Debatimos.com: Opina sin límite
S√°bado 15 de Diciembre de 2018, 18:07 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias:
 
   Inicio   Ayuda Ingresar Registrarse  


Páginas: 1 2 [3]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: Hechos y cifras de lo que nos viene encima  (Leído 10390 veces)
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #30 : Martes 17 de Mayo de 2011, 05:49 »

Crisis
El futuro de la econom√≠a espa√Īola


Alberto Recarte-LD



 Con esta tercera entrega concluye el ensayo de Alberto Recarte, que ha analizado la evoluci√≥n de la econom√≠a espa√Īola desde el punto de vista del empleo desde 1974, momento en el que comenzamos a sufrir los efectos de la primera subida de los precios del petr√≥leo y v√≠speras del comienzo del proceso de democratizaci√≥n, hasta 2011.



No se han mencionado, hasta el momento, los problemas de la Uni√≥n Monetaria a la que Espa√Īa pertenece. Los errores en el dise√Īo del euro, la irresponsabilidad de creer que era posible aplicar la misma pol√≠tica monetaria a pa√≠ses tan diferentes como los de la Europa central y los pa√≠ses perif√©ricos sin llevar a cabo otras reformas, est√° pasando factura a todos los que han cometido errores: a) A los pa√≠ses en los que su sistema financiero ha financiado una expansi√≥n excesiva del sector de la construcci√≥n; b) A aquellos en los que sus sistemas financieros han invertido en activos financieros de valor muy inferior al que se cre√≠a ‚Äďen activos t√≥xicos‚Äď como en Irlanda; c) A los que han participado en la financiaci√≥n de los pa√≠ses perif√©ricos, bien para dar cr√©ditos al sector inmobiliario y al de la construcci√≥n, como Espa√Īa, bien para financiar deuda p√ļblica, como en el caso de Grecia y Portugal.

En el caso de Espa√Īa, adem√°s de tener un problema de falta de empleo y de alt√≠simo desempleo, existe un problema adicional de endeudamiento nacional, que alcanza el 90% del PIB en t√©rminos netos y el 240% del PIB en t√©rminos brutos, que se compensa, en parte, con inversiones espa√Īolas en el exterior por un total equivalente al 150% del PIB de 2010.

Si Grecia decidiera no pagar su deuda exterior, financiada ahora, en parte, por la Uni√≥n Europea y el FMI, o no pudiera hacerlo y no hubiera m√°s remedio que renegociar todo su endeudamiento exterior, b√°sicamente p√ļblico y que ya asciende al 150% de su PIB, es posible que los inversores se negaran a seguir financiando a Irlanda y Portugal, a√ļn a los tipos actuales ‚Äďque alcanzan el 12%‚Äď y a prestar a Espa√Īa a tipos muy superiores a los actuales, por considerar que su riesgo se habr√≠a incrementado. Si hubiera que refinanciar a Grecia y Portugal ‚Äďcreo que Irlanda es un caso diferente‚Äď y sus acreedores tuvieran que aceptar p√©rdidas de entre el 30% y el 50% de su principal, los sistemas financieros de casi todos los pa√≠ses del √°rea euro sufrir√≠an unas p√©rdidas que reducir√≠an dr√°sticamente sus fondos propios. Lo que obligar√≠a a los Estados en los que est√°n domiciliados esos bancos a volver a recapitalizarlos con dinero p√ļblico, lo que desatar√≠a las protestas populares y obligar√≠a, de una u otro forma, a modificar las instituciones de la Uni√≥n Monetaria. Si el pa√≠s afectado fuera Espa√Īa, la Uni√≥n Monetaria sufrir√≠a a√ļn m√°s. El euro no sobrevivir√≠a. Toda la banca europea, no s√≥lo la de la Europa Monetaria, se encontrar√≠a con problemas de solvencia.

