Debatimos.com: Opina sin límite
Jueves 06 de Agosto de 2020, 23:11 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  
Páginas: 1 ... 3 4 [5] 6   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Desaparecen dos hermanos en un parque de córdoba de 6 y 2 años  (Leído 23573 veces)
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #60 : Miércoles 03 de Octubre de 2012, 07:12 »

'Hoy Ruth estará celebrando su cumpleaños en el cielo con José'

El obispo dice que Bretón 'ha perdido lo más elemental de su propia dignidad'
La madre de los pequeños asiste a una misa en la Catedral de Córdoba

Es su primera aparición pública desde que se conocieron los informes finales

Rosa Jiménez | Córdoba-ELMUNDO.ES
Actualizado martes 02/10/2012 22:07 horas


La Catedral de Córdoba se ha quedado pequeña para acoger a todas las personas que han querido asistir a la misa en memoria de los niños Ruth y José. La liturgia, oficiada por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha contado con la presencia de la madre de los niños, Ruth Ortiz, quien ha estado en todo momento arropada por sus familiares más cercanos entre los que se encontraban su hermano Estanislao, su madre Obdulia y su primo Juan David.

Media hora antes del comienzo de la misa, a las 19.00 horas, las casi mil sillas que el Obispado había instalado para poder seguirla en directo se encontraban ya ocupadas. La misa ha tenido momentos muy emotivos, como la lectura de la amiga de la familia Esther Chaves que ha recordado que este 2 de octubre, la pequeña Ruth hubiese cumplido siete años. "Hoy Ruth estará contenta celebrando su cumpleaños en el cielo junto a su abuelo Sebastián y su hermanito José". Esther Chaves ha terminado sus palabras recordando que a partir de ahora todos tenemos dos ángeles custodios, "estamos agradecidos porque el señor nos ha puesto dos ángeles en el camino".

En la liturgia han estado presentes más de un centenar de niños de distintos colegios de la capital cordobesa pertenecientes a la Obra Pía, como Jesús Nazareno o la Trinidad. El coro que ha cantado también estaba formado por voces infantiles y juveniles. Todo recordaba a Ruth y José.

"Cuando aparezcan estos niños, tocaremos a gloria las campanas de la Catedral de Córdoba". Ésta fue la promesa que el obispo de Córdoba hizo a la madre de los niños cuando hace unos meses lo visitó para pedirle la celebración de esta misa. Con estas palabras de esperanza comenzaba Monseñor Demetrio Fernández su homilía. Por ello en la tarde de este martes se da cumplimiento a esta promesa y el deseo de la familia, "al reunirnos en esta Santa Iglesia Catedral de Córdoba para orar juntos y recordar a estos niños, que como ángeles, están ya en la presencia de Dios".

En su homilía, el obispo explicó que se ha seguido "día a día con incertidumbre y pesar la desaparición de estos dos hermanos", y que nadie podría imaginar "que su final hubiera sido tan terrible". Monseñor Fernández señaló que el primer sentimiento ante la noticia "ha sido de horror, de un horror tremendo" y preguntó cómo es posible que en el corazón de una persona humana, "haya tanta capacidad para hacer el mal".

El prelado manifestó que no cabe lugar a sentimientos de odio ni de venganza, al contrario expresó, "una persona que actúa así es digna de compasión" porque, según el obispo, "ha perdido lo más elemental de su propia dignidad, y lo encomendamos a la misericordia divina".

Antes de su entrada a la Catedral, el primo de Ruth, Juan David López, quiso dejar claro que la familia está intentando pasar página. "Por lo menos sabemos donde están los niños" y gracias a ello José Bretón "no se irá de rositas como él creía". La madre de los niños entró y salió del templo escoltada por su familia. Es la primera vez que dejaba ver desde que saltó la noticia del hallazgo de los restos humanos en la hoguera el pasado 27 de agosto.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #60 : Miércoles 03 de Octubre de 2012, 07:12 »

 En línea
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #61 : Miércoles 10 de Octubre de 2012, 06:50 »

El abogado de Bretón cambia de estrategia y afirma que las pruebas han sido manipuladas

'No había tantos huesos entre los rescoldos', señala Bretón desde la cárcel
'Los restos analizados por los forenses no son los que se recogieron'


Insiste en solicitar un tribunal profesional y no uno con jurado popular
Da por hecho que el juicio no será 'justo' para Bretón si lo enjuicia un jurado
Afirma que entran en colisión de la Ley del Jurado y la Constitución



Rosa Jiménez | Córdoba-elmundo.es
Actualizado martes 09/10/2012 13:06 horas

La estrategia de la defensa de José Bretón va encaminada a demostrar que las pruebas han sido manipuladas. El abogado José María Sánchez de Puerta, quien ha reaparecido en la escena pública tras un mes de silencio, cree que la cadena de custodia de los huesos hallados en las Quemadillas se ha "fracturado enormemente".

Para ello se basa en el testimonio de su cliente, que afirma que "no eran tantos los fragmentos de hueso que se encontraron" en la hoguera. Para Bretón, los restos que han sido analizados por los forenses "no son los que en principio se recogieron" y por tanto piensa que "ha habido una ruptura en la cadena de custodia". El imputado mantiene su versión de que lo que quemó en la hoguera fueron animales y que así lo manifestó la policía al recoger, en presencia suya, los restos hallados en los rescoldos.

Sin embargo esta línea choca contra la versión dada por la acusación particular, representada por la letrada Reposo Carrero, quien afirmó hace unos días que la cadena de custodia está intacta. Sánchez de Puerta, cree que será necesario esperar a la celebración del juicio para ver "si se ha roto o no", y mientras tanto afirma que decir "a nivel jurisdiccional o de acusación" que la cadena está intacta, es "ponerse el parche antes de que salga el grano".

Por otra parte, el abogado de la defensa ha manifestado su deseo de que la Audiencia de Córdoba estime su recurso para que José Bretón pueda ser juzgado por un jurado profesional y no por jurado popular, un recurso que fue rechazado por el juez instructor de la causa.

Sánchez de Puerta confía en que lo referente al juicio de su cliente "se pueda subsanar pronto" y no sea necesario repetir el juicio a los "tres o cuatro años". El letrado ha afirmado que está dispuesto a llevar el caso al Tribunal Supremo o al Constitucional, alegando "que no ha habido un juicio justo en el que no se han garantizado los derechos fundamentales de su cliente" por lo que, según Sánchez de Puerta, dentro de unos años "estaríamos igual".

El abogado sostiene que en este caso hay un conflicto de leyes. Según él, entran en colisión La Ley de Jurado, que dicta que los casos de asesinato deben ser juzgados por un jurado popular, y la Constitución, en la que se recoge el derecho de todos los ciudadanos a un juicio justo. Por ello, según el abogado, siempre predomina la ley de rango superior «que en este caso es la Carta Magna».

El 19 de octubre, José Bretón está llamado a declarar en Huelva por las dos causas que tiene abiertas, una por el divorcio y la otra por los malos tratos hacia su mujer, Ruth Ortiz.

La abogada de la acusación, Reposo Carrero, por expreso deseo de su representada, ha solicitado al Juzgado de Violencia de Género, que instruye las dos causas, que la declaración de Bretón se realice por videoconferencia, una opción que el abogado de la defensa cree que finalmente se llevará a cabo, puesto que el traslado hasta Huelva conllevaría "una serie de gastos y molestias que se pueden evitar".

