les devolvieran sus euros. Podría ser una situación muy similar al corralito argentino. Sin embargo, a pesar de su dureza, puede que sea la única alternativa a su alcance en estos momentos.

Alberto Recarte explicaba claramente en febrero del año pasado cuál sería la situación de Grecia si tuviera que abandonar el euro (algo que, por otro lado, parece cada vez más cercano):

"Los problemas de Grecia tienen difícil solución dentro del euro. Aunque tampoco les sería fácil a los griegos alcanzar el equilibrio fuera del euro, pues una salida voluntaria, o forzada, de la Unión Monetaria, significaría un aumento enorme de su deuda exterior, la quiebra de su sistema financiero, la suspensión de pagos de su sector público y la devaluación de cualquiera que fuera su moneda nacional. Junto con la necesidad de tener que hacer las mismas reformas a las que ahora está obligada, pero con una diferencia: la industria exportadora podría recuperarse y, con las reformas hechas, podría impulsar el crecimiento de toda la economía, con lo que, además, la pobreza provocada por la pérdida de valor de su nueva moneda nacional se distribuiría más equilibradamente entre todos, y no como ahora desigualmente, entre los que tienen trabajo y patrimonio neto positivo y los que no tienen ni trabajo ni patrimonio".

España está muy lejos de la situación de Grecia. Como puede verse en el gráfico, sus finanzas públicas son mucho más sólidas, incluso en la actual coyuntura. Pero lo ocurrido en la última semana con la prima de riesgo es un aviso para navegantes. Podemos estar llegando a un momento decisivo y habrá que tomar decisiones. Del camino escogido, dependerá el futuro de la economía española de la próxima década.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #18 : Lunes 18 de Julio de 2011, 05:31 »

 En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #19 : Martes 19 de Julio de 2011, 22:46 »

La presión sobre España coloca el coste de la deuda en niveles de hace casi una década



E. Hita | Agencias | Madrid
Actualizado martes 19/07/2011 11:10



 Con la prima de riesgo en máximos, España se ha visto obligada a aumentar considerablemente los intereses para financiar su deuda. En la subasta de letras de 12 y 18 meses de este martes la rentabilidad se ha disparado un 37% y 20%, respectivamente, frente a las emisiones anteriores de este tipo.

A esos precios, el Tesoro Público ha conseguido colocar el máximo previsto: 4.448 millones de euros (el rango de colocación se fijó entre 3.500 y 4.500 millones).

En concreto se han emitido letras a un año por 3.788 millones, con una rentabilidad del 3,702%, frente al 2,695% de la subasta anterior, colocándose los intereses en niveles de hace tres años.

En cuanto a las letras a 18 meses, se han vendido 661 millones de euros. Los intereses se han elevado desde el 3,26% al 3,91%, situándose en niveles de 2002.

La demanda, una vez más, ha superado la oferta. Las peticiones por un importe de 11.900 millones han triplicado lo adjudicado.

José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi en España, considera "positiva" la subasta de este martes. En su opinión, "es la demanda y no el tipo [de interés], la clave" del éxito.

El diferencial se relaja
Esta nueva emisión se produce cuando la prima de riesgo está en máximos, después de que hace una semana el diferencial escalase a su récord histórico, al rozar los 380 puntos. Si bien, tras esta cita clave con los mercados, la prima de riesgo se ha relajado hasta los 345 puntos desde los 366 que marcó al inicio de la sesión.

En cualquier caso, la rentabilidad del bono a 10 años con respecto a su homólogo alemán está en niveles nunca vistos desde hace 14 años, en concreto, en el 6,309%.

La deuda de los demás países periféricos también está en máximos, con el 'spread' de la italiana ampliándose a 334 puntos básicos (interés del 5,963%), mientras que el de la portuguesa establecían una brecha respecto al 'bund' de 1.037,9 puntos básicos y una rentabilidad del 12,993%.

Por su parte, el diferencial de la deuda griega alcanzaba los 1.574,6 puntos básicos, con una rentabilidad del 18,229%, mientras que el 'spread' de los bonos irlandeses llegaba a 1.193,2 puntos básicos, con una rentabilidad del 14,481%.