La situaci√≥n de la econom√≠a espa√Īola ser√≠a ca√≥tica. La elevad√≠sima deuda bruta exterior de la econom√≠a se concentra en el sector financiero espa√Īol, en el resto del sector privado y, s√≥lo en tercer lugar, en el sector p√ļblico. En una situaci√≥n de insolvencia nacional, la no refinanciaci√≥n del sector privado es m√°s complicada que la del sector p√ļblico. En los casos en los que la deuda externa se concentra en el sector p√ļblico es posible llegar a acuerdos, a√ļn asumiendo p√©rdidas y carencias por parte de los acreedores, porque los Estados no desaparecen. Cuando la deuda impagada resulta ser privada, las posibilidades de que las empresas, los bancos o las familias que las soportan negocien con todos sus acreedores son mucho m√°s complejas, al margen de que no hay garant√≠a de la supervivencia econ√≥mica de ninguna de estas entidades privadas. Por eso, la mayor calamidad que le puede ocurrir a la Europa monetaria es que se ponga en duda la solvencia de la econom√≠a espa√Īola.

Creo que, en estos momentos, en mayo de 2011, lo l√≥gico es suponer que Espa√Īa cumpla los acuerdos de reducci√≥n del d√©ficit p√ļblico hasta cerca del 6% en 2011 y, tomando nuevas medidas impositivas y de reducci√≥n del gasto p√ļblico total, que alcance un d√©ficit de en torno al 4% del PIB a partir de 2013. Si esto fuera as√≠, la deuda p√ļblica en 2014 podr√≠a alcanzar entre el 75% y el 80% del PIB y la deuda privada podr√≠a haberse reducido algo en ese mismo periodo.

Cumplir con los objetivos oficiales de d√©ficit p√ļblico, incluso acercarse como he supuesto ‚Äď6% en 2011, 4,4% en 2012 y 3% en 2013‚Äď, obligar√° a hacer reformas y a subir algunos impuestos, como el IVA, rebajando otros, como las cotizaciones sociales. Pero el efecto depresivo de esas medidas sobre la actividad econ√≥mica es inevitable y no podr√° ser compensado con exportaciones y con mayor inversi√≥n y consumo privados.

En esta fase de contracci√≥n del d√©ficit p√ļblico, que se extender√° hasta al menos 2013, terminar√° el ajuste del empleo en los sectores de la construcci√≥n y en los servicios e industrias dependientes y el sector p√ļblico tendr√° que reducir su empleo en, al menos, 200.000 personas; la contracci√≥n de la actividad del sector p√ļblico afectar√° tambi√©n a los sectores industriales y al sector de servicios que dependen del mismo. Para entonces, el sector financiero espa√Īol deber√≠a haber terminado su proceso de ajuste ‚Äďlo que supondr√° una p√©rdida de 50.000 empleos‚Äď deber√≠a estar bien capitalizado y deber√≠a poder atender las peticiones de cr√©dito de las empresas y las familias solventes. Una evoluci√≥n que, creo, ocurrir√° en todo caso.

En circunstancias normales, la pérdida de empleo total en esos sectores, en el periodo 2012-2013, podría alcanzar las 400.000 personas. Los desempleados alcanzarían los 5,3 millones de personas y los ocupados descenderían hasta los 17,7 millones de personas, a menos que esa pérdida de empleo se compensara con un aumento del empleo por unas mayores exportaciones y por un incremento de la inversión y el consumo privados.

En todas las crisis econ√≥micas espa√Īolas, las sucesivas p√©rdidas de competitividad exterior se han saldado con devaluaciones. Los ajustes en el valor de la moneda permit√≠an volver a crecer, por la v√≠a de mayores exportaciones y menores importaciones. Una vez integrados en el euro las devaluaciones no son posibles. Es m√°s, desde mediados de 2010, el euro se reval√ļa frente al d√≥lar y frente a casi todas las otras monedas, incluido el yuan chino. El ajuste en la demanda interna tiene dificultades para ser compensado por la demanda externa. En el caso de las importaciones, el precio del petr√≥leo y otras materias primas determinan un incremento significativo de los pagos totales por importaciones. Una evoluci√≥n de precios que tiene que ver con la incertidumbre en el norte de √Āfrica y Medio Oriente, pero tambi√©n con el hecho de que la demanda de estos bienes aumenta porque la econom√≠a del mundo est√° creciendo en torno al 4%. En lo que respecta a las exportaciones, aunque crecen por esa evoluci√≥n mundial y por la integraci√≥n de la industria espa√Īola con las de los pa√≠ses miembros del euro, su tir√≥n no es suficiente para compensar la ca√≠da de la demanda interna y el aumento de las importaciones.