Sánchez de Puerta ha visitado este martes a su cliente en la cárcel. Al ser preguntado por cómo pasó José Bretón este lunes, día en el que se cumplía un año de la desaparición de sus hijos, el abogado ha respondido que su cliente no encendió la televisión ni leyó ningún periódico a lo largo de todo el día. Según ha explicado, ha sido él mismo quién le ha pedido que le cuente qué actos se celebraron.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #62 : Miércoles 17 de Octubre de 2012, 07:36 »

Bretón pidió la custodia de sus hijos cuando ya estaban desaparecidos


Alegó que estaba en mejores condiciones para hacerse cargo de su cuidado
Ya se había encargado de los hijos en los meses antes


Efe | Huelva
Actualizado martes 16/10/2012 17:02 horas

José Bretón, padre de Ruth y José, los dos niños de 6 y 2 años desaparecidos hace un año en Córdoba, solicitó la custodia de sus hijos en respuesta a la demanda de divorcio presentada el pasado mes de abril por su mujer, Ruth Ortiz.

En dicha demanda, según ha dicho a Efe la abogada de Ruth Ortiz, María del Reposo Carrero, ella pedía que se privara a Bretón de la patria potestad de los menores al entender que existían motivos "más que suficientes" para ello.

Bretón respondió a dicha demanda, según ha publicado hoy El Periódico de Huelva y confirmado la abogada, solicitando la guardia y custodia de los menores al considerar que "él estaba más capacitado" para su cuidado toda vez que en los últimos meses él se había encargado de los niños.

Carrero ha precisado que esta petición se produjo antes de que se sucedieran los últimos acontecimientos en torno a los restos óseos hallados en la hoguera de la finca de Las Quemadillas, cuando se pensaba que eran de animales. A pesar de la confirmación de varios expertos de que esos huesos corresponden a seres humanos menores, nada hace presagiar que Bretón vaya a modificar su petición, toda vez sigue manteniendo que perdió a los niños en el Parque Cruz Conde de Córdoba, según la abogada.

Todo esto se tendrá que dirimir el próximo viernes en el Juzgado de Violencia Contra la Mujer de Huelva, que instruye la causa de divorcio entre Ruth Ortiz y José Bretón. La cita es a las 10.30 horas y Bretón declarará por videoconferencia desde la cárcel de Albolote (Córdoba).
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #63 : Domingo 21 de Octubre de 2012, 08:05 »

Un jurado popular decidirá sobre Bretón al ser desestimado el recurso del abogado



Efe | Córdoba
Actualizado sábado 20/10/2012 22:12 horas

José Bretón, padre de Ruth y José, los dos niños desaparecidos hace un año en Córdoba, será juzgado por un jurado popular después de que la Audiencia Provincial de Córdoba ha desestimado el recurso que interpuso su abogado contra el fallo del titular del juez instructor del caso, José Luis Rodríguez Lainz.

Así lo ha confirmado José María Sánchez de Puerta, abogado de Bretón, que interpuso el recurso a finales del mes pasado argumentando que el jurado puede estar "contaminado" por la avalancha de informaciones sobre el caso. Sánchez de Puerta ha eludido comentar la resolución de la Audiencia Provincial, que según ha dicho le comunicó la procuradora en la tarde de ayer, hasta que "no conozca lo que se determina en el auto".
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #64 : Miércoles 21 de Noviembre de 2012, 07:06 »

El juez rechaza entregar a la familia los restos óseos hallados en Las Quemadillas



El juez entiende que forman parte de la causa como 'piezas de convicción'




Sevilla-elmundo.es
Actualizado martes 20/11/2012 20:28 horas

El juez que investiga la muerte de los niños Ruth y José a manos, supuestamente, de su porpio padre, José Bretón, ha dictado este martes un auto en el que acuerda no entregar a la familia materna de los pequeños los restos óseos que se hallaron en una hoguera de la finca de Las Quemadillas y que la familia reclama para poder darles sepultura.

Las fuentes consltadas por Europa Press han explicado que el juez considera que los restos óseos son objeto de custodia en la causa y quedarán a disposición del Juzgado como "piezas de convicción".

En este sentido, apunta que no ha encontrado "razones jurídicas" que permitan autorizar "algo que un humano sentimiento de comprensión y solidaridad nos llevaría a asumir sin ningún género de dudas". Y agrega, "el Derecho y las garantías procesales nos llevan en no pocas ocasiones a tener que tomar decisiones durísimas y especialmente dolorosas, tanto para el que ha de soportarlas como para quien ha de adoptarlas"; y ésta, para él, es "sin duda una de las más dolorosas decisiones" que ha tomado en sus 21 años de ejercicio profesional.

Al respecto, el juez Rodríguez Laín tiene en cuenta "la consolidación de indicios" que llevan a sostener "la naturaleza humana" de los restos hallados, y "la consecuencia razonable de que esos restos no podrían ser otros que los de los dos hijos" de Bretón, "tras haberles causado la muerte".

Sin embargo, la "controversia" jurídica se traslada a dos cuestiones, "íntimamente entrelazadas", como son "la posibilidad de considerar en términos jurídicos que los dos cadáveres se corresponden con los de Ruth y José, así como permitir su enterramiento como tales, o al menos como personas anónimas"; y por otra parte, el "rechazo" que plantean Ministerio Fiscal y defensa, ante su petición expresa de que "sean de momento tenidos en cuenta como elementos probatorios".

Así, ante la línea seguida por la defensa de "negar que se trate, bien de huesos humanos, bien de los huesos que fueron realmente encontrados en la hoguera, o de la existencia de graves y serios defectos en la cadena de custodia con trascendencia tal que pudiera afectar incluso a la validez de la prueba", el juez estima que tales restos cobran "un carácter indiscutible de medios de prueba, piezas de convicción que han de poder ser objeto de examen directo por parte del Tribunal".

De este modo, ve "comprensible" que ante tal circunstancia el Ministerio Fiscal exija la presencia de las piezas óseas para "su debida valoración en la vista oral", pues no en vano "en él reside la carga de defender la total regularidad de la cadena de custodia y probar en juicio la naturaleza humana de los restos"; y que la defensa pretenda hacer valer esa misma presencia para poder dar forma a su línea defensiva.

El juez apunta que "solamente una concreción de los medios de defensa que planteara la defensa del imputado en su escrito de calificación provisional, de la que se dedujera la innecesariedad de la conservación para el juicio de los restos óseos", a su juicio, "podría permitir, cuando menos, el enterramiento de los restos como provisionalmente anónimos".
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #65 : Domingo 25 de Noviembre de 2012, 07:44 »

La Justicia no actuará contra el cuñado o el hermano de Bretón


No cree que haya indicios de que estuvieran en Las Quemadillas
Considera que se les debe aplicar la "excusa absolutoria por parentesco"




Europa Press | Córdoba
Actualizado sábado 24/11/2012 19:38 horas

El juez instructor del caso Bretón, José Luis Rodríguez Lainz, rechaza deducir testimonio contra el cuñado de José Bretón, el padre que supuestamente asesinó a sus hijos, Ruth y José, el 8 de octubre de 2011 en Córdoba capital, por la supuesta comisión de un delito de obstrucción a la Justicia en la causa, como ha solicitado la acusación particular, ejercida por la madre de los menores, Ruth Ortiz.

