Debatimos.com: Opina sin límite
S√°bado 07 de Diciembre de 2019, 18:53 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Las raices del antisemitismo  (Leído 1060 veces)
RosaNegra
Iniciado
***

Valoración: +30/-0
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 184



« : Lunes 17 de Noviembre de 2008, 12:13 »

lunes 17 de noviembre de 2008
LAS RA√ćCES DEL ANTISEMITISMO
Abrir en ventana nueva

Es preciso saber que el racismo antijud√≠o (el antisemitismo) es muy antiguo. Ni Hitler ni los alemanes lo inventaron. El odio contra los jud√≠os tiene or√≠genes religiosos. Al comienzo solo era un asunto religioso. Los cristianos no admit√≠an que los jud√≠os rechazasen creer que Jes√ļs era el "hijo de Dios", el Mes√≠as. Cuando el cristianismo se convirti√≥ en la religi√≥n mayoritaria de Europa, los jud√≠os fueron perseguidos regularmente. Hubo periodos de calma en que se los toler√≥, y periodos de persecuci√≥n como durante las Cruzadas, en la Edad Media. En 1.096, los jud√≠os de Spira, Worms, Maguncia y Colonia, en Alemania, fueron masacrados a comienzos de la Cruzada. Otro ejemplo: El rey Felipe el Hermoso expuls√≥ a los jud√≠os de Francia en julio de 1.336, sin olvidar confiscar sus bienes.

 

Los judíos fueron acusados entonces de crímenes contra los cristianos: por ejemplo, se contaba que los judíos, el día de Pascua, debían raptar y sacrificar un bebé cristiano. Se decía también que los judíos envenenaban los pozos y, en caso de epidemia, se decía que era culpa suya. Se les ha atribuido un papel de "chivos expiatorios" o de "cabeza de turco": cuando algo marchaba mal, se acusaba a los judíos por ser diferentes del resto de la población.

 En la Edad Media, los jud√≠os viv√≠an en barrios espec√≠ficos (denominados "juder√≠as") o en calles especiales ("calle de los jud√≠os"). 

Nacimiento del antisemitismo en el siglo XIX:

 

M√°s tarde, en el siglo XIX, desde que los jud√≠os fueron equiparados al resto de los ciudadanos (desde 1.791 en Francia), ciertos sectores cat√≥licos y de la derecha reprocharon a los jud√≠os su excesiva fidelidad a la Rep√ļblica. Varios peri√≥dicos antisemitas vieron la luz en esta √©poca, en particular los publicados por Drumont.

 

 



Una tarjeta postal antisemita bretona contra la Rep√ļblica: La Rep√ļblica est√° representada por una mujer horrorosa de nariz ganchuda (una jud√≠a), y unos pol√≠ticos profanan el cad√°ver de Cristo ante unos paisanos bretones indignados.

 

¬ŅDe qu√© se acusaba a los jud√≠os? De todo y de lo contrario al mismo tiempo:

 Si eran pobres, eran par√°sitos, sucios, piojosos...
 
si eran ricos, eran usureros que adoraban el dinero y arruinaban a los cristianos.
 
Caricatura de un judío rico : uno de los cinco Rothschild de Francfort. Caricatura de un judío pobre: el buhonero
 

El caso Dreyfus y el antisemitismo en Francia.

 

En Francia, a partir de 1.895 el c√©lebre caso Dreyfus muestra la importancia del antisemitismo. Un capit√°n del ej√©rcito, Alfred Dreyfus, fue acusado de espionaje. Era jud√≠o: por lo tanto, deb√≠a ser culpable. El ej√©rcito rechazar√° durante a√Īos reconocer su inocencia, llegando hasta el punto de poner en libertad al aut√©ntico culpable y de elaborar pruebas falsas contra Dreyfus. Los partidarios de Dreyfus sostuvieron una intensa lucha, consiguiendo que se le declarara inocente a comienzos del siglo XX. Los siguientes documentos reflejan este debate:

   
Sus detractores querían a toda costa que Dreyfus fuera declarado culpable, por ser judío. (caricatura inglesa) Caricatura anti- Dreyfus, de V. Lenepven.

Dreyfus aparece representado como un monstruo.

 
 Los partidarios de Dreyfus luchaban para que se  reconociera su inocencia . Dreyfus en prisi√≥n   

 

El nazismo retoma el antiguo antisemitismo y a√Īade el "racismo biol√≥gico".

 

Hitler retom√≥ el antiguo antisemitismo y le a√Īadi√≥ oscuras teor√≠as autodenominadas "cient√≠ficas" que probaban la superioridad de la autotitulada "raza aria" (y con ella, de todos los alemanes) sobre la "raza jud√≠a". Para ello se apoyaba en las teor√≠as, bastante confusas, enunciadas en particular por el franc√©s Gobineau, en el siglo XIX. Hitler entr√≥ en contacto con el antisemitismo existente en Viena cuando era joven: Hitler, sin oficio, sin alojamiento, vagabundo, deber√° en aquellos tiempos refugiarse en un asilo para transe√ļntes. Es en esta √©poca cuando entrar√° en contacto con peri√≥dicos antisemitas. Todo su odio se proyectar√° desde entonces contra los jud√≠os. En "Mein Kampf" ("Mi lucha"), Hitler compara continuamente a los jud√≠os con "par√°sitos" de los que hay que desembarazarse. Afirma que hay una "sangre alemana" y una "sangre jud√≠a" (lo que cient√≠ficamente es absurdo) y que es necesario purificar a Alemania del juda√≠smo.

 

El programa del Partido Nazi propugnaba retirar todos sus derechos a los judíos:

 

" Programa del Partido Nazi (1.920):

 

Exigimos la constitución de una nueva Alemania. [...]
4. Solo los ciudadanos pueden beneficiarse de los derechos c√≠vicos. Para ser ciudadano, es necesario ser de sangre alemana, sin importar la religi√≥n. Ning√ļn jud√≠o puede ser ciudadano.

5. Los no-ciudadanos no pueden vivir en Alemania sino como huéspedes y deben someterse a la legislación sobre extranjeros.

6. El derecho de dirigir el Estado y de hacer las leyes est√° reservado exclusivamente a las ciudadanos. Exigimos que la funci√≥n p√ļblica no pueda ser ejercida por no-ciudadanos.

7. Exigimos que el Estado alemán se comprometa a procurar medios de subsistencia a todos los ciudadanos. Si el país no puede alimentar a toda su población, los no-ciudadanos deberán ser expulsados del Reich. [...]

23. Propugnamos la lucha contra la mentira política y contra su propagación por la prensa. Para favorecer la creación de una prensa alemana, exigimos:

que todos los directores y periodistas de los periódicos en lengua alemana sean ciudadanos alemanes;[...]
que sea prohibida por la ley toda participación financiera y toda influencia de los no-alemanes [...].
24. Exigimos la libertad en Alemania de todas las religiones, en la medida en que no pongan en peligro ni ofendan el sentimiento moral de la raza germánica. [..] El Partido combate el espíritu judeo-materialista. [...]

Munich, 24 de febrero de 1.920



El programa del Partido Nazi no dejaba lugar a dudas si se lee el artículo 4: Se retiraban sus derechos de ciudadanía a los judíos que vivían desde hacía siglos en Alemania. A partir de ahí, poco más se les podía quitar: la persecución podía comenzar.

http://clio.rediris.es/fichas/Holocausto/antisemitismo.htm
En línea
Debatimos.com: Opina sin límite
« : Lunes 17 de Noviembre de 2008, 12:13 »

 En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!