En estas circunstancias, la √ļnica pol√≠tica econ√≥mica posible es provocar una "devaluaci√≥n interna", de tal forma que nuestros precios y salarios desciendan significativamente respecto a los de nuestros socios comunitarios y respecto a los del resto del mundo. Una ca√≠da significativa ser√≠a un descenso de salarios del 15%. Para lograr este objetivo ser√≠a necesario una modificaci√≥n de la negociaci√≥n colectiva, de tal manera que cada empresa pudiera fijar los salarios que le permitan sobrevivir y superar esta fase de estancamiento. Ser√≠a igualmente necesario que las cotizaciones sociales se redujeran en al menos un 5%. La p√©rdida de recaudaci√≥n que producir√≠a esta reducci√≥n tendr√≠a que compensarse con un aumento del IVA del 2%.

Hay que tener en cuenta que una parte considerable de los 3.767.000 espa√Īoles que est√°n en paro tienen una baja cualificaci√≥n profesional o son desempleados que provienen del sector de la construcci√≥n y de servicios, que no tienen una gran formaci√≥n. La √ļnica forma de que vuelvan a ser empleados en la econom√≠a espa√Īola en los pr√≥ximos a√Īos es que su coste para las empresas se reduzca sustancialmente. Lo mismo puede decirse respecto a los 1,1 millones de inmigrantes parados. Es necesario que los salarios legales a los que pueden ser empleados se reduzcan significativamente.

Hasta que se reforme el mercado de trabajo el crecimiento econ√≥mico en los pr√≥ximos a√Īos, entre 2011 y 2016, al menos, ser√° necesariamente reducido. Dif√≠cilmente se lograr√°n crecimientos superiores al 1% √≥ 2% del PIB y como ocurriera en pr√°cticamente todo el periodo analizado, salvo en las fases de crecimiento de 1986 a 1990 y de 1996 a 2007, en los que el crecimiento econ√≥mico y del empleo se concentr√≥ en el sector de la construcci√≥n, el crecimiento del empleo ser√° nulo. M√°xime, porque el sector p√ļblico tendr√° que reducir sus efectivos, al contrario de lo que ha ocurrido a lo largo de los 37 a√Īos transcurridos desde 1974 hasta 2011.

En estas circunstancias, la √ļnica salida para muchos desempleados ser√° la emigraci√≥n. Por los datos que tenemos en 2010, emigraron al menos alrededor de 100.000 personas de nacionalidad espa√Īola. En los pr√≥ximos cinco a√Īos, y siempre que se mantenga el crecimiento de la econom√≠a mundial en cifras cercanas al 3% √≥ 4%, no ser√≠a dif√≠cil que la emigraci√≥n aumentara hasta los 200.000 personas al a√Īo. Si esto fuera as√≠, el n√ļmero de parados podr√≠a reducirse en 1 mill√≥n en ese periodo; y los parados totales reducirse desde los potenciales 5,3 millones que podr√≠an alcanzarse hasta los 4,3 millones.

Un dato a tener en cuenta es que el n√ļmero de j√≥venes que llegan al mercado de trabajo, con estudios ahora ampliados, se reducir√° hasta los 300.000 anuales, mientras que el de los que se jubilan, por edad o anticipadamente, podr√≠a alcanzar una cifra de entre 350.000 y 400.000 anuales. En los pr√≥ximos cinco a√Īos la reducci√≥n de parados, por el consiguiente aumento de la demanda de trabajo para cubrir ese vac√≠o demogr√°fico, podr√≠a ser de entre 300.000 y 500.000 trabajadores. El n√ļmero total de desempleados podr√≠a descender hasta los 3.800.000 personas.

Al igual que ocurri√≥ en los a√Īos ochenta y principios de los noventa, el desempleo se reducir√° s√≥lo por la evoluci√≥n demogr√°fica y por la emigraci√≥n, una salida que hab√≠a desaparecido en Espa√Īa desde hace casi 20 a√Īos. Y, sin embargo, y si se mantiene la Uni√≥n Monetaria Europea ‚Äďpara lo cual ser√° necesario hacer reformas que conviertan a la actual Uni√≥n en una Uni√≥n Econ√≥mica‚Äď, ese movimiento de poblaci√≥n entre diferentes Estados miembros es necesario. En Estados Unidos, una aut√©ntica uni√≥n monetaria y econ√≥mica, anualmente cambian de estado el 3% de la poblaci√≥n y el 18% lo hace de condado dentro de cada estado.