Según recoge el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el juez no considera procedente deducir testimonio ni contra el cuñado de Bretón, José Ortega, ni contra el hermano del único imputado en la causa, Rafael Bretón. En relación a la petición contra éste último, el juez reitera lo manifestado en autos anteriores sobre la posible imputación del delito de encubrimiento.

En lo que respecta al cuñado, Rodríguez Lainz se fundamenta, igual que con Rafael, en la aplicación de la excusa absolutoria por parentesco, a lo que añade que "el examen de los datos relativos a comunicaciones respecto de su teléfono móvil no permite establecer indicios suficientes de que hubiera estado" en las cercanías de la parcela de Las Quemadillas, donde Bretón supuestamente quemó a sus hijos.

De este modo, precisa que "a falta de unos datos de localización que pudieran delatarlo -estos datos solamente afectarían al terminal de Rafael Bretón-, no contaríamos con unos indicios claros de su presencia en la zona indicada".

Mientras, sobre el hermano de Bretón indica que "tanto la supuesta acción de borrado de tráfico de llamadas, como de posible presencia y/o asistencia a José Bretón con motivo de la finalización de los registros realizados en la parcela de Las Quemadillas en la madrugada del 11 de octubre de 2012, se verían amparadas en cualquier hipótesis por la excusa absolutoria".

A ello agrega que "la advertencia" que se le hizo al entregarle el teléfono "hacía referencia exclusivamente a la consideración del teléfono como objeto de prueba; excluyéndose cualquier admonición sobre obligación de conservación intacta del terminal telefónico"; por lo que, según el togado, "no existiría una orden formal de la que pudiera deducirse la existencia de una desobediencia punible".

En este sentido, destaca que "si se ha negado legitimación" a Rafael Bretón para personarse en esta causa como imputado, "precisamente por razón de no ser el hecho constitutivo de infracción penal", se comprenderá que "tampoco resulte procedente la deducción de testimonio de particulares", como sostiene el juez.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #66 : Miércoles 12 de Diciembre de 2012, 07:19 »

La acusación particular pide 40 años de cárcel para Bretón



La familia de Ruth Ortiz pide la máxima pena prevista en el Código Penal
Aún habrán de presentar sus escritos de calificación el fiscal y la defensa


Efe | Huelva
Actualizado martes 11/12/2012 20:16 horas

María del Reposo Carrero, letrada de Ruth Ortiz, que ejerce la acusación particular en el caso de Ruth y José, los dos hermanos desaparecidos el 8 de octubre de 2011 en Córdoba, ha solicitado 40 años de cárcel para José Bretón, padre de los menores, por dos delitos de asesinato.

En declaraciones a Efe, Carrero ha precisado que este lunes comenzó el plazo de 20 días que ha dado el juez a las acusaciones para formular la calificación provisional de los hechos, y que en su escrito ella ha solicitado 20 años por cada asesinato, la pena máxima en estos casos.

Además, le ha pedido al padre de los menores un año de multa, sin que por el momento haya especificado a razón de qué cuota diaria, por simulación de delito.

Carrero ha explicado que una vez expirado el plazo dado por el juez a las acusaciones para formular dicho escrito de calificación provisional, se da otro turno igual a la defensa, ejercida por el abogado José María Sánchez de Puerta, para que haga lo propio.

Por ello, se prevé que en un plazo aproximado de un mes y medio se puedan remitir los autos al tribunal del jurado.

Será después de esto y de conocer las pruebas que las partes van a presentar en el juicio cuando la letrada tiene previsto reclamar de nuevo judicialmente la devolución de los restos óseos hallados en la finca de Las Quemadillas a la familia materna para que puedan ser sepultados.

José Bretón, único acusado en relación con lo ocurrido con sus hijos, fue detenido el 18 de octubre de 2011 y tres días después ingresaba en prisión tras imputarle el juez instructor, José Luis Rodríguez Lainz, un delito de detención ilegal y otro de simulación de delito.

A raíz de la confirmación de que los restos óseos hallados en Las Quemadillas eran humanos, el juez dictó un nuevo auto, el pasado 9 de septiembre, en el que le imputaba dos delitos de asesinato con alevosía y la agravante de parentesco.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #67 : Martes 08 de Enero de 2013, 08:14 »

Los gastos generados por la búsqueda de Ruth y José superan los 140.000 euros


El error de la forense o la confesión de Bretón podrían haberlos evitado
La cuenta no está cerrada, a la espera del informe de otras unidades



Toñi Caravaca | Córdoba-elmundo.es
Actualizado lunes 07/01/2013 12:53 horas

La operación Resplandor, denominada así por la Policía a la investigación por el asesinato de los niños Ruth y José, ha supuesto un gasto para las arcas del Estado de más de 140.000 euros. Una cantidad que se podría haber ahorrado si José Bretón, el padre de los menores, de seis y dos años, hubiera confesado desde el inicio el crimen en lugar de insistir en que se perdieron en el parque Cruz Conde de Córdoba, o, sobre todo, si la forense encargada de analizar los restos óseos hallados en la hoguera de la finca de Las Quemadillas, Josefina Lamas, no hubiese cometido el error de describirlos como de animales en lugar de cómo humanos.

Las pruebas recabadas por los agentes encargados de la investigación y los informes realizados en el marco de la misma por orden judicial apuntaban al padre de los críos, a pesar de que éste insistía en que sus hijos se perdieron en el circuito deportivo la tarde del 8 de octubre de 2011. De ahí, la obcecación de la Policía por peinar palmo a palmo tanto la finca propiedad de los abuelos paternos, donde se pierde la pista a Ruth y José, como su entorno, sin excluir tramos delimitados del río Guadalquivir, cuyo caudal pasa a escasos metros de la parcela.

El traslado de los funcionarios policiales desde Madrid, sus dietas de alojamiento y sustento, la gasolina de los vehículos utilizados en la búsqueda de los pequeños o los estudios e informes encargados por el juez encargado del caso, José Luis Rodríguez Laín, a expertos externos –como el de las cámaras de seguridad de la Ciudad de los Niños realizado por investigadores de la Universidad de Valencia que delatan a Bretón o las prospecciones llevadas a cabo en el naranjal de Las Quemadillas con un georradar- ha supuesto un coste de algo más de 140.000 euros.

Así se recoge en un informe que ha presentado la Policía Nacional, dado a conocer por el magacín Espejo Público de Antena 3 este lunes. En concreto, el departamento de homicidios de la Policía Nacional gastó cerca de 30.000 euros en dietas y el Grupo de Operaciones Especiales (los Geo) que colaboró en la búsqueda de los niños en pozos y alcantarillas y en el río Guadalquivir añaden unos 5.300 euros. Cantidad a la que hay que sumar más de 17.800 euros por los desplazamientos de los funcionarios policiales desde Madrid durante más de ocho meses en la capital cordobesa.

No obstante, la cuenta por el conocido popularmente como 'caso Bretón' aún no se ha cerrado, pues faltan por añadir datos económicos que tendrían que aportar otras unidades. Esta cifra podría superar los 60.000 euros.

