Debatimos.com: Opina sin límite
Martes 10 de Diciembre de 2019, 11:43 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Franco, Churchill y la II guerra mundial  (Leído 2893 veces)
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« : Jueves 04 de Marzo de 2010, 06:54 »

Franco y Churchill ante la II Guerra Mundial


Por Pío Moa




 La postura de Franco ante la II Guerra Mundial en Europa se bas√≥ en dos puntos cruciales, como he expuesto en A√Īos de hierro: la necesidad de reconstruir el pa√≠s despu√©s de la Guerra Civil, y convertirlo en una potencia apreciable, y la definici√≥n de la URSS como el enemigo principal. Estos dos puntos, a menudo mal comprendidos por la historiograf√≠a, guiaron sus cambios de orientaci√≥n, que fueron b√°sicamente cuatro.

Tan pronto como la crisis de M√ļnich de 1938, Franco declar√≥ su neutralidad ante una posible guerra entre las democracias y los fascismos. Lo hizo, de un lado, para prevenir una invasi√≥n francesa en ayuda de los rojos, que desbaratar√≠a las victorias conseguidas antes por los nacionales, y, de otro lado, por la experiencia de la I Guerra Mundial, cuando de las ruinas de media Europa hab√≠an surgido la revoluci√≥n bolchevique y movimientos revolucionarios en muchos pa√≠ses. Franco respetaba al ej√©rcito franc√©s, que casi todo el mundo consideraba el m√°s potente de Europa, por lo que de una conflagraci√≥n con Alemania s√≥lo pod√≠a esperarse una repetici√≥n ampliada de la guerra anterior: un panorama de estragos que solo podr√≠a aprovechar a Stalin.

Su neutralismo aument√≥ cuando la contienda comenz√≥ con la invasi√≥n de Polonia por Alemania y la URSS, aliadas. Impotente para impedir tal asombroso hecho, hizo inmediatamente un angustiado llamamiento a impedir la extensi√≥n del conflicto, in√ļtil decir que en vano.

Sin embargo, en 1940 el panorama cambi√≥ de modo totalmente inesperado cuando la Wehrmacht derrot√≥ sucesiva y r√°pidamente a las peque√Īas Dinamarca, Noruega, Holanda y B√©lgica, pero tambi√©n al poderoso ej√©rcito franco-ingl√©s. Fue una victoria con muy pocas ruinas y sin el menor peligro de revoluci√≥n comunista. La nueva situaci√≥n ofrec√≠a las mejores perspectivas para los anhelos de Franco. La derrota de las democracias corroboraba su decadencia, Alemania era una potencia amiga y a Espa√Īa se le abr√≠a la posibilidad de entrar en el nuevo orden europeo en posici√≥n favorable, recuperar Gibraltar y obtener un imperio en √Āfrica a costa de Francia.

El neutralismo de Franco casi desapareci√≥. Aun as√≠, la perspectiva ofrec√≠a costes, como una eventual satelizaci√≥n de Espa√Īa al III Reich, que Franco rechazaba de plano. Pese a ofrecerse a Hitler, no rompi√≥ en ning√ļn momento la relaci√≥n con Inglaterra y Usa, en las que busc√≥ y obtuvo cr√©ditos, rechazando s√≥lo aquellos con los que Washington buscaba inmiscuirse en la pol√≠tica espa√Īola. Su estrategia la explic√≥ en instrucciones a Serrano S√ļ√Īer: si la guerra era corta, Espa√Īa entrar√≠a en ella al lado de Alemania; si se alargaba, s√≥lo en el √ļltimo momento, a fin de llegar a la victoria con el menor da√Īo posible, pues una victoria del Eje a la que Espa√Īa llegase desangrada convertir√≠a a esta en ap√©ndice de Alemania. De ah√≠ su bien conocida t√°ctica de dilaciones frente a Hitler, conforme la guerra se alargaba.