Este martes, también se ha celebrado subasta en Grecia, donde se ha colocado 1.625 millones de euros en letras del Tesoro con un vencimiento de tres meses, a un interés del 4,58%, menor que hace un mes.

Los inversores se mantienen expectantes ante el éxito o fracaso de la nueva convocatoria del Eurogrupo para afrontar nuevamente el segundo rescate de Grecia. Está previsto un encuentro el jueves, aunque la canciller alemana, Angella Merkel, no parece muy dispuesta a acudir si no hay nada concreto que aprobar.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #20 : Jueves 21 de Julio de 2011, 21:18 »

España, obligada a pagar el mayor interés en 14 años para colocar su deuda



El Tesoro salva una subasta crucial y se queda justo por debajo de la frontera del 6%, aunque vuelve a niveles pre-euro.



2011-07-21


LIBRE MERCADO


El Tesoro Público ha emitido 2.621,5 millones en obligaciones a 10 y 15 años, aunque se ha visto obligado a subir el interés al nivel más alto desde el año 1997 (cuando todavía no existía la moneda única) para colocar el papel, según datos del Banco de España, informa Europa Press.

La situación es especialmente preocupante si se comparan los resultados de anteriores subastas con el tipo de interés oficial del Banco Central Europeo. En el año 2000 y 2001, el Tesoro tuvo que pagar alrededor del 5,5% para colocar sus bonos a diez años. Era una cifra razonable porque en aquel momento los tipos de interés oficiales del BCE se situaban en el entorno del 4-4,5%.

Sin embargo, en estos momentos, el tipo vigente en la Eurozona es del 1,5%, pero a España le piden el 6% para prestarle dinero. Vamos, que los inversores no se fían de la capacidad del Gobierno hispano para devolver sus deudas y sólo están dispuestos a comprar sus bonos si paga una alta rentabilidad. La buena noticia es que no se ha llegado a la barrera sicológica del 6%. Es un triste consuelo, pero era el límite del que los analistas habían hablado y se ha conseguido mantenerse por debajo.

Los resultados de la subasta

El Tesoro se ha vuelvo a quedar en la parte alta del rango, ya que esperaba colocar entre 1.750 y 2.750 millones y ha vuelto a lograr una alta demanda, que ha superado los 5.000 millones. En lo que va de semana, el Tesoro ha colocado más de 7.000 millones en letras y obligaciones entre los inversores a pesar de la inestabilidad de los mercados.

En concreto, el Tesoro ha emitido 1.807,21 millones de los 3.429,27 solicitados en obligaciones a 10 años, aunque ha tenido que elevar el tipo marginal desde el 5,37% de la última subasta al 5,921%. En obligaciones a 15 años, el organismo dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda ha emitido 814,30 millones de los 1.694,30 millones solicitados. En este caso, el tipo marginal ha pasado del 6,04% de la subasta de junio al 6,218%.

En ambos casos, los tipos se han situado en el nivel más alto desde el año 1997, cuando el interés marginal se situó en el 7,26% en las obligaciones a 10 años y en el 7,49% en las obligaciones a 15 años.

Rescate a Grecia

Así, el organismo ha logrado cerrar con cierto éxito la segunda subasta tras la publicación de las pruebas de estrés a la banca y horas después de que la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, hayan logrado finalmente fijar una postura común sobre el segundo plan de rescate a Grecia.

Esta decisión ha permitido relajar la prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes, que se ha situado próxima a los 320 puntos esta mañana, a la espera de la reunión del Eurogrupo sobre la crisis financiera. El Tesoro acudió también a los mercados el pasado martes, cuando colocó 4.448,43 millones en letras a 12 y 18 meses, logrando así emitir el máximo previsto en medio de una alta demanda, aunque también tuvo que subir el interés para colocar el papel.