Ruth Ortiz solicita una indemnización millonaria

El magistrado Rodríguez Laín ya solicitó en uno de sus autos conocer a cuánto ascendía los gastos que han generado la búsqueda de los niños para una posible reclamación posterior a su padre, en prisión desde el 21 de octubre de 2011, primero acusado de haberlos hecho desaparecer y posteriormente, cuando se descubrió el error cometido por la forense Josefina Lamas, de haberlos asesinado.

Respecto a este asunto, la acusación particular, que representa la madre de los niños, Ruth Ortiz, solicitará que José Bretón se haga cargo del coste generado por la búsqueda. Además, está previsto que Ortiz reclame una indemnización a su ya exmarido de dos millones de euros por el asesinato de Ruth y José. Ambas peticiones se incluirán en el escrito de calificación.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #68 : Martes 18 de Junio de 2013, 08:28 »

Arranca el juicio a José Bretón por el asesinato de los niños Ruth y José

La primera sesión del juicio se dedicará a elegir al jurado
Bretón declarará el martes y responderá a todas las parteso
Están citados un total de 98 testigos, entre ellos 46 peritos
El 3 de julio declaran los autores de los informes sobre los restos óseos



Ignacio Díaz Pérez | Toñi Caravaca | Córdoba-elmundo.es
Actualizado lunes 17/06/2013 03:40 horas

El 8 de octubre de 2011 comenzaba un calvario para Ruth Ortiz. Sus hijos, Ruth, como ella, de seis años, y José, de dos, que se llamaba como su marido, José Bretón, pasaban el fin de semana con éste en Córdoba. La relación de la pareja no pasaba por su mejor momento. Ella le había manifestado su intención de separarse. De hecho, ya no vivían juntos.
Ruth no volvió a ver a sus hijos después de aquel fin de semana. Su marido dijo que había ido con los pequeños al parque, que los perdió de vista un momento, y ya nadie volvió a saber de ellos. Todo era muy extraño. Hasta la denuncia. Nadie vio a los niños en el parque. Tampoco los grabó ninguna cámara de seguridad de las que existen por la zona. Las sospechas pronto se centraron en Bretón. Nunca ha habido otro sospechoso. Primero se buscó a los niños, pero las evidencias halladas por los investigadores hicieron cambiar las tornas.


José Bretón se enfrenta a partir de este lunes al juicio por el presunto asesinato de sus dos hijos y a la petición de una pena de cuarenta años de prisión (veinte por cada asesinato) si es declarado culpable. Desde aquel 8 de octubre ya se ha enfrentado a dos. Uno, por videoconferencia, por el divorcio instado por su ex esposa, Ruth Ortiz, y otro por presuntos malos tratos a su hijo José, en el que quedó absuelto por falta de pruebas suficientes.
El juicio por el asesinato de los niños Ruth y José se celebrará en la Audiencia de Córdoba con un tribunal popular. La elección de los nueve miembros del jurado será lo que ocupe la primera sesión del juicio, que se prolongará por un mes, según las previsiones iniciales.
La declaración de José Bretón, el único acusado, está prevista para el martes. Su abogado, José María Sánchez de Puerta, ha anunciado que su representado responderá a las preguntas de todas las partes. Un día después comenzará el turno de los testigos. A partir del miércoles lo hará Ruth Ortiz, la madre de los pequeños, que ejerce la acusación particular contra su ex marido, y los padres, hermanos y cuñados de Bretón lo harán el viernes 21.
Hasta 98 testigos
El turno de los profesionales que han participado en la investigación llegará en la segunda semana del juicio. El lunes 25 declarará el comisario que dirigió la investigación, Serafín Castro. En total, está previsto que declaren hasta 98 testigos, de los que 46 son peritos.
Una de las declaraciones más esperadas está prevista para el 3 de julio, cuando declare Josefina Lamas, la forense que dijo en un primer informe que los restos óseos hallados entre los de la hoguera en la que, presuntamente, Bretón se deshizo de los cuerpos de los pequeños eran de animales. Lamas rectificó, posteriormente, cuando se conocieron otros dos informes, firmados por los antropólogos Francisco Etxebarría y José María Bermúdez de Castro, según los cuales esos restos óseos no sólo eran humanos, sino que además eran de humanos de las edades de Ruth y José. Estos dos expertos también declararán el 3 de julio.
El 5 de julio está previsto que se hagan públicas las conclusiones finales y tres días después las partes presentarán sus respectivos informes. A partir de ese momento, el jurado se retirará a deliberar hasta hacer público su veredicto.

Las penas solicitadas
La Fiscalía solicita para José Bretón 40 años de prisión por dos delitos de asesinato con la agravante de parentesco, igual que la acusación particular. Del mismo modo, el Ministerio Público solicita una indemnización de 600.000 euros para la madre, Ruth Ortiz, por la muerte de sus hijos. La indemnización que pide la acusación particular es de dos millones de euros.
Por otro lado, la Fiscalía pide también que el acusado indemnice al Ministerio del Interior con los 137.335 euros que costó la investigación policial; a la empresa que facilitó el georradar para buscar a los críos en la finca de Las Quemadillas con 5.500 euros y el Ayuntamiento de Córdoba con 22.567 euros. El Ministerio Público solicita también que no se le conceda el tercer grado a Bretón, en el caso de ser condenado, hasta que cumpla al menos la mitad de la pena que se le imponga.

La defensa, en cambio, solicita la libre absolución de Bretón, al entender que no se ha conseguido probar que los restos óseos hallados en la finca de Las Quemadillas, pertenecen a sus hijos, pues las pruebas de ADN realizadas no pudieron confirmarlo.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #69 : Martes 18 de Junio de 2013, 08:30 »

'Esa pira estaba preparada también para Ruth', dice la acusación

Sostiene que la intención de Bretón era asesinar también a su esposa
El acusado le dijo a la madre de los niños que preparaba 'un mausoleo'
Toñi Caravaca | Córdoba
Actualizado lunes 17/06/2013 19:45 horas




La letrada que defiende los intereses de Ruth Ortiz, la madre de los niños asesinados presuntamente por su padre, Reposo Carrero, ha defendido en su intervención durante la primera jornada del juicio que se sigue desde este lunes en la Audiencia Provincial de Córdoba que sospecha que la pira funeraria en la que el acusado presuntamente quemó a sus hijos, "no estaba solo preparada para ellos".
"Esa pira estaba preparada también para Ruth". Carrero ha sostenido esta tesis ante los miembros del jurado porque tiempo atrás, antes de suceder los hechos, Bretón le dijo a su cliente que "estaba preparando un mausoleo en Las Quemadas". En un principio, Ruth Ortiz se "lo tomó a broma macabra" pero "hoy sabemos que sí, que el mausoleo estaba allí".

No obstante, ésta ha destacado que esto no se va a enjuiciar, que es una "suposición" suya, sobre todo, después de conocerse que Bretón llamó a su entonces mujer hasta en tres ocasiones. La letrada ha explicado que Ruth Ortiz no le cogió el teléfono porque "no quería decirle que no iba a volver con él porque tenía miedo por ella y sus hijos. No quería sofocarle por lo que pudiera ocurrirle" a los niños.
La acusación particular ha matizado que es difícil creer que una persona, si no está "loca", puede matar a sus hijos. En este sentido, la letrada ha afirmado que Bretón, "a veces, parece una persona normal" pero ha pedido al jurado que no se deje engañar porque "lo pareció muchos años" y, sin embargo, tiene un "discurso contradictorio cada vez que habla, impone su voluntad, dirige a sus letrados y va a intentar convenceros de que sus hijos están aun dando vueltas en el parque".