El tercer cambio de Franco, siempre con la misma perspectiva, se produjo cuando, a partir de Stalingrado y el desembarco anglosaj√≥n en el Magreb, apareci√≥ en el horizonte la derrota alemana. El embajador use√Īo C. Hayes lo expone muy bien:

Pregunt√© al Caudillo si pod√≠a contemplar con serenidad la preponderancia que hab√≠a adquirido la Alemania nazi sobre el continente con su fan√°tico racismo y su paganismo anticristiano. Admiti√≥ que era una perspectiva que no ten√≠a nada de agradable para Espa√Īa ni para √©l, pero confiaba en que no se materializar√≠a. Juzgaba que Alemania har√≠a concesiones, en el caso de hacerlas tambi√©n los aliados, restableci√©ndose as√≠ una especie de equilibrio en Europa. Insisti√≥ en que el peligro para Espa√Īa y para Europa era menor por parte de Alemania que de la Rusia comunista. No deseaba una victoria del Eje, aunque ansiaba una derrota de Rusia.
Su política consistió entonces en promover una paz separada en Occidente, propuesta desoída por igual en ambos bandos.

Luego, ante la devastaci√≥n del continente y la inminente ca√≠da del Reich, Franco dio un nuevo giro sin perder la orientaci√≥n principal: ofreci√≥ al embajador brit√°nico Hoare y a Churchill una alianza para frenar el avance sovi√©tico. La oferta fue arrogantemente rechazada sobre la base de que la alianza con la URSS ser√≠a el pilar de la futura paz europea de y que Gran Breta√Īa hab√≠a adquirido una potencia militar decisiva para el nuevo orden. Franco, desde luego, no cre√≠a ninguna de las dos cosas, pero tampoco estaba en su mano influir en los acontecimientos.

Tiene inter√©s el contraste entre la pol√≠tica de Franco y la de Churchill. Este entendi√≥ al III Reich como el mayor peligro para Inglaterra, el enemigo principal al que era preciso abatir, por lo que pas√≥ a considerar a la URSS como enemigo secundario. Consciente de su imposibilidad de vencer a Alemania, esperaba resistir hasta que Usa interviniese con todo su poder√≠o. No obstante, la posibilidad de que Usa lograse desembarcar en Europa era remota... cuando vino en su salvaci√≥n la invasi√≥n de la URSS por Hitler. De haber logrado este la r√°pida victoria esperada en Rusia, la situaci√≥n general habr√≠a empeorado mucho para Inglaterra y para Usa, pero la URSS resisti√≥ y, a un coste enorme, tras absorber casi toda la potencia b√©lica germana, para ventaja de los anglosajones, fue pasando a la contraofensiva y avanzando sobre Europa central. Lo √ļltimo ya complac√≠a menos a Churchill, y sus propuestas de abrir un segundo frente por los Balcanes o Italia ten√≠an la segunda intenci√≥n de cortar la marcha del ej√©rcito sovi√©tico. Pero los anglosajones solo consegu√≠an avanzar muy lentamente por Italia, y finalmente fue preciso el desembarco por Francia, y en cambio la bien adiestrada m√°quina de guerra sovi√©tica resultaba imparable.

Churchill ya no pod√≠a controlar la situaci√≥n, y no tuvo m√°s remedio que ceder en Rumania, Polonia y el resto, y finalmente le cupo, como a los use√Īos, el dudoso m√©rito de entregar a Stalin, es decir, a la muerte o a un destino sobrecogedor, a cientos de miles de huidos rusos, ucranianos, yugoslavos, alemanes y otros.

A la derrota alemana contribuyó de modo significativo, por más que no deliberado, la cautela de Franco, siempre atento en primer lugar a los intereses hispanos; pero el Caudillo salió de la guerra bajo la amenaza inminente de derrocamiento por la fuerza, amenaza rebajada ante su firme decisión de resistir al aislamiento internacional y al maquis, mientras que Churchill figuraba entre los vencedores. No obstante, es evidente que el premier inglés y su gobierno fueron víctimas de algunos espejismos, y que Franco tenía razón al advertir la imposibilidad de una alianza duradera entre soviéticos y anglosajones, así como al dudar del protagonismo británico en la posguerra.

Gran Breta√Īa sali√≥ de la dura prueba pr√°cticamente arruinada, aunque su generoso aliado transatl√°ntico no solo le perdon√≥ la deuda, sino que le obsequi√≥ pr√≥digamente con los cr√©ditos del Plan Marshall; Londres qued√≥ supeditada a Washington en mayor medida de lo que le habr√≠a gustado, el Imperio Brit√°nico iniciaba su larga crisis hacia la disoluci√≥n y en Oriente Pr√≥ximo, con su petr√≥leo, era desplazado por Usa. Otro coste, probablemente inevitable, fue la sumisi√≥n de una gran parte del continente europeo al totalitarismo sovi√©tico.