Otra condici√≥n necesaria para que Espa√Īa redujera el n√ļmero de parados por su crecimiento ser√≠a que las reformas lograran que la inversi√≥n extranjera de car√°cter empresarial volviera a ser significativa. Ser√≠a tambi√©n necesario recuperar la inversi√≥n extranjera en viviendas, tanto como residencias permanentes como para segundas viviendas. Para que este segundo tipo de inversi√≥n extranjera se vuelva a producir ser√≠a necesario que la inestabilidad del euro desapareciera y que Espa√Īa quedara anclada, definitivamente, en la Europa monetaria.

Pero incluso si todos estos fen√≥menos se producen, incluso si la emigraci√≥n fuera num√©ricamente significativa, si la llegada al mercado de trabajo de j√≥venes espa√Īoles fuera inferior a la de los que se jubilan y si se recuperara parte de la inversi√≥n extranjera y si, finalmente, se hicieran las reformas del mercado de trabajo y del sistema fiscal, la creaci√≥n de empleo neto de la econom√≠a espa√Īola ser√° presumiblemente muy baja en los pr√≥ximos 10 a√Īos. El coste fiscal del desempleo, de las pensiones y de un sector p√ļblico sobredimensionado pesar√°n sobre las cuentas p√ļblicas y no permitir√°n reducir la presi√≥n fiscal sobre la econom√≠a productiva ni una recuperaci√≥n del nivel de inversiones p√ļblicas, que se situar√°n en torno al 2% del PIB, frente al 5% de los √ļltimos a√Īos.

Esta evoluci√≥n, positiva a pesar de todo, no podr√° lograrse si las reformas no se extienden a todo el sistema educativo. La tasa de abandono escolar, que se ha reducido ya desde el 30% de 2007 hasta el 26% en 2010, tendr√≠a que rebajarse hasta el 5%-10%, la tasa promedio de los pa√≠ses centrales de Europa. Y la preparaci√≥n profesional y universitaria tendr√≠a que mejorar significativamente. Si esa mejor√≠a no se logra, nuestra mano de obra s√≥lo podr√° emplearse como mano de obra barata. En esta fase de nuestro desarrollo, el empleo s√≥lo se mantendr√° y crecer√° si mejora su preparaci√≥n media y si las empresas logran incorporar la innovaci√≥n y el desarrollo de nuevas tecnolog√≠as, pues mientras en Espa√Īa discutimos sobre reformas, el cambio tecnol√≥gico y la competitividad de m√°s de medio mundo ‚Äďcasi toda Asia, Latinoam√©rica y Europa del Este‚Äď siguen increment√°ndose.
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #30 : Martes 17 de Mayo de 2011, 05:49 »

 En línea
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #31 : Domingo 22 de Mayo de 2011, 05:54 »




@Victor Alvargonz√°lez .-V√≠ctor Alvargonz√°lez es consejero delegado de PROFIM, Asesores Patrimoniales EAFI, empresa que fund√≥ en 1995 y que ha sido pionera en Espa√Īa en ofrecer servicios de asesoramiento financiero independiente a inversores particulares e institucionales. Inici√≥ su carrera profesional en FG Inversiones Burs√°tiles y luego fue director general de uno de los primeros ‚ÄúFamily Office‚ÄĚ espa√Īoles.

@Victor Alvargonz√°lez   21/05/2011 06:00h

Espa√Īa, ¬Ņtan mal como Jap√≥n? El que avisa no es traidor‚Ķ    




Un país puede funcionar razonablemente bien aunque tenga políticos incompetentes. Pero hay ocasiones en las que el precio de una clase política incompetente y/o corrupta es el propio desarrollo económico del país.Y eso ya son palabras mayores.

Para que luego no digan nuestros pol√≠ticos que no les avisaron: tenemos un ejemplo claro de lo que no se debe hacer si no se quiere que el destino econ√≥mico de Espa√Īa sea el estancamiento estructural. Y ese ejemplo se llama Jap√≥n.
Como dec√≠a el principio, si la estructura econ√≥mica de un pa√≠s es sana, ese pa√≠s puede tener malos dirigentes y a√ļn as√≠ funcionar razonablemente bien en lo econ√≥mico. Lo hemos visto en EE.UU. con algunos de sus presidentes y en Europa tenemos un caso casi c√≥mico, que es el de B√©lgica,que lleva m√°s de un a√Īo sin gobierno y se est√°n planteando que as√≠ funcionan mejor que si lo tuvieran (literalmente), hasta el punto de que no muestran mucha prisa en buscar una soluci√≥n al problema. Inmersos en la Uni√≥n Europea, con una estructura econ√≥mica relativamente sana y m√°s dentro de la estela alemana que de la griega, B√©lgica, pese a sus problemas con los nacionalismos, est√° saliendo razonablemente bien de la crisis, especialmente si se compara con Espa√Īa.