En presencia de un 'monstruo'

Reposo Carrero ha afirmado que "no nos encontramos ante un caso en el que un señor, preso de una locura, que discute con su mujer, viene borracho, y le asesta siete puñaladas y luego se suicida. No estamos ante un caso de un loco, un arrebato, ni unas circunstancias que pudieran ser humanamente comprensibles o plausibles. Estamos en presencia de un monstruo, de una persona malvada".
La acusación particular ha mantenido que el asesinato de Ruth y José es "un plan ideado". Bretón era un "padre tan escrupuloso, rígido y metódico y con un nivel de ser estricto que ya rallaba lo indeseable". Por eso, sus hijos "no lo querían, le temían, veían a un padre autoritario, no cariñoso. Si les dice que tomara pastillas se las tomaban".
La 'desgracia de perder a sus hijos'
La defensa de José Bretón ha pedido al jurado al finalizar su alegato en la primera sesión del juicio que no lo juzguen por ser un "ser satánico" sino como "un ser normal que ha tenido la desgracia de perder a sus hijos". José María Sánchez de Puerta ha lamentado que desde un primer momento su cliente haya sido "crucificado" y "condenado por la opinión pública y los medios".
Por esta razón, ha pedido a los miembros del tribunal popular que valoren las suposiciones sino las pruebas que se presenten en el momento de la vista oral.
En este sentido, el letrado ha intentado convencer al tribunal de que los restos óseos hallados en la hoguera de Las Quemadillas "carecen de valor probatorio alguno", como ha mantenido ya durante toda la instrucción del caso.
A su juicio, los huesos que examinó el profesor Francisco Etxebarría "no son los que se recogieron en la candela el 10 de octubre de 2011". Sánchez de Puerta ha explicado al jurado que quien recoge las muestras de la hoguera no es una persona "inepta, que no sabe nada", la técnico forense de la Policía Nacional, Josefina Lamas. "Esta señora lleva en el Cuerpo de Policía 16 años, tiene una hoja de servicio que ya quisiera cualquier funcionario antropólogo. Ha aclarado muchos casos y no se ha equivocado nunca. Qué casualidad que aquí se equivoca".
El letrado ha recordado que la propia Lamas justificó su error al determinar que los restos eran de animales y no humanos en que tuvo poco tiempo para realizar el informe y que no tenía los medios necesarios. Sin embargo, Sánchez de Puerta considera que "eso no es cierto", puesto que dispuso de un mes, hasta que presentó el informe de forma oficial para reconocer si los huesos eran de humanos o no.
La defensa ha cuestionado, en este punto, que el Etxebarría haya podido concluir que los restos óseos son de humanos y de edades similares a las de los niños. "Qué casualidad que por una simple fotografía los identifique y diga que sin lugar a dudas, son humanos y que pueden ser de niños seis y dos años, justo la edad de los niños. Y no se atreve a ponerles nombre porque hubiese sido exagerado". El abogado ha concluido diciendo que "es todo muy raro": Josefina Lamas está un mes entero y se equivoca y el señor antropólogo que identifica los huesos, no se equivoca y los ve cinco minutos".
Sánchez de Puerta ha concluido su alegado diciendo que "no se sabe a ciencia cierta cómo murieron estos niños, si es que de verdad han muerto", por lo que ha calificado de "temeraria" la calificación por un doble delito de asesinato que han hecho las dos acusaciones de los hechos. El letrado ha insistido en que su client es una persona que "ha querido y quiere enormemente a sus hijos" y ha dicho que tiene el "convencimiento" de que esta persona es «incapaz de hacerle un daño físico a sus hijos".
El letrado ha pedido al finalizar la primera sesión del juicio que declare en el mismo la hermana de Ruth Ortiz y su ex cuñada. El juez comunicará mañana la decisión al respecto.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #70 : Miércoles 19 de Junio de 2013, 08:29 »

Bretón: 'Un niño que teme a su padre no va corriendo a sus brazos'

Ya ha comenzado la declaración del padre de Ruth y José ante el juez
Su abogado le ha recomendado 'responder a todas las preguntas'




Toñi Caravaca | Córdoba-elmundo.es
Actualizado martes 18/06/2013 14:44 horas

José Bretón ha comenzado su declaración ante el jurado popular respondiendo a las preguntas de la fiscal, María Ángeles Rojas Delgado, quien ha comenzado interesándose por la relación de éste con su entonces mujer, Ruth Ortiz, y sus hijos. Preguntado éste por el carácter de sus hijos, Bretón ha dicho que su hijo José "es un niño muy risueño". Ha matizado el acusado que al pequeño "le inculco buenos valores" y que éste le hace caso siempre porque es "constante, no estricto".

A continuación, entre sollozos y dirigiéndose al tribunal popular, Bretón ha destacado que "mi hijo cuando sale de la guardería, viene corriendo a mis brazos y un niño que teme a su padre, no viene corriendo". Por otro lado, José Bretón ha afirmado que su hija Ruth le hace caso tanto a su padre como a su madre. "Mi niña, cuando se despierta de noche, dice papá, agua".
El presunto asesino ha sido tajante al afirmar que "mis hijos no me temen, me adoran. Y yo los quiero a ellos con locura". José Bretón, que ha definido su relación con Ruth Ortiz como "plana, sin altibajos", se refiere en todo momento a los pequeños en presente.
Bretón explica que fue al psicólogo y al psiquiatra después de que Ruth Ortiz le dijera que quería separarse porque "dicen que tengo manías". El padre de Ruth y José ha negado que fuese para que le recetaran medicación con la intención de dormir a los niños y poder así ejecutar su plan. "Decidí ir al psicólogo y al psiquiatra porque dicen que tengo manías, pero esta palabra no es negativa. Todo el mundo tiene manías que no tienen por qué afectar a las personas y a su entorno. La única que tenía era lavarme las manos pero era un hábito de limpieza".
Bretón ha dicho que fue el psiquiatra quien, al final de la consulta, le recetó la medicación por si tenía "ansiedad", pues éste le comentó que se encontraba en trámites de separación. No obstante, el acusado ha afirmado que "tiró las pastillas" cuando durante la instrucción declaró otra cosa. "Es completamente falso que las comprara para suministrárselas a mis hijos para facilitar su muerte", ha concluido.

La columna de humo
José Bretón ha afirmado ante el tribunal del jurado que lo juzga por el presunto asesinato de sus hijos, a preguntas de la fiscal, que quemó en la hoguera de la finca familiar de Las Quemadillas unas "cuantas bolsas con cosas de Ruth Ortiz", que contenían apuntes. Sin embargo, la representante del Ministerio Público le ha recordado a éste que su ex mujer encontró en el registro en el que participó en julio de 2012 los apuntes en la parcela.
Por otro lado, el acusado ha negado haber quemado el 8 de octubre restos animales en la hoguera, aunque ha matizado que "cuando la encendió no sabía lo que había de acumulación de otras veces". El fuego lo prendió, según ha mantenido, con periódicos y ramas finas y, más tarde, gruesas. Y sólo invirtió en la candela "no más de 15 o 20 minutos". Además, Bretón ha negado haberla reavivado para conseguir altas temperaturas.
En cuanto a la gran columna de humo detectada en torno a las 17.30 horas de ese día por el Infoca, el padre de Ruth y José ha negado que viniese de la hoguera que él prendió. En este sentido, ha explicado que él si vio el 8 de octubre una gran columna de humo negro "de grandes dimensiones" por detrás de la "casa grande" de la finca.
Éste ha explicado que las garrafas que llenó de gasoil en una gasolinera de Huelva le servían para ahorrar hasta ocho euros cada vez que tenía que repostar porque su vehículo consumía mucho combustible. Éste ha negado así que utilizara el gasoil para avivar el fuego en el que presuntamente quemó a sus hijos.