Con las subastas del martes y del jueves, las primeras después de que la prima de riesgo superara sus máximos históricos, el Tesoro ha logrado colocar un total de 7.069,43 millones, quedándose así cerca del máximo previsto, situado en 7.250 millones. El Tesoro afrontará una nueva prueba la próxima semana, ya que tiene previsto realizar una nueva emisión de letras a tres y seis meses el próximo martes 26 de julio.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #21 : Viernes 22 de Julio de 2011, 06:11 »

El sector público se endeuda en otros 49.700 millones en sólo tres meses




elConfidencial.com

Carlos Sánchez 21/07/2011  (06:00h)

La economía española se ahoga asfixiada por las deudas. En particular el sector público, que, al contrario que los agentes económicos privados, continúa tirando del endeudamiento para salir de la crisis. Mientras que familias y empresas han reducido sus deudas en 37.038 millones de euros durante el primer trimestre del año respecto de diciembre de 2010, el sector público ha añadido otros 49.709 millones. O lo que es lo mismo, la deuda total de la economía española crece hasta alcanzar los 3,098 billones de euros, la cifra más alta jamás alcanzada.

Para hacerse una idea de lo que significan esos números hay que tener en cuenta que en 2003 el endeudamiento total de la economía ascendía a apenas 1,59 billones de euros, lo que significa que en sólo ocho años prácticamente se ha duplicado. En términos relativos el avance es, igualmente, elocuente. Si al comenzar la era Zapatero la deuda del conjunto de la economía representaba el 214,1% del Producto Interior Bruto, en estos momentos supone el 289,7% del PIB. Ha crecido, por lo tanto, en una cifra increíble en términos absolutos. Nada menos que en alrededor de 750.000 millones de euros.

El incremento del primer trimestre tiene que ver con las necesidades de endeudamiento de las distintas administraciones públicas. Mientras que el Gobierno central requirió 42.673 millones, las comunidades autónomas necesitaron 5.161 millones adicionales. Las regiones españoles deben ya 119.272 millones, cuando en 2004, y sin que haya mediado una nueva tanda de transferencias, la deuda ascendía a poco más de 53.900 millones de euros.

La información procede de las Cuentas Financieras de la economía, una publicación que trimestralmente elabora el Banco de España, y que refleja nítidamente como tanto las empresas como las familias se han ajustado el cinturón. Muy al contrario, el sector público continúa compensando la caída de ingresos acudiendo al mercado de capitales.

En el caso de los hogares, el retroceso del nivel de deuda tiene que ver con la mala situación económica. En 2010, la renta disponible bruta de las familias cayó un 1,8%, hasta los 713.424 millones. Desde la recesión de los primeros años 90 no sucedía nada parecido, lo que hay relacionarlo con el mal comportamiento del empleo. Este mal funcionamiento de la economía explica, igualmente, que la liquidez de las familias –tanto en efectivo como en depósitos- se mantenga estancada. En concreto, alcanza los 858.868 millones de euros.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #22 : Viernes 22 de Julio de 2011, 22:07 »

Por qué no entusiasma el euroacuerdo

Se ampara una suspensión de pagos descafeinada de Grecia



Carlos Segovia | Madrid
-elmundo.es
Actualizado viernes 22/07/2011 13:31


Pasan las horas desde el euroacuerdo de Bruselas y las Bolsas suben y la prima de riesgo baja, pero sin euforia. ¿Por qué?

Todos los líderes europeos que asistieron a la Cumbre proclamaron frases solemnes de que lo peor había pasado y que se recuperaba la confianza- "Nos hemos comprometido con determinación", afirmó el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

"Hemos estado a la altura", aseguró la canciller alemana, Angela Merkel."Se ha logrado un acuerdo fuerte, concreto, preciso, que debe transmitir confianza y credibilidad", proclamó el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, al término de la cumbre.

Sin embargo, por ejemplo, la prima de riesgo española, la remuneración que exigen los inversores para apostar por el país, se mueve invariable desde el arranque en torno a 275 puntos básicos.

Es verdad que llegó a estar en casi 400 en los peores días de la semana pasada, pero la cota de hoy sigue siendo récord desde el ingreso de España en el euro y supone mantener cerrado el mercado financiero internacional a prácticamente todo el sistema financiero español a precios razonables.

Y sin flujo a la banca no se puede esperar que ésta revitalice el crédito a las empresas y a las familias y, por tanto, no hay recuperación económica a la vista.