Porque mucho me temo que nuestro caso se parece más al japonés que al belga. Y ahí tenemos un problema serio.

Veamos qu√© pas√≥ en Jap√≥n. All√≠, como aqu√≠, se produjo una burbuja inmobiliaria de proporciones dantescas. Se dec√≠a entonces que los terrenos que ocupaba el palacio presidencial en el centro de la capital val√≠an m√°s que toda California. Cuando finalmente explot√≥ la burbuja, ocurri√≥ como en Espa√Īa: no se hizo nada por romper la burbuja financiera  que hab√≠a financiado la burbuja inmobiliaria. Aqu√≠ no se deja quebrar ninguna entidad aunque se multipliquen los cr√©ditos impagados, y como no quiebran pero son aut√©nticos ‚Äúzombis‚ÄĚ, no est√°n en condiciones de prestar dinero a empresas y familias, con lo que privan al sistema del flujo de cr√©dito necesario para el desarrollo empresarial y la recuperaci√≥n econ√≥mica. Y encima, para captar dinero (pasivo), pagan extratipos que generan todav√≠a m√°s perdidas, que luegose cubren con el dinero de los espa√Īoles (el FROB), dinero que bien podr√≠a dedicarse a cuestiones mucho m√°s productivas. Y si no se liquidan entidades financieras ‚Äúzombis‚ÄĚ es porque el resultado ser√≠a que los juzgados se llenar√≠an de pol√≠ticos de todos los colores y, l√≥gicamente, se protegen entre ellos. As√≠de simple. As√≠ de triste.

¬ŅY qu√© pas√≥ en Jap√≥n? Pues algo muy parecido. El flujo de cr√©dito se sec√≥ porque bancos, empresas y pol√≠ticos hab√≠an creado una conjunci√≥n de intereses tal que, si una empresa no pagaba un cr√©dito, el banco no ejecutaba porque el propio banco era el principal accionista de la empresa, y adem√°s hab√≠a puesto a un pol√≠tico en el consejo de administraci√≥n para devolverle alg√ļn favor. Pol√≠ticos, banqueros y grandes empresas se hab√≠an enredado de tal manera que era imposible cambiar nada; es decir, los bancos no daban cr√©ditos, las empresas no se reestructuraban y los pol√≠ticos, atrapados en esa mara√Īa de intereses y/o por simple incompetencia, eran incapaces detomar decisiones para realizar reformas estructurales de calado, ¬Ņno les suena a algo?

Nos guste o no, llegados a un determinado punto es imposible regenerar y modernizar el modelo productivo de un pa√≠s sin el concurso de la clase pol√≠tica. Espa√Īa hizo del Monopoly su modelo de negocio durante m√°s diez a√Īos y por eso est√° metida en el agujero en el que se encuentra. Salir de √©l requiere sacrificio y toma de decisiones audaces orientadas al largo plazo, caracter√≠sticas propias de los grandes pol√≠ticos -aqu√≠ hemos tenido algunos- pero que obviamente no es f√°cil encontrar en nuestra clase pol√≠tica actual.