Su versión sobre el parque
Bretón ha explicado que en la llegada con los niños al parque, los pequeños iban delante suya hasta que se "entremezclaron" entre un grupo de personas y "hasta el día de hoy no los he vuelto a ver". Según ha dicho, se sentó en una barra de ejercicios y desde ahí controlaba "con la vista" a sus hijos, en quienes tenían la "suficiente confianza". Preguntado por la representante del Ministerio Público si no le dio "asco" sentarse en esta barra con lo "escrupuloso que es", él ha negado serlo. Según ha explicado Bretón, "los perdí de vista un instante, unos ocho minutos, no más. En este tiempo estaría mirando no sé qué punto concreto pero el caso es que dejé de verlos. Lo que pasó no lo sé y es lo que me gustaría saber".
"Yo no he matado a mis hijos. Los quiero con locura. Son lo más importante de mi vida, pero ahora yo no tengo vida. En este año y medio no he hecho por buscar a mis hijos porque no me han dejado. Le he encargado a mi familia que inviertan todo el poco capital que tenemos para que busquen a mis hijos", añadió en su declaración.
A pregunta de la fiscal, que le ha interrogado sobre lo que había hecho por encontrar a sus hijos, Bretón dijo "estar constantemente en contacto con la policía. ¿Qué cree que puedo hacer en prisión? Le he dicho a mi familia que se gaste el poco capital que tenemos en buscarlos, que no nos importe pero no les dejan gastarse su dinero".
Bretón acusa a la Policía de falsedad
Por otro lado, Bretón ha afirmado que, durante la investigación, escuchó decir a la perito Josefina Lamas que los restos óseos hallados "le parece que son de animales o de pequeños roedores". Un policía, según ha contado, le preguntó sobre ello y él reconoció que en algunas ocasiones echó a la hoguera restos de animales muertos, "nunca vivos".
En otro orden de cosas, Bretón también ha negado haberle dicho a Juan David, el primo de Rutrh Ortiz, que había matado a sus hijos en las visitas que éste le realizó a la cárcel con la intención de sonsacarle para conocer el paradero de sus hijos. Además, el padre de los niños ha acusado también al comisario Serafín Castro, encargado de la investigación de la UDEV, de "falsificar informes y sacarme de Córdoba si decía donde estaban mis hijos".
Por su parte, su abogado, José María Sánchez de Puerta, ha señalado a su llegada al juicio que ha "recomendado" al acusado "responder a todas las preguntas que se le formulen". Igualmente, y respecto al jurado popular designado para el caso, el letrado aseguró que "no le preocupa" el hecho de que esté compuesto mayoritariamente por mujeres. "Estoy seguro de que serán consecuentes", señaló el abogado de Bretón.
Se trata de la primera vez que a su defendido se le escucha en la sala de vistas en voz alta, pues durante la primera sesión del juicio, celebrada el lunes, tan sólo abrió la boca para manifestarle a su abogado su disconformidad con algunos de los puntos que contenían los escritos de calificación de las acusaciones, que previamente ya conocía. José Bretón se dirigió a su letrado en un tono incluso vehemente. Fue la única vez que se le vio inmutarse. El resto del tiempo, el acusado estuvo inmóvil, sin apenas parpadear, y, en ocasiones, mirando al horizonte con la mirada pérdida.
Bretón sólo asentía con la cabeza cuando su abogado se dirigía al jurado para exponerle las razones por las que él debe ser absuelto en este juicio o, en todo caso, ser juzgado por una falta de imprudencia por haber descuidado la vigilancia de sus hijos mientras éstos se encontraban bajo su cuidado.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #71 : Sábado 22 de Junio de 2013, 08:54 »

Bretón ensayó con sus sobrinos la reacción de dos niños al quedarse solos


Dejó a dos niños en el banco de una plaza "para saber cómo actuaban"
No cree que él matara a los niños: "Se lo pudo encargar a otro"
Toñi Caravaca | Córdoba-elmundo.es
Actualizado viernes 21/06/2013 13:14 horas


José Bretón ensayó con sus sobrinos los días previos a los de la desaparición de sus hijos. Así lo ha confirmado su cuñado, José Ortega, esposo de su hermana Catalina. Muy nervioso y evasivo a las preguntas de la fiscal, éste recurre a "no lo recuerdo", "no lo sé", o "lo que dije en mis declaraciones anteriores" para responder.
Según ha explicado Ortega, el acusado llevó a sus dos hijos mayores hasta en dos ocasiones al colegio, los días que vivía en Córdoba porque se había separado de Ruth Ortiz. En concreto, uno de los días, un jueves, Bretón dejó sentados en un banco de una plaza cercana al domicilio de su hermana Catalina Bretón a sus dos sobrinos, según les contó después éste, porque se le habían olvidado las gafas del mayor. El viernes, ya con sus hijos Ruth y José en Córdoba, José Ortega, habló con él de este tema porque no le pareció bien. Era el primer fin de semana que Bretón se quedaba con sus hijos tras la ruptura matrimonial.
Después, Ortega conoció que Bretón llevaba las gafas en el bolsillo y que simplemente quería saber cómo actuaban dos niños pequeños cuando se les deja solos. "A mí no me gustó que los dejara solos. Se lo recriminé y le dije que no llevara más a mis hijos al colegio". No obstante, éste ha declarado que no le dio más importancia.
El cuñado de Bretón se ha emocionado en diferentes ocasiones durante su declaración, sobre todo, cuando ha relatado episodios con los niños. Según ha afirmado, Bretón le comentó en una ocasión que "se la tenía guardada a Ruth y yo le dije que no fuera a hacer tonterías, que no se fuera a estrellar un día con los niños viniendo de Huelva".
'No pudo utilizar mi coche'
Por otro lado, Ortega ha dicho que era "imposible" que el acusado haya utilizado el Kia Picanto, propiedad suya, para ir a Las Quemadillas la mañana en la que ocurrieron los hechos mientras él y su esposa Catalina se encontraban comprando en un centro comercial. Extremo éste negado por Bretón en su declaración. Según Ortega, Bretón no sabe dónde están las llaves, "no se ven a simple vista". Sin embargo, a preguntas de la fiscal ha dicho que si se buscan, "se encuentran". El acusado tuvo acceso a la casa de su hermana Catalina cuando su familia estaba ausente.
Visiblemente nervioso, el tío de los niños ha destacado que en un principio él no dudó de la versión del acusado, pero empezó a hacerlo cuando habló con la Policía. Entonces comprendió que él "tenía otras cosas en la cabeza" y pensó "a ver si los tiene encerrados o algo. Barajé 40.000 hipótesis". Con el paso de los días, y sin aparecer los niños, la desconfianza de José Ortega hacia su cuñado se incrementaba hasta el punto de que amplió su declaración en sede policial para dar cuenta de su comportamiento “extraño”.
Por otro lado, éste ha manifestado que para él José Bretón es "el responsable de la desaparición de los niños" porque "estuvo con los niños. Para mí, a él era una de las personas que había que mirar. Pensé que los había secuestrado, que alguien le tenía manía. Había que mirar todo de él y una de las posibilidades es que él le hubiera hecho algo a los niños".
La fiscal María Ángeles Rojas Delgado le ha preguntado qué piensa a día de hoy. "Desde septiembre [cuando se confirmó que los huesos de la hoguera eran de humanos de edades similares a las de los niños Ruth y José] para acá mi forma de pensar es distinta que de septiembre para acá. Antes tenía más posibilidades de ver a los niños. Ahora, tengo muy pocas", ha respondido.
La representante del Ministerio Público ha ido más allá al interrogar a Ortega sobre su creencia acerca de que su cuñado haya matado a sus hijos. "No me creo que los haya matado. Se lo ha podido encargar a un profesional y estar los chavales bailando en Canadá. Pero él es el responsable de sus hijos”, ha concluido.
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #72 : Miércoles 26 de Junio de 2013, 08:38 »