La historia fue como fue, y no es posible decidir a estas alturas si la política de Churchill fue más acertada que la de Franco, problema ocioso teniendo en cuenta que este, al revés que el primero, no podía hacer casi nada ante los acontecimientos europeos. Pero tiene interés comprender las razones de uno y de otro.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« : Jueves 04 de Marzo de 2010, 06:54 »

 En línea
frigga
Principiante
**

Valoración: +36/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 77


« Respuesta #1 : Viernes 05 de Marzo de 2010, 03:44 »

http://www.filosofia.org/hem/dep/boe/19750701.htm

Bueno tambien habla de Franco , o m√°s bien Franco le dejo esto a los catalanes , gallegos vascos.... Partirse de risa que dira ahora el ROVIRA :meparto: el Quintana  :alsol: y a los SOCIATAS  Partirse de risa Partirse de risa Partirse de risa
« Última modificación: Viernes 05 de Marzo de 2010, 03:50 por frigga » En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #2 : Viernes 05 de Marzo de 2010, 03:49 »

Genial Frigga!!!!!! gracias!!!! Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir

En línea

Veritas Liberabit Vos
frigga
Principiante
**

Valoración: +36/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 77


« Respuesta #3 : S√°bado 06 de Marzo de 2010, 03:24 »

¬ŅQue es esta cruz en un aeropuerto?

¬ŅQue es esto que se ve desde la pista del aeropuerto de barajas? Esa cruz que veis est√° en el cerro de San Miguel, en el cementerio de Paracuellos del Jarama. Lugar donde se produjo uno de los episodios m√°s sangrientos de la Guerra Civil: las matanzas de Paracuellos, llevadas a cabo por el bando republicano contra miembros o simpatizantes del bando nacional (para m√°s informaci√≥n pod√©is consultar la Wikipedia). All√≠ se hizo esa cruz para recordar a los muertos, cruz que ahora podemos ver mirando desde la T4S, en esta vista a√©rea de Google Maps o, si te atreves, en esta fotograf√≠a de Barajas desde el aire.

En línea
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #3 : S√°bado 06 de Marzo de 2010, 03:24 »

 En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #4 : S√°bado 06 de Marzo de 2010, 03:54 »

 Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir Aplaudir
En línea

Veritas Liberabit Vos
frigga
Principiante
**

Valoración: +36/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 77


« Respuesta #5 : Domingo 07 de Marzo de 2010, 01:39 »

Un libro desvela el secreto más íntimo de Franco: sólo tenía un testículo
Un nuevo libro ha destapado alg√ļn que otro secreto √≠ntimo, seg√ļn su autor, del Caudillo espa√Īol Francisco Franco, provocando cientos de comentarios en Internet. El autor de la obra es el periodista y escritor espa√Īol Jos√© Mar√≠a Zavala, quien afirma, bas√°ndose en el testimonio de la nieta del ur√≥logo del dictador, que Franco perdi√≥ un test√≠culo en la guerra en √Āfrica, en 1916. Francisco Franco fue herido heroicamente por un disparo en la parte inferior del abdomen en 1916 en el Marruecos espa√Īol y eso le ha hecho a este escritor encontrar la oportunidad de que alguien lea alg√ļn libro suyo.. el salsa rosa es lo que funciona en Espa√Īa. La prensa de izquierda en su l√≠nea como siempre... se ve que el Zavala se ha encontrado un test√≠culo de Don Francisco por el campo, seg√ļn el de 1916 y que por lo tanto no "ten√≠a pelotas"... rid√≠culo cuanto menos... los frustrados tambi√©n lo tacharon de retrasado y de homosexual, y a saber de que mas, pues eso... rid√≠culo. Si juntamos todas esas afirmaciones no se si resulta positivo para el sector que las promueve ya que va y resulta que si se piensan solo un poquito " un marica, sin pelotas y retrasado" puso en vereda a todos esos que ahora hablan como si en aquella √©poca le hubiesen puesto pelotas (Frustrados Hip√≥critas) cuando en realidad solo echaron pelotas para matar curas y opositores al perder las elecciones porque se acababa el chollo "esos tan dem√≥cratas". Para mas pitorreo, seguro que alg√ļn d√≠a dicen que gan√≥ de casualidad o por el clima y que los pantanos los hicieron ellos. Aunque les pese reconocer la historia hay lo que hay: El Caudillo invicto muri√≥ de viejo, "tranquilito" en una cama enga√Īado por los suyos diciendo "espa√Īoles no os dej√©is enga√Īar" no lo mat√≥ nadie, ni lo encerraron ni se atrevieron a acercarse a √©l ni lo mas m√≠nimo..como dir√≠a un chaval de AJE... "si viviera Franco le dir√≠a... ¬°OLE TUS COJONES!.  :laleche:

En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #6 : Domingo 07 de Marzo de 2010, 03:12 »

jajajajajajaja, aunque no hubiera tenido ni un solo testículo, la valentía no se mide por tener gónadas masculinas...ni por la testosterona..

todos estos rojillos que continuamente los ponen a parir son unos cobardes.Nunca hubieran luchado c√≥mo el para salvar Espa√Īa.

En línea

Veritas Liberabit Vos
frigga
Principiante
**

Valoración: +36/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 77


« Respuesta #7 : Martes 09 de Marzo de 2010, 02:44 »

Espa√Īa en la historia-Franco y Companys



Espa√Īa en la historia
Franco y Companys juntos

As√≠ es, en la imagen podemos ver, en una foto in√©dita, como Franco junto con Luis Companys, entonces ministro de Marina de la Rep√ļblica espa√Īola, est√°n juntos en una especie de recepci√≥n o de comitiva.
(Se desconocen los detalles de la fecha)
En línea
frigga
Principiante
**

Valoración: +36/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 77


« Respuesta #8 : Martes 09 de Marzo de 2010, 02:55 »

 evidencia al Rey

EL REY FUE QUIEN LLEV√ď A FRANCO AL VALLE DE LOS CA√ćDOS

Un documento rescatado por Minuto Digital, nos recuerda la faceta cambiante de Juan Carlos I, y demuestra cómo el Rey, fue el promotor de que los restos del Caudillo, descansen en la basílica del Valle de los Caídos.

A continuación en "leer más", el artículo y documento publicados en este periódico digital.

¬ŅPor qu√© est√° el general Francisco Franco enterrado en el Valle de los Ca√≠dos? ¬ŅFue un deseo de √©l? Minuto Digital aporta el documento que prueba que fue el rey Juan Carlos, sucesor del Caudillo, orden√≥ que el cuerpo de su protector fuese enterrado en la bas√≠lica del Valle.

En los planes del Gobierno socialista y de la izquierda alucinada para transformar el Valle de los Caídos en una especie de casa de los horrores entra la exhumación y retirada de los cuerpos del anterior Jefe del Estado, Francisco Franco, y del fundador de la Falange, José Antonio Primo de Rivera.

Fue el propio Franco quien hizo que el cadáver de José Antonio se trasladase al monasterio de El Escorial y luego se inhumase en el Valle de los Caídos, a los pies del altar mayor. La leyenda negra sobre el franquismo afirma que fue Franco quien, durante la construcción del monumento, decidió que también él se enterraría en su interior y escogió el lugar. El objetivo de esta mentira es claro: establecer similitudes entre Franco y un faraón con su pirámide.

La verdad es poco agradable. De acuerdo con un documento que Minuto Digital ofrece a sus lectores, fue el propio sucesor de Franco, recién proclamado Rey, de acuerdo con las Leyes Fundamentales del régimen, quien tomó la decisión.

El 22 de noviembre de 1975, Juan Carlos I comunica al abad de la Bas√≠lica de la Santa Cruz del Valle de los Ca√≠dos que le entrega los restos mortales de Franco para que los entierre en el sepulcro ‚Äúsito en el Presbiterio entre el Altar Mayor y el Coroi‚ÄĚ, y que se abri√≥ a toda prisa en el suelo. Todav√≠a se recuerda

La familia Franco había previsto que el patriarca fuera enterrado en el panteón de que dispone en el cementerio de El Pardo, pero la voluntad real se impuso.

Si Rodr√≠guez Zapatero pretendiera llevarse el cuerpo de quien propuso a Juan Carlos de Borb√≥n y Borb√≥n como su sucesor, ¬Ņintervendr√≠a el Rey para que se respetase una de las primeras √≥rdenes de su reinado?