El euroacuerdo no entusiasma, porque, en primer lugar, ampara una suspensión de pagos descafeinada de Grecia, lo cual es un hito en el euro. Los mercados esperan que, de un momento a otro, las agencias de calificación de riesgo proclamen que la decisión europea del jueves es un impago de uno de sus miembros con lo que eso supone de falta de credibilidad y confianza y temor a que vuelva a pasar a otro país del club. Fitch ya ha empezado proclamando lo que los líderes europeos evitaron mencionar: la palabra maldita "default".

En segundo lugar, las armas aprobadas para evitar el contagio de la enfermedad griega no son definitivas.

Alemania ha aceptado flexibilizar, pero no ampliar con más dinero el fondo europeo de rescate y se opone a medidas que darían cobijo a los países más vulnerables del euro como sería la creación de un Tesoro único o la emisión de eurobonos. Por eso hay riesgo de pan para hoy y hambre para mañana tras el acuerdo de hoy y la alegría puede ser sólo coyuntural.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #23 : Sábado 23 de Julio de 2011, 01:47 »

Persiste la presión sobre España y el diferencial se mantiene en 290 puntos


Javier González | Efe | Madrid
Actualizado viernes 22/07/2011 19:20


 El segundo plan de rescate de Grecia apenas ha logrado reducir la presión sobre España durante horas. El diferencial entre el bono español a 10 años y el 'bund' alemán de referencia ha repuntado de 285 a 293 puntos básicos y la subida de la Bolsa se ha 'enfriado' después de que Fitch considere la ayuda un "impago restringido".

La palabra es volatilidad. El descafeinado plan llevó la prima de riesgo a los 265 puntos básicos al inicio de la jornada, unos 100 menos que el pasado lunes, cuando la crisis del euro disparó el diferencial con el bono alemán a máximos históricos. Sin embargo, tras el anuncio de Fitch se disparó por encima de 300 puntos para luego reducirse a 293.

"La interpretación de los analistas de crédito y economistas sobre el plan de rescate será uno de los principales factores a tener en cuenta la próxima semana", explica Natalia Aguirre, directora de Análisis y Estrategia de Renta 4.

La reacción inicial "ha sido altamente positiva", pero falta un análisis en profundidad de las agencias de calificación y otros expertos. En opinión de Aguirre, la confianza sobre el euro crecerá si se percibe "cierta agilidad" en la aplicación del rescate griego.

La rentabilidad del bono español ha repuntado del 5,72% hasta más 5,83%, después de que la agencia Fitch considerara que el acuerdo supone un 'impago restringido' para Grecia. Sin embargo, luego ha recortado al 5,76%.

El coste del bono alemán recortó del 2,88% al 2,83% por el rescate, lo que amplió el diferencial con otros países del euro.

La prima de riesgo del bono italiano a 10 años se situó en 257 puntos al repuntar su rentabilidad al 5,4%. Por su parte, el diferencial griego bajaba a 1.185 puntos gracias a que la rentabilidad de su bono se desplomó un 10%, ofreciendo así un 14,7% en los mercados secundarios.

La Bolsa, casi plana
Por su parte, el Ibex continúa por encima de los 10.000 puntos gracias a una subida del 0,42%. Aunque al inicio de la jornada llegó a repuntar un 1,7%, la opinión de Fitch sobre el rescate 'enfrió' los ánimos.

Los grandes bancos, protagonistas de fuertes subidas en las jornadas anteriores, cayeron en el parqué un 1,15% en el caso del Banco Santander y un 0,97% en el caso de BBVA.

La acción del BBVA se ha revalorizado esta semana de 7,19 a 7,75 euros, un 7,7%; mientras que la del Santander ha repuntado de 7,21 a 7,85 euros, un 8,8% más.

Por su parte, el valor de Bankia ha caído un 1,6% desde su debut bursátil del miércoles mientras que el de Banca Cívica ha perdido un 0,7%.

Los que más suben son los que, además, han presentado resultados semestrales. Bankinter se apuntó un 5,94% este viernes tras frenar la caída de su beneficio.

CaixaBank se apuntó a su vez un 2,58% tras presentar un aumento del beneficio semestral del 11%.