La Policía dudó de Bretón desde el inicio porque 'no buscaba activamente'

'Se mostró frio y calculador', dice el agente que le tomó la denuncia
'No le dimos valor a la hoguera porque buscábamos a los niños vivos'
'Una desaparición normal se soluciona en cinco minutos', dice un agente


Toñi Caravaca | Córdoba-elmundo.es
Actualizado martes 25/06/2013 11:19 horas

El policía que le tomó los datos a José Bretón la tarde del 8 de octubre, a las 20.43 horas, para presentar la denuncia oficial por la desaparición de sus hijos ha explicado al tribunal popular este martes que le sorprendió la actitud de éste, más preocupado por mirar cosas de las dependencias policiales que por facilitar información. "La denuncia fue tan corta porque no facilitaba ningún dato. No tenía afán de facilitar información como otros denunciantes en casos similares. Normalmente al denunciante hay que cortarle pero a esta persona, no. Era tajante en sus respuestas. Se mostraba frio y calculador", ha afirmado.
Este testigo ha incidido en que fue él quien le tuvo que "sacar cómo era la historia" de la desaparición. "Le tuve que sacar yo las respuestas. A mi juicio, había falta de interés por facilitar datos", ha señalado. Este policía ha destacado que Bretón estaba "tranquilo, impasible" ante un hecho tan grave como es la pérdida de seres queridos. "Normalmente, un denunciante viene en otro estado, con ansiedad, desasosiego. Nunca he visto a una persona que haya adoptado la actitud" del acusado. De hecho, este funcionario del Cuerpo Nacional de Policía creyó en un primer momento que el padre de los niños era Rafael Bretón, hermano de éste que lo acompañó a poner la denuncia, porque estaba "alterado, nervioso".
El jefe del Subgrupo de Atención al Ciudadano de la Policía Nacional, que acudió a la llamada de Bretón al parque cuando éste alertó de lo ocurrido por teléfono, ha explicado que éste "no tenía comportamiento normal. Estaba totalmente parado, quieto, diciendo 'he perdido a mis niños', pero en ningún momento los buscaba activamente". A este agente le sorprendió que el padre de los críos los hubiese perdido cuando se sentó en un banco de ejercicios, donde se sentó para descansar, según su versión, cuando a escasos metros podía estar más cómodo. "Había cosas que nos hizo sospechar que no era una desaparición normal. Su actitud es lo que más nos extrañó", ha declarado.
Este policía ha destacado que José Bretón ni siquiera preguntaba qué hacían buscando a los niños en la parcela de Las Quemadillas cuando estos, según su testimonio, se habían perdido en el parque Cruz Conde. "Este tipo de circunstancias se solucionan en cinco minutos", ha matizado, por lo que se dio la orden de que esa misma noche se le vigilara. "No parecía una desaparición normal, como se da tan a menudo, y le pedí a mi compañero del turno de noche que estuviera atento".
Por otro lado, el responsable de Incidencias de la Policía Nacional, que estuvo junto a José Bretón hasta las cuatro de la madrugada el primer día de los hechos, ha dicho al tribunal que "no nos cuadraba el que los hubiera perdido" y por eso acudieron a la finca a buscarlos.
Bretón tenía "una frialdad y una seguridad en sí mismo que me sorprendió", hasta el punto de hacerlo dudar. Los familiares que acompañaron al acusado aquel día, su hermano Rafael y su cuñado José Ortega, le preguntaban insistentemente sobre lo que había pasado. "Dudábamos, nos estaba mintiendo". En un principio, "buscábamos a los niños vivos". Por eso, "no le dimos importancia a la hoguera" cuando la descubrieron la primera noche de la desaparición de los niños. Éste ha destacado que "lo que no nos cuadraba era su actitud". Todo esto hizo que "me pusiera en lo peor. Pensé que se los había cargado".
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #73 : Viernes 28 de Junio de 2013, 08:30 »

'Los niños están muertos. ¿Cómo se lo digo a mi padre?'

Un primo de Ruth Ortiz dice que el acusado confesó ante él
Un jefe de la Policía Judicial cree que los niños no llegaron al parque
'Los niños no iban en el coche de José Bretón cuando salió de la parcela'