En línea
frigga
Principiante
**

Valoración: +36/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 77


« Respuesta #9 : Martes 09 de Marzo de 2010, 03:08 »

Los terroristas del 'Maquis' también tendrán su recompensa

El Gobierno Zapatero promover√° el reconocimiento de los maquis, grupo guerrillero que realiz√≥ atentados en Espa√Īa para luchar contra el r√©gimen de Franco



La Comisi√≥n interministerial creada por el Gobierno para el estudio de la situaci√≥n de las v√≠ctimas de la Guerra Civil y del franquismo cree "pertinente" que se "promueva" el "reconocimiento" de los ‚Äėmaquis‚Äô. El informe dedica un apartado a "colectivos espec√≠ficos", en el que incluye "exiliados, ‚Äėni√Īos de la guerra‚Äô, brigadistas internacionales, presos en campos de concentraci√≥n, batallones disciplinarios de soldados trabajadores, maquis y guerrilleros y v√≠ctimas durante el periodo de la transici√≥n‚ÄĚ.

En cuanto a los 'maquis', el texto destaca que muchas de las asociaciones que se han dirigido a la Comisi√≥n se han preocupado por el fen√≥meno guerrillero. Aunque admite la dificultad de cifrar su n√ļmero exacto, los cuantifica "en torno a los seis mil". "La mayor parte de las actuaciones de reconocimiento al colectivo de los 'maquis' ha sido civil y ciudadana: homenajes, seminarios, el establecimiento del ‚ÄėD√≠a del guerrillero‚Äô o la inauguraci√≥n del monumento al guerrillero en Santa Cruz de Moya (Cuenca) son una peque√Īa muestra", expone.

Detalla que en "√°mbito p√ļblico s√≥lo el 16 de mayo de 2001 se desarrollaron las primeras actuaciones" con el debate en el Congreso de los Diputados de dos proposiciones no de ley acerca de los ‚Äėmaquis‚Äô. Recuerda que en la segunda de ellas, la C√°mara aprob√≥ la rehabilitaci√≥n moral de este colectivo instando al Ejecutivo a adoptar "las medidas necesarias para suprimir de sus expedientes los t√©rminos de bandoleros y malhechores". "La Comisi√≥n considera pertinente que se promueva su reconocimiento", remarca.

De otra parte, en el Informe sobre impacto de g√©nero que acompa√Īa al Proyecto de Ley se subraya que en la norma "subyace un reconocimiento, que constituye una forma especial de homenaje, a todas las mujeres que vivieron y sufrieron por la Guerra Civil". "Durante muchos a√Īos, una visi√≥n androc√©ntrica de la historia obvi√≥ el importante papel desempe√Īado por las mujeres durante la guerra civil y la posterior dictadura", indica el texto. "Por eso hoy reviste la mayor importancia rescatar del olvido hist√≥rico su sufrimiento, su lucha por la supervivencia, su trabajo, su humillaci√≥n, su miedo, su apuesta por una sociedad mejor en la que nunca m√°s hubiera enfrentamientos por legar a sus hijos razones pol√≠ticas o ideol√≥gicas, una sociedad paternalista y autoritaria", acaba el documento.

HISTORIA DEL MAQUIS SEG√öN EL HISTORIADOR CESAR VIDAL

La historia del maquis se inicia durante la guerra civil espa√Īola. Siguiendo el consejo de distintos asesores sovi√©ticos que apelaban al papel desempe√Īado por las guerrillas durante la guerra civil rusa ‚ÄĒrecordemos la historia del m√≠tico Chapayev‚ÄĒ se crearon unidades de guerrilleros que deb√≠an llevar a cabo acciones en la retaguardia enemiga apoy√°ndose en simpatizantes que habitaran en esa zona. Las unidades de guerrilleros tuvieron un √©xito muy escaso. Dirigidas por Ram√≥n Mercader, el comunista y agente de la URSS que, posteriormente, asesinar√≠a a Trotsky en M√©xico, buena parte de sus combatientes fueron anarquistas pero sus mandos estuvieron de manera mayoritaria en manos comunistas. En estas unidades recibieron entrenamiento especial incluso algunos miembros de las Brigadas internacionales que luego formar√≠an parte de la Resistencia contra Hitler en la Europa ocupada y agentes del NKVD sovi√©tico que, finalmente, ser√≠an infiltrado en el OSS americano, el precedente de la conocida CIA.