El tercer valor en subir fue Banco Popular (2,56%), frente a las caídas de Mapfre (-2,08%) y OHL (-1,28%).
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #24 : Martes 26 de Julio de 2011, 05:59 »

Los mercados piden más del rescate griego y castigan al bono español
 

Los bancos arrastran al parqué al color rojo
 Moody's critica el precedente de que la banca participe en los rescates
 La Bolsa abrió tarde por 'problemas técnicos'
 

Javier González | Madrid-elmundo.es
 
Actualizado lunes 25/07/2011 18:09 horas



El segundo plan de rescate griego, 158.000 millones de euros más que se suman a los 110.000 millones pactados en 2010, no parece haber puesto punto y final a la presión de los mercados sobre la eurozona.
 
La prima de riesgo española, el diferencial entre el bono a 10 años con el 'bund' alemán de referencia, se ha elevado desde los 294 puntos de partida de la jornada a 326 puntos básicos. Y ello a pesar de que el Eurogrupo acordó esta ayuda con la banca acreedora, que aportará 49.000 millones, 37.000 millones de ellos 'voluntarios', canjeando parte de la deuda por nuevas obligaciones.
 
Las agencias de calificación Fitch y Moody's consideran que el plan para Grecia supondrá un "impago restringido" de la deuda helénica. Y los puntos 'oscuros' del rescate hacen que Moody's advierta de un posible 'efecto contagio' a otros países en problemas de la eurozona.
 
En su opinión, el paquete de apoyo "sienta un precedente para futuras reestructuraciones" de la deuda de países con problemas, entre los que cita Portugal e Irlanda, por su impacto en la confianza que tendrán sus bancos acreedores, informa Reuters.
 
Así, en una jornada sin referencias en Europa, centrada en la negociación sobre el techo de deuda de Estados Unidos, la rentabilidad del bono español ha superado el 6,03% frente al 2,76% alemán en los mercados secundarios.
 
Mientras, el castigo también se extiende a la Bolsa, arrastrada por la banca. El Ibex perdió un 1,92%, con BBVA (-3,48%), Santander (-3,21%), Sabadell (-3,19%), Popular (-4,79%), Bankinter (-4,84%) y Caixabank (-1,2%) teñidos de rojo.
 
Según los analistas, la intervención del Banco de España para rescatar la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) se daba por descontada, por lo que la medida no ha tenido ninguna repercusión especial en la cotización de la banca.
 
La Bolsa de Milán cerró con una caída del 2,47%; el Cac de París cedió un 0,77%; y el Dax de Fráncfort perdió un 0,25%.
 
Problemas con la deuda en Europa y EEUU
 
El diferencial español llegó a alcanzar antes del rescate los 379 puntos básicos, un nivel histórico por las diferencias en el Eurogrupo para alcanzar un acuerdo y las dudas sobre la austeridad de Italia.
 
Aunque el acuerdo llegó a reducir la prima de riesgo a 265 puntos durante la negociación del pasado jueves, entre los rumores de un acuerdo, el posicionamiento de las agencias de calificación ha impulsado la prima de riesgo otra vez por encima de los 300 puntos.
 
"Estaremos a la espera de que se vayan concretando los detalles del nuevo plan europeo para solventar el problema de deuda griego y evitar el contagio a países como España e Italia", explica Natalia Aguirre, directora de Análisis y Estrategia de Renta 4.
 
"De cara a los próximos días la clave serán las noticias referentes a las negociaciones sobre el aumento del techo de endeudamiento de la economía norteamericana", añade. La ampliación del endeudamiento es fundamental para evitar el impago de las obligaciones de Estados Unidos el próximo 2 de agosto. fecha límite para que demócratas y republicanos lleguen a un acuerdo.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #25 : Martes 26 de Julio de 2011, 07:13 »


SUBASTA DE LETRAS

Salgado vuelve a pedir prestado por tercera vez en un mes


Por tercera vez en un mes el Tesoro acude al mercado de deuda a emitir letras, ahora a tres y seis meses.






2011-07-25


EFE

 El Tesoro Público español celebra mañana una subasta de letras a tres y seis meses, la primera que se celebra después de que el Eurogrupo alcanzase la semana pasada un acuerdo sobre el segundo rescate de Grecia, lo que ayudó a calmar a los mercados.

 Además, se lleva a cabo tras la decisión anunciada el pasado viernes por el Banco de España de intervenir la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), con el objetivo de recapitalizarla y luego adjudicarla.