Si Jap√≥n, que encima no se dedica solo al ladrillo, sino que es un gran exportador, un l√≠der tecnol√≥gico y est√° pegado a la Asia emergente, no ha sido capaz de desenredar su mara√Īa de intereses y reformar su estructura econ√≥mica y pol√≠tica, motivo por el que lleva a√Īos sin crecer, no quiero ni pensar en que la que nos espera siendo, como somos, el pa√≠s del ladrillo y la demanda interna. Pero no pierdo la esperanza. En la transici√≥n, y en a√Īos posteriores tuvimos buenos pol√≠ticos. Algunos brillantes. La mayor√≠a eran incluso honestos. Y Espa√Īa es un pa√≠s de buenos trabajadores. Mal organizados y peor dirigidos, pero ‚Äúcurrantes‚ÄĚ, que no tienen mucho que envidiar al resto de europeos. Y tenemos grandes empresarios (les sugiero la lectura de mi ‚Äúpost‚ÄĚ titulado ‚ÄúLas dos Espa√Īas‚ÄĚ), adem√°s de un pa√≠s enormemente atractivo para trabajar y vivir, que no ha conseguido todav√≠a ser la California europea  -excepto en lo de urbanizar la costa-, pero que podr√≠a serlo si contara con los dirigentes adecuados. Parafraseando el poema del M√≠o Cid, el espa√Īol es ‚Äúun buen vasallo, si tuviera buen se√Īor‚ÄĚ. Ya solo nos falta cambiar a los ‚Äúse√Īores
En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #32 : Lunes 23 de Mayo de 2011, 00:16 »

goldman sachs alerta sobre la deuda


Espa√Īa regresa al 'top ten' de los pa√≠ses con mayor riesgo de quiebra


La nueva degradación de Grecia, la posible deuda oculta de CCAA y ayuntamintos y la ocupación de la Puerta del Sol preocupan a los inversores.

2011-05-21


 M. Llamas
LD

La prima de riesgo de Espa√Īa, que mide el diferencial entre el bono nacional a diez a√Īos y el alem√°n (el m√°s seguro de la UE) del mismo plazo, cerr√≥ el viernes en los 242 puntos b√°sicos frente a los 228 de la apertura, una barrera que no se superaba desde el pasado 11 de enero. De este modo, el rendimiento del bono espa√Īol subi√≥ nueve cent√©simas, hasta el 5,482%, mientras que el del alem√°n baj√≥ seis, hasta el 3,057%.

Asimismo, los credit default swap (CDS) de la deuda p√ļblica espa√Īola, un seguro para garantizar inversiones en caso de impago, subieron hasta los 258 puntos, es decir, habr√≠a que desembolsar 258.000 d√≥lares para cubrir una compra de 10 millones en bonos nacionales. Los CDS sirven a modo de term√≥metro para estimar el riesgo de quiebra de un pa√≠s o empresa.

Tras este repunte, Espa√Īa ingresa de nuevo en el top ten de los pa√≠ses con mayor probabilidad de quiebra, un particular ranking del que logr√≥ salir temporalmente en los √ļltimos meses. En concreto, seg√ļn la firma CMA Vision, Espa√Īa regresa al puesto d√©cimo, con un riesgo de impago (default) de casi el 20%, justo por detr√°s de Dubai. La lista sigue encabezada por Grecia, con una probabilidad del 67%, mientras que en el caso de Irlanda (en cuarta posici√≥n) y Portugal (en quinta) se sit√ļa en el 41%.



La tensi√≥n de los mercados no s√≥lo ha afectado a Espa√Īa. El rendimiento de los bonos de Grecia se elev√≥ 56 cent√©simas hasta situar el diferencial con el bono alem√°n en 1.331 puntos b√°sicos frente a los 1.269 del inicio de la jornada; la rentabilidad de la deuda portuguesa subi√≥ 23 cent√©simas hasta alcanzar un diferencial de 609 puntos b√°sicos, mientras que la de Irlanda cerr√≥ en los 726 puntos b√°sicos.

Reestructuración griega

La incertidumbre acerca de la reestructuraci√≥n (suspensi√≥n de pagos) de la deuda griega ha agravado nuevamente la crisis de deuda p√ļblica que sufre la zona euro. La agencia de calificaci√≥n de riesgos Fitch rebaj√≥ de nuevo ayer su calificaci√≥n de la deuda griega a largo plazo hasta situarla en el nivel B+, desde el anterior BB+, plenamente instalada ya en la categor√≠a de bono basura, adem√°s de situarla bajo vigilancia negativa.

En un comunicado, Fitch justificó su decisión en "los desafíos que afronta Grecia en la aplicación de reformas fiscales y estructurales radicales, necesarias para asegurar la solvencia del Estado". La agencia recalcó que se requiere nuevas medidas de austeridad fiscal para lograr el objetivo de reducir el déficit hasta el 7,5% del PIB en 2011.