Curiosamente, el papel del maquis se increment√≥ precisamente a medida que se iba afianzando la victoria de las fuerzas de Franco. As√≠ quedaron algunas bolsas de combatientes aislados en regiones como Galicia o Asturias. Al acabar la guerra, los restos de estos grupos a los que se sumaron otros localizados en diversas partes de Espa√Īa continuaron una resistencia cuya √ļnica esperanza de √©xito real se fundaba en una intervenci√≥n aliada contra Franco. En su aplastante mayor√≠a los componentes de los diversos maquis eran anarquistas o comunistas produci√©ndose ya a inicios de los a√Īos cuarenta un predominio de estos √ļltimos. De hecho, su acci√≥n m√°s importante ‚ÄĒy totalmente fallida‚ÄĒ que fue la invasi√≥n del valle de Ar√°n fue una indudable hechura del PCE. Esta circunstancia precisamente iba a imprimir al movimiento unas caracter√≠sticas muy peculiares con una acentuada conexi√≥n con la din√°mica de la guerra fr√≠a.

Ciertamente, el movimiento de los maquis era marcadamente antifranquista pero, a la vez, manten√≠a una obediencia ciega hacia la URSS gobernada en aquella √©poca por Stalin y pretend√≠a implantar en Espa√Īa un gobierno comunista semejante a los que aparecer√≠an en Europa oriental a partir de 1946, gobiernos, por cierto, cuya conquista por parte de los comunistas ya hab√≠a sido ensayada en Espa√Īa desde finales de 1936. A este respecto, la propia documentaci√≥n de los maquis no deja lugar a dudas. Junto con proclamas dur√≠simas dirigidas contra Franco y el r√©gimen ‚ÄĒproclamas en las que no pocas veces se indican las √ļltimas acciones de cada grupo generalmente reducidas a asaltos para obtener fondos y a asesinatos de agentes del orden o de falangistas conocidos en la zona‚ÄĒ en las fuentes aparece una sumisi√≥n total a las consignas de la URSS, algo por otro lado totalmente comprensible en los partidos comunistas de la √©poca.

As√≠, por ejemplo, el 15 de septiembre de 1947, el Informe pol√≠tico del B. P. est√° dedicado a vituperar el Plan Marshall como una diab√≥lica maniobra de Estados Unidos, a atacar al supuesto imperialismo brit√°nico y norteamericano, a insistir en el papel del PCE (‚Äúel partido m√°s republicano de Espa√Īa‚ÄĚ) y a hacer un llamamiento a utilizar ‚Äúel terror‚ÄĚ para oponerse al terror franquista. El 1 de diciembre de 1948, el propio Santiago Carrillo en ‚ÄúNuestra bandera‚ÄĚ publicaba un extenso trabajo titulado ‚ÄúSobre las experiencias de dos a√Īos de lucha‚ÄĚ donde volv√≠a a incidir en la misma visi√≥n de la guerra fr√≠a que llamaba a un enfrentamiento con occidente y a la sumisi√≥n de Espa√Īa a la pol√≠tica sovi√©tica. De esta manera, tras calificar las acciones de Estados Unidos de ‚Äúpol√≠tica reaccionaria, de dominaci√≥n y de guerra‚ÄĚ, apelaba a las instrucciones del camarada Zdanov vertidas en la reuni√≥n de partidos comunistas celebrada en Varsovia a finales de 1947. Carrillo insist√≠a en este texto en que el PCE ‚Äúse ha quedado solo‚ÄĚ enarbolando la bandera de la rep√ļblica y de la democracia aunque esa circunstancia no deber√≠a causar des√°nimo.

El ‚Äúejemplo de los bolcheviques‚ÄĚ as√≠ como los avances en el Este de Europa indicaban un camino de esperanza, camino que, por supuesto, se identificaba con las dictaduras comunistas conocidas como ‚Äúdemocracias populares‚ÄĚ. El 1 de junio de 1949, Juventud publicaba un art√≠culo titulado Paz en el mundo donde se abundaba en estas tesis. Nuevamente las potencias occidentales eran presentadas como una amenaza para la paz mientras que la URSS era su segura garante. El 1 de noviembre del mismo a√Īo un manifiesto dirigido a los maquis que actuaban en el interior repet√≠a ‚ÄĒcomo ya era habitual‚ÄĒ las mismas consignas y hac√≠a un llamamiento directo a realizar en Espa√Īa una toma del poder por los comunistas similar a la realizada en los pa√≠ses del Este de Europa. De todos es sabido que la tesis del levantamiento armado se mantuvo en la agenda del PCE hasta la d√©cada de los sesenta y es tambi√©n conocido que fracas√≥. Las razones fueron varias.