 Los líderes europeos alcanzaban el pasado jueves un acuerdo relativo al segundo rescate de Grecia, el mismo día en el que el Tesoro celebró una subasta de deuda a 10 y 15 años.

 La incertidumbre que existía en los mercados provocó que el Tesoro tuviera que elevar la rentabilidad hasta niveles de 1997, en tanto que la demanda cayó.

 En esa misma semana, el Tesoro también celebró otra puja de letras en la que tuvo que subir el interés, pero que se saldó con una fuerte demanda.

 En ese caso, el Tesoro logró adjudicar 4.448,44 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses, lo que confirmaba el interés de los inversores por la deuda soberana española.

 En la anterior subasta de letras a 3 y 6 meses celebrada por el Tesoro el pasado 21 junio, se adjudicaron 2.988 millones de euros.

 Además, se consiguió bajar el interés marginal aplicado a estas últimas en una emisión en la que la demanda de las entidades fue fortísima y superó los 15.000 millones de euros.

 De esta forma, se adjudicaron 2.356 millones de euros en letras a seis meses con un interés marginal del 1,789 %, inferior al 1,798 % aplicado en la anterior emisión de esta denominación.

 Además, se colocaron 632,10 millones de euros en letras a tres meses con un interés marginal del 1,578 %, por encima del 1,418 % anterior.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #26 : Jueves 28 de Julio de 2011, 04:23 »

PRENSA ECONÓMICA


Reuters pone a España como ejemplo de que el rescate a Grecia no funciona
La euforia por el rescate a Grecia ha durado poco. España e Italia demuestran que fue agua de mayo. Así lo ve Reuters.



2011-07-27


LUIS F. QUINTERO-libertaddigital.com


La Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) sigue siendo protagonista, tanto en medios generalistas como en los especializados en Economía. Dice Expansión que "la CAM participa en 65 promotoras inmobiliarias" y aclara que es la "incertidumbre sobre esa exposición" lo que ha desanimado "a algunos potenciales compradores de la caja".

En el Economista nos cuentan que "el Banco de España blinda la CAM contra pérdidas para subastarla" y matiza que "el gobernador –MAFO- rectifica y ofrecerá un esquema de protección de activos al comprador".

Pero sin duda la cita del día está en ese Consejo de Política Fiscal y Financiera, en la que el Gobierno pretende asfixiar a las comunidades autónomas del PP. Al menos esto es lo que dice el Economista: "El plan de Rubalcaba para asfixiar al PP". Dice que el Gobierno va a decirle a las comunidades autónomas que "aún le deben 23.700 millones" y les va a pedir que acometan ajustes. Todo, "para desgastar al PP".

Mientras, en el mismo diario vemos que las autonomías "podrán cargar un 15% extra al nuevo impuesto del CO2". Vamos, que parece que la clave sigue siendo recaudar, recaudar , recaudar. Para rematar, vemos en Expansión que "las TV autonómicas completan el peor semestre de su historia". Uno de los problemas de los gobiernos autonómicos, que ahora tienen a sus cadenas de televisión perdiendo "protagonismo en el panorama audiovisual, a pesar de que cuestan 1.800 millones al año a los contribuyentes".

En cuanto a EEUU, destacamos Cinco Días que hoy se centra en uno de los puntos calientes de la crisis financiera internacional. La deuda pública golpea a EEUU y si no llega a un acuerdo antes del próximo martes, podría incurrir en default.

En el vistazo a los económicos internacionales nos centramos en la agencia Reuters, que nos cuenta cómo las colocaciones de deuda en Italia y España muestran que "la crisis de deuda pública no está resuelta" con el rescate a Grecia.

En The Wall Street Journal leemos que Lagarde, la nueva directora gerente del Fondo Monetario Internacional quiere más dinero para la institución financiera. Dice este diario que Lagarde "planteó la posibilidad de que el FMI necesite más recursos financieros para hacer frente a la crisis económica, que continúa".

En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #27 : Jueves 28 de Julio de 2011, 04:31 »




La prima de riesgo alcanza los 340 puntos

La prima de riesgo española repunta desde los 322 puntos básicos con los que concluyó ayer hasta alcanzar los 340 puntos.