Adem√°s, Fitch duda de los ambiciosos planes de privatizaci√≥n anunciados por el Gobierno griego para obtener fondos con los que hacer frente a su crisis de endeudamiento, ya que la anunciada venta de bienes p√ļblicos por valor de 50.000 millones de euros se enfrenta a "obst√°culos t√©cnicos y pol√≠ticos".

En definitiva, Fitch duda de que Grecia logre corregir su delicada situación, en un momento en el que Bruselas ya ha admitido abiertamente la posibilidad de aplicar una "reestructuración suave" de la deuda helena, lo cual no deja de ser una suspensión de pagos (quiebra).

Deuda oculta en CCAA y ayuntamientos

La situaci√≥n helena coincide, adem√°s, con la cita electoral de este domingo. Los analistas temen que los cambios de gobierno en CCAA y ayuntamientos acaben por destapar una abultada deuda p√ļblica oculta hasta ahora en las administraciones territoriales.

As√≠, por ejemplo, la consultora FCI, dirigida por el economista Lorenzo Bernaldo de Quir√≥s, estima que estas facturas escondidas podr√≠an superar los 30.000 millones de euros. Seg√ļn el banco HSBC, que se descubra un d√©ficit p√ļblico mayor del esperado "aumentar√≠a el nerviosismo sobre el programa de austeridad fiscal de Espa√Īa", cosa que ya est√° sucediendo a la vista de la subida de la prima de riesgo.

La ocupación izquierdista de Sol

Por √ļltimo, en los √ļltimos d√≠as el movimiento de protesta contra la clase pol√≠tica que se viene desarrollando en distintas ciudades de Espa√Īa, y cuyo colof√≥n se ubica en la madrile√Īa Puerta del Sol, est√° llenando las portadas de la prensa internacional, lo cual es observado con preocupaci√≥n, sobre todo desde los medios estadounidenses, dado el perfil pol√≠tico de extrema izquierda que lidera estas concentraciones.

La advertencia de Goldman Sachs

Todos estos factores est√°n elevando la percepci√≥n de riesgo que tienen los inversores hacia la deuda espa√Īola. De hecho, el banco estadounidense Goldman Sachs acaba de advertir que el rendimiento del bono espa√Īol a 10 a√Īos podr√≠a romper la barrera del 6% en poco tiempo. Seg√ļn la entidad, si la deuda supera el punto de resistencia del 5,53% el rendimiento escalar√° hasta el 6,01%, e incluso m√°s dada la tendencia a medio plazo que viene registrando el bono espa√Īol respecto al alem√°n.



¬ŅProblema? La mayor√≠a de analistas coincide en que un tipo de inter√©s superior al 7% es el punto de inflexi√≥n a partir del cual el Estado tendr√≠a muy complicado el poder financiarse en los mercados. Grecia, Irlanda y Portugal fueron rescatados pocas semanas despu√©s de que el rendimiento de su deuda a 10 a√Īos superara el umbral del 7%.


En línea

Veritas Liberabit Vos
gaia
EditoraDebatimos
**

Valoración: +1521/-10
Desconectado Desconectado

Sexo: Femenino
Mensajes: 54607



« Respuesta #33 : Domingo 26 de Junio de 2011, 19:47 »

 MIENTRAS TANTO ,  Carlos S√°nchez




La cicuta que recorre Europa  

@Carlos S√°nchez   26/06/2011-elConfidencial.cm






Sosten√≠a Churchill que los pol√≠ticos deben ser capaces de predecir lo que pasar√° ma√Īana, el mes pr√≥ximo y hasta el a√Īo siguiente; pero, al mismo tiempo, deben estar preparados para explicar con argumentos s√≥lidos por qu√© no ocurri√≥ lo que ellos mismos predijeron. Y a tenor de lo que sucede con Grecia, m√°s de uno tendr√° que justificar a los europeos por qu√© el 2,5% del territorio ha puesto al borde del abismo al 97,5% restante. O lo que es lo mismo, c√≥mo es posible que un pa√≠s poco m√°s grande que Catalu√Īa pueda tener en vilo un enorme pib equivalente a 9,2 billones de euros, que es lo que produce cada a√Īo la eurozona a precios de mercado. Nueve veces m√°s que Espa√Īa y 40 veces m√°s que Grecia.