Por supuesto, en ello influy√≥ el control que Franco ten√≠a sobre el ej√©rcito y las fuerzas del orden p√ļblico que, poco a poco, acabaron eliminando los focos de resistencia del maquis. A esto se uni√≥ el hecho de que, a pesar de los panfletos, el maquis fue escasamente popular. Por supuesto, la parte de la poblaci√≥n espa√Īola ‚ÄĒmillones‚ÄĒ partidaria de Franco s√≥lo los pod√≠a ver negativamente pero a esto se a√Īadi√≥ que un sector no menos significativo de simpat√≠as republicanas guardaba un recuerdo acusadamente negativo del comportamiento de los comunistas durante la guerra civil espa√Īola ya que el PCE efectu√≥ matanzas sistem√°ticas no s√≥lo de simpatizantes con los alzados sino tambi√©n de anarquistas, poumistas e incluso socialistas. Finalmente, la geoestrategia situaba a Espa√Īa muy lejos de las apetencias de Stalin. En Polonia, en Rumania, en Hungr√≠a, en Checoslovaquia la cercan√≠a con la URSS hab√≠a permitido a los comunistas entrar en gobiernos de coalici√≥n que, en una fase ulterior, eran objeto de golpes de estado que les proporcionaban el poder total y absoluto. Semejante posibilidad estaba descartada en Espa√Īa como lo hab√≠a estado en Francia e Italia donde los respectivos partidos comunistas eran mucho m√°s fuertes y contaban con un mayor apoyo popular por su papel en la lucha contra la ocupaci√≥n alemana.

Por lo tanto, el maquis fue un movimiento decididamente y encarnizadamente antifranquista pero no ten√≠a finalidades, objetivos ni ideolog√≠a democr√°tica. Su triunfo ‚ÄĒuna verdadera ucron√≠a rayana con la quimera‚ÄĒ no hubiera significado, desde luego, la implantaci√≥n de la democracia en Espa√Īa sino su sumisi√≥n a una dictadura stalinista semejante a las que en aquella misma √©poca se apoderaban de las distintas naciones de Europa oriental.


Nota: ZP siempre del lado de los terroristas      :tarao: mucho ¬Ņ eh Gaia? all√° voy a por m√°s HISTORIA
En línea
frigga
Principiante
**

Valoración: +36/-0
Desconectado Desconectado

Mensajes: 77


« Respuesta #10 : Martes 09 de Marzo de 2010, 03:30 »

Documentos del Frente Popular

A continuación unos documentos que hemos recibido de como se las gastaban los "demócratas" del Frente Popular ahora que tanto se habla sobre Memoria Histórica.









En el ultimo,por si no se lee bien,pone:

Al compa√Īero ......

Estimado compa√Īero:
Saludos de orden de la Delegacion de Defensa,de Justicia,de Valencia y de esta,que ma√Īana,dia 11 de los corrientes a las 7 en punto est√© en la Plaza de Blasco Iba√Īez de este,su camion con el chofer,para marchar a Valencia destinado al servicio de Abastecimiento y provisionamientos de Guerra de Espa√Īa Leal.
Esperando que asi lo har√°,pues caso contrario procederiamos con arreglo,a lo que exige la causa.

Suyas y de la causa.     El delegado...
En línea
gaia
Moderador
*****

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #11 : Martes 09 de Marzo de 2010, 03:44 »

Dudo mucho que este rey se "mojase" si este mequetrefe de la Moncloa decidiese sobre quitar Franco de su tumba...

No acabo de entender la inconsciencia de este pueblo sobre el destrozo que est√° haciendo Zapatero en cuanto a nuestra historia.

Urge cambiar en las urnas.

(gracias Frigga por tus art√≠culos, son "francamente" interesantes) Gui√Īo

 :abrazo:
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
   

 En línea
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!