2011-07-27


LIBRE MERCADO


La prima de riesgo ofrecida a los inversores por los bonos españoles a diez años respecto a sus homólogos alemanes se situaba en 340 puntos básicos, con un rendimiento del 6,042%, según los datos del mercado secundario recopilados por Europa Press.

En el caso de la deuda italiana, el spread respecto a los bonos alemanes alcanzaba los 309 puntos básicos, con un interés del 5,735%, mientras que el diferencial de los bonos portugueses se situaba en 883 puntos básicos, con un rendimiento del 11,408%.

Por su parte, la prima de riesgo de la deuda de Grecia alcanzaba los 1.227 puntos básicos, con un rendimiento del 14,782%, mientras que el interés de los bonos irlandeses alcanzaba el 11,801%.


En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #28 : Viernes 29 de Julio de 2011, 07:08 »

La deuda soberana le va a dar el verano a España. Expertos financieros advierten de un agosto “en vilo” por la inestabilidad política y el déficit autonómico

elconfidencialdigital.com
         

“Nos espera un agosto de deuda soberana en vilo”. “Las agencias de calificación nos traerán por la calle de la amargura”. Los expertos financieros vaticinan un próximo mes convulso ante la inestabilidad política que vive España.
El verano será agitado en los mercados financieros de deuda soberana de todos los países periféricos (PIGS). Es la impresión transmitida a El Confidencial Digital por expertos de FUNCAS, fundación de estudios las cajas de ahorro, AFI (Analistas Financieros Internacionales) y el Círculo de Empresarios.

Los mercados, aseguran, se encuentran muy nerviosos por el posible ‘default’ (suspensión de pagos) de Estados Unidos, si el 2 de agosto el Gobierno de Obama no consigue un acuerdo para el aumento del techo de gasto público, y eso puede traer “segundas derivadas sobre Europa”.

La Zona Euro continúa creando dudas a los inversores mundiales. Europa tiene la estabilidad del euro en el aire y no termina de ganar la confianza de los mercados internacionales. En su última cumbre no ha dado una respuesta contundente a la crisis griega (ha decretado una disimulada suspensión de pagos parcial) y no ha dado a la EFF (mecanismo de rescate de los países del euro) todos los medios para responder a las crisis de deuda.

Por su parte, Alemania, según los expertos, no cede en sus pretensiones de “meter presión y austeridad fiscal” a los países del Sur, lo que los condena a no crecer, y al mismo tiempo combate el exceso de liquidez en la zona euro y las facilidades crediticias del BCE a los países en crisis, “por el pánico histórico que siente Alemania ante la inflación”. Pero sin algo de inflación los países periféricos crecerán menos todavía, añaden.

Esta situación no favorece a España, que además “tiene un riesgo permanente de inestabilidad política durante los próximos meses, algo que los mercados detestan”.

Para nuestro país la puntilla es la falta de un acuerdo “cerrado y contundente” de las comunidades autónomas para limitar sus gastos y cumplir el objetivo de déficit de España este año en un 6% del PIB. Algunas Comunidades Autónomas, la mayoría en manos del PP, han dicho que no cumplirán con el déficit que se les pide, y el Gobierno no ha sido contundente ni en prometerles ayudas ni en exigirles techos de gasto para cumplir el objetivo de déficit público de la Administraciones Públicas.

“España ha mandado a los mercados dos malas señales, el Gobierno no se impone y las autonomías no obedecen. Nos van a dar el verano con la deuda y la prima de riesgo”, concluyen los expertos.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #29 : Viernes 29 de Julio de 2011, 21:52 »

..Moody's estudia una posible rebaja del rating de España



Reuters – Hace 2 horas 12 minutos

..
....MADRID (Reuters) - Moody's colocó el viernes la calificación 'AA2' de España en revisión para una posible rebaja dada la mayor vulnerabilidad de las finanzas públicas por las tensiones en los mercados, lo que debería derivar en un aumento de los costes de financiación, en un movimiento que el Tesoro español considera que depende excesivamente de factores a corto plazo.

La agencia de calificación indicó que, en caso de rebajar el rating de España, el recorte sería probablemente de un solo escalón.