Toñi Caravaca | Córdoba-elmundo.es
Actualizado jueves 27/06/2013 12:52 horas

El primo de Ruth Ortiz, Juan David López, ha explicado al tribunal cómo José Bretón le llegó a confesar en la cárcel que sus hijos "estaban muertos" cuando consiguió ponerse de su parte y ganarse su confianza. En la segunda conversación que mantuvo con él, durante unos 40 minutos, éste llegó a decirle que "los niños están muertos pero no sé cómo hacerlo Juan David. Me gustaría decir la verdad pero tengo un problema. ¿Cómo se lo cuento a mi padre?".
Fue en este momento únicamente cuando "se vino abajo y estuvo llorando hablándome de su padre". Sin embargo, al instante comenzó a preguntarle por la que entonces era su mujer. "Tenía obsesión por Ruth. Sólo quería que se la llevase a la cárcel", ha manifestado éste. Tras salir de prisión, el primo de la madre de los niños desaparecidos acudió a la comisaría para contar lo que Bretón le había confesado.
Sin embargo, en un primer momento durante esta visita, cuando José Bretón le insistía a Juan David para que le llevara a Ruth a la cárcel, éste le dijo que qué pasaría si lo hacía y a los pocos días aparecían los niños muertos. Entonces, el acusado, le manifestó: "No te preocupes. Los niños están sanos y salvos y bien cuidados". Fue cuando el primo de su mujer se encaró con él porque en su primera visita le había dado a entender que los pequeños se encontraban sin vida, cuando el acusado le terminó confesando que estaban muertos.
El abogado defensor, José María Sánchez de Puerta, le ha preguntado de forma insistente que por qué no acudió a la Policía antes si ya en la primera visita que le realizó en la cárcel José Bretón le dijo, en referencia a su esposa, "ésa no va a encontrar nunca a los niños con vida". El interrogatorio de la defensa a Juan David ha sido muy tenso hasta el punto de que el letrado lo ha acusado de mentir. El juez ha tenido que intervenir para intentar reorientar las preguntas y calmar los ánimos. El acusado, que no ha quitado ojo a Juan David, negaba con la cabeza a cada cosa que éste decía.
En la primera visita que Juan David realizó a Bretón en prisión, a petición de Ruth Ortiz, éste le contó que el mismo día que ingresó en la cárcel le llegó una carta en la que se le decía que sus hijos estaban secuestrados. "Yo le dije que no me tenía que dar explicaciones, que me parecía bien lo que había hecho. Me monté una película para ponerme de su parte, incluso le dije que me estaba separando de mi mujer porque era igual que la suya", ha declarado Juan David.
El acusado le respondiö: "Menos mal Juan que tú piensas igual que yo". En esta conversación, Bretón le llegó a decir que "Ruth se lo había buscado" e hizo referencia a 'Alfonso', un antiguo novio de su mujer. El acusado le insistió en que "no lo iban a pillar. Me dijo que él sabía cómo hacer las cosas".
En la segunda visita, el padre de Ruth y José estuvo "muy nervioso", todo lo contrario que en la tercera y última. Entonces, el acusado le dijo que no podía visitarlo más por recomendación de su abogado y de su familia. Este día le dijo que ya no hacía falta que fuese a visitarlo Ruth porque su abogado le había dicho que iba a salir en pocos días, que ya hablaría con ella fuera.
En total el primo de Ruth sostiene que Bretón le reiteró "hasta tres veces" que había matado a los pequeños.
El abogado de la defensa cuestionó el testimonio antes incluso de que éste declarara ante el tribunal porque no existe una "demostración grabada" de la confesión.
La novena sesión del juicio había comenzado antes con la declaración del jefe de la Brigada de Policía Judicial, quien se ha mostrado tajante ante el tribunal al afirmar que Bretón nunca llegó al parque Cruz Conde con sus hijos, lugar en el que mantiene que los perdió.
Caso peculiar
Según ha explicado éste desde un principio, cuando el grupo de Homicidios, que dirige en Córdoba, se hizo cargo de la investigación porque "había una serie de connotaciones que daban al asunto una peculiaridad, algo había ocurrido con los niños y ponían al padre como sospechoso". Este testigo ha sostenido que la versión del acusado "hacía aguas" y que era "muy difícil, sino imposible, que los niños hubieran llegado al parque Cruz Conde".
En este sentido, este agente ha recordado que el último sitio que el padre refiere donde había estado con los niños era la finca de Las Quemadillas. Éste mantiene que "los niños no iban en el coche de José Bretón cuando salió de la parcela, no llegaron al parque, por lo que lo que hubiera ocurrido, ocurrió en la parcela", así lo demuestran el análisis de las cámaras de vigilancia que grabaron aquella tarde del 8 de octubre al acusado.
Reconstrucciones
A esto se une que la medición de las reconstrucciones con niños de edades similares a las de Ruth y José desde la llegada del vehículo a la calle Pintor Espinosa hasta el lugar del circuito deportivo donde Bretón mantiene que se sentó y perdió a los niños tras un despiste es "tajante". El acusado habla por última vez con su hermano Rafael por Whatsapp a las 18.08 horas. Nueve minutos más tarde, a las 18.17 horas, lo llama por teléfono para comunicarle que había perdido a los niños, antes de que le hubiera dado tiempo, según las mediciones, de llegar a la barra de ejercicios del parque donde se sentó supuestamente porque se encontraba cansado y perdió a sus hijos.
"Cuando dice a su hermano que había perdido a los niños, aún tendría que haber estado andando con ellos. Además, hay que tener en cuenta que habló con la madre desde otro teléfono dos minutos sentando en el coche, que hay que sumar al tiempo que tarda en llegar al parque", ha explicado. En definitiva, "con las mediciones en la mano, añadiendo las grabaciones de las cámaras de la ciudad, es una invención de él. No estaba con los niños allí porque hubiera tardado en llegar lo que tardamos en hacer las mediciones".
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #74 : Martes 02 de Julio de 2013, 08:25 »

Bretón confesó a un policía que los niños estaban 'cerca' de la hoguera

El agente piensa que las piezas del puzle "encajan perfectamente"




Toñi Caravaca | Córdoba-elmundo.es
Actualizado lunes 01/07/2013 12:51 horas

El policía 'sombra' que vigiló a José Bretón de cerca desde el día siguiente al de la desaparición de sus hijos ha declarado este lunes en la décima sesión de la vista oral que el acusado le confesó que éstos estaban "cerca" de la finca de Las Quemadillas.
El día 17 de octubre de 2011 se encontraba con él en la parcela familiar, que centró toda la investigación, y paseando sobre ella se acercan a la hoguera. Sobre la misma, el agente de la Policía Nacional, adscrito al grupo de Homicidios de Madrid, le pregunta a José Bretón si la hoguera "le traía algún recuerdo". Él no contestó y agachó la cabeza. Entonces el policía le insistió: "José, ¿están aquí los niños?". "Cerca", respondió y le pidió "detenedme ya".
Esta conversación se comentó en comisaría, donde el agente comenta con sus superiores que está "totalmente convencido" de que José Bretón es el "responsable" de la desaparición de sus hijos. "Les digo que tengo el convencimiento de que este señor ha matado a sus hijos y que demanda que lo detengamos ya", ha declarado. Entonces, se decide tomarle nuevamente declaración para preguntarle sobre datos concretos, pues ya se disponía de los informes de las cámaras que lo graban saliendo de la casa de sus padres pasado el mediodía el 8 de octubre, llegando con su vehículo a la finca, saliendo de ella posteriormente y llegando al parque Cruz Conde. Bretón sigue manteniendo la misma actitud y se decide entonces proceder a su detención. Este agente asegura que el acusado se sintió "aliviado" tras conocer su nueva situación.
La fiscal María Ángeles Rojas, que ha interrogado a este 'policía sombra' durante dos horas, le ha preguntado sobre cómo se desmonta la coartada de José Bretón. "La ventaja que tiene esta investigación es que está basada en datos técnicos. No entra en subjetividad. Es un puzzle que casa perfectamente basado en datos objetivos y técnicos".
Este testigo ha destacado la actitud "jovial" que Bretón mantuvo durante la inspección de la hoguera y ha destacado la sorpresa que le causó que no quisiera hablar de la desaparición de los niños en conversaciones con él durante la inspección ocular en la finca y los registros. En cambio, sí tenía ganas el acusado de insultar a su mujer, de beber vino, o quedar con una antigua amiga.
El‘policía ’ha destacado otra conversación ocurrida el 29 de junio de 2012, durante un registro en Las Quemadillas. Este agente le insistió en que no iba a tener "ninguna salida" porque la Policía no cesaría en buscar a sus hijos, en la finca o en cualquier otro sitio. Entonces José Bretón le propuso: "tú consigues que me pongan en libertad y yo, en dos o tres meses, encuentro a los niños, vivos o muertos".
Por otro lado, este agente ha defendido la labor desarrollada por el antropólogo Francisco Etxeberría en el análisis de los restos óseos y la cadena de custodia de los mismos.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
   

 En línea
Páginas: 1 ... 3 4 [5] 6   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!