Según Moody's, era probable un aumento de las tensiones para la deuda española tras el paquete de rescate acordado para Grecia, aunque agregó que España estaría capacitada para hacer frente de forma temporal a un incremento de los tipos de interés.

La amenaza de Moody's se sumó al fuerte encarecimiento de la deuda italiana en la subasta del jueves y a los repentinos problemas de consolidación fiscal en Chipre, con lo que la atención de los mercados volvió a centrarse en la crisis de la deuda de la eurozona.

"No es una buena noticia", dijo la ministra de Economía española, Elena Salgado, en una entrevista radiofónica.

En los mercados de la deuda, la prima de riesgo del bono español a 10 años subió a primera hora 15 puntos básicos a 356 puntos básicos y su rentabilidad aumentó en 11 pb al 6,15 por ciento.

El anuncio de Moody's impactó también en el mercado cambiario, donde el euro cedía esta mañana a 1,4283/86 dólares desde 1,4333/36 antes del anuncio.

Junto con la advertencia sobre el rating español, Moody's dijo que ha rebajado la nota de solvencia de seis regiones y ha puesto en su lista de observación con implicaciones negativas el rating de otras siete regiones y el de las principales entidades financieras españolas, Santander, BBVA y Caixabanl.

En su informe, Moody's dijo que el Gobierno central está en camino para cumplir este año con su objetivo de reducir el déficit estatal al 4,8 por ciento del PIB (sin incluir las cuentas regionales), aunque añadió que la ejecución presupuestaria se complicaría en la segunda mitad del año debido al incremento de los costes de financiación.

En cuanto a las regiones, Moody's estimó que cerrarían el año con un déficit cercano al 2 por ciento del PIB, por encima del objetivo establecido del 1,3 por ciento, es decir una desviación de casi 8.000 millones de euros.

El informe apuntó también al escaso crecimiento económico en España ante la debilidad del consumo y el elevado endeudamiento de los hogares.

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, dijo que, a la vista de la buena calificación de la deuda española, una eventual revisión de su calificación crediticia no implica temores sobre la solvencia de España.

"A la vista de la calificación de España, una revisión no nos supone ninguna preocupación sobre nuestra solvencia y capacidad de pago", dijo Campa en una rueda de prensa.

"El único cambio fundamental que percibimos para la economía española es que no se ha materializado la mejora esperada, la economía está más floja de lo previsto y el crecimiento sigue cercano a cero", dijo Nicolás López, de M&G Valores.

No obstante, el analista señaló que el anuncio de Moody's era solo el reconocimiento oficial de las nuevas tensiones surgidas en los mercados.

"Con esta advertencia, Moody's va un poco por detrás de los mercados, porque el rating implícito de España en los mercados ya es inferior al rating de las agencias y la deuda española ya ofrece rentabilidades que no se corresponden con su rating actual", dijo Nicolás López.

TESORO CRITÍCA DECISIÓN

El Tesoro español reaccionó a la decisión de la agencia argumentando que responde de manera excesiva a factores del mercado a corto plazo, según una carta enviada el viernes por el Tesoro Público a inversores a la que tuvo acceso Reuters.

El Tesoro añadió en la carta que el Gobierno ha reiterado en múltiples ocasiones su "compromiso incondicional con la disciplina fiscal" con el fin de alcanzar los objetivos de déficit público fijados y que la decisión de Moody's no solo obedece a factores internos, sino a elementos externos como el segundo paquete de ayudas a Grecia.

El gobierno español anunció el viernes que aprobaría nuevas medidas en agosto para garantizar el cumplimiento del objetivo de déficit comprometido con sus socios europeos, a la vez que confirmó la convocatoria de elecciones anticipadas para el 20 de noviembre.

Salgado, por su parte, dijo que el informe de Moody's contenía también elementos positivos al reconocer los progresos en la consolidación fiscal del gobierno central y agregó que los datos de empleo del segundo trimestre -- que acaban de publicarse este viernes -- mostraban un cambio de tendencia en el mercado laboral dada la creación de casi 77.000 empleos entre abril y marzo.

"Espero que a final de año sigamos en esta dinámica de creación de empleo", dijo Salgado.
..
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
   

 En línea
Páginas: 1 [2] 3 4 ... 17   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!