La explicaci√≥n que se ha dado hasta ahora es que la culpa la tienen los manirrotos de los griegos, que han vivido por encima de sus posibilidades y han despreciado el valor de la productividad. Generando, al mismo tiempo, enormes bolsas de dinero negro. Tambi√©n, un sistema pol√≠tico peculiar (con altos niveles de corrupci√≥n) a la gre√Īa desde hace generaciones de forma un tanto at√°vica, incluso desde antes de la dictadura de los coroneles. Montescos y capuletos son hoy los karamanlis y los papandreu, las dos familias pol√≠ticas que durante decenios han gobernado el pa√≠s.

La conclusi√≥n ser√≠a cierta si no fuera porque el problema ya no es Grecia, sino un sistema financiero europeo irresponsable que ha prestado dinero a mansalva sin tener en cuenta criterios macroprudenciales. Con toda seguridad, espoleado por el dinero barato que le ha prestado el BCE desde que estallara la crisis, y que explica que si Grecia deb√≠a en 2007 una cifra equivalente al 105% de su pib -del todo punto inasumible para un pa√≠s con graves problemas de competitividad-, el a√Īo pasado acabara con un endeudamiento equivalente al 142% de su pib.

La respuesta a tanta incoherencia, al contrario que en la canci√≥n de Dylan, no est√° en el viento, sino en la equivocada idea de que quien presta a un pa√≠s -o, pongamos por caso, a una comunidad aut√≥noma o a un ayuntamiento- no corre peligro. Aunque se llame Grecia, que acumula ocho a√Īos seguidos con d√©ficit primario (sin incluir el pago de intereses), lo que indica que los problemas vienen de lejos.

El Estado siempre paga

La realidad se ha encargado de desmentir esa premisa. Como ha se√Īalado el economista Daniel Gros, el esquema de supervisi√≥n financiera se basa en que la deuda soberana no entra√Īa riesgos, y eso justifica que si un banco presta al sector privado, est√° obligado a tener reservas suficientes de capital para hacer frente a un posible aumento de la morosidad. Pero si presta al sector p√ļblico comprando su deuda, no hay peligro. El Estado siempre devuelve el dinero, lo cual, como se ha demostrado en el caso griego, es, simplemente, una equivocaci√≥n. Como aquel axioma que dec√≠a que los precios de los activos inmobiliarios nunca bajan.


Disturbios en una manifestación en Atenas
Ese planteamiento s√≥lo hubiera sido realista en caso de que el Estado soberano contara con instrumentos de pol√≠tica econ√≥mica contundentes para sofocar un shock sobrevenido en las cuentas p√ļblicas. Por ejemplo, mediante la devaluaci√≥n de su moneda, pero ocurre que Grecia, al ingresar en el euro, perdi√≥ esa facultad, y por eso est√° atada de pies y manos. No tiene nada que hacer. Est√° muerta salvo que los acreedores asuman una parte importante de las p√©rdidas. No un simple retraso en el pago de las obligaciones.

Si un banco presta al sector privado, est√° obligado a tener reservas suficientes para hacer frente a un aumento de la morosidad. Pero si presta al sector p√ļblico comprando su deuda, no hay peligro. El Estado siempre devuelve el dinero, lo cual, como se ha demostrado en el caso griego, es, simplemente, un error
Sin embargo, como no puede ser de otra manera, la banca se resiste. Hasta poner en peligro la propia estabilidad del euro. No es de extra√Īar teniendo en cuenta que los bancos son propietarios de la tercera parte de la deuda soberana continental, por lo que es enormemente vulnerable a cualquier default por el efecto contagio.  Y no digamos la banca griega, que simplemente desaparecer√° del mapa si hay suspensi√≥n de pagos.

Antes de la implantación del euro, esta evidencia obligaba a los Estados a subir los tipos de interés para atraer capitales (como bien sabe Solchaga), pero tras la unión monetaria esa disciplina de mercado (de la que derivaba un encarecimiento del servicio de la deuda o una rebaja de los costes financieros) ha desparecido, y eso explica el comportamiento irresponsable de las autoridades económicas, que erre que erre insisten en exonerar a la banca de responder con sus propias reservas ante un posible impago soberano.

Las nuevas normas de supervisi√≥n bancaria abundan en esa descabellada idea, lo cual desincentiva la financiaci√≥n del sector privado, penalizado por los nuevos requisitos de capital.  Prestar al Estado no consume recursos propios, pero s√≠ cuando el cr√©dito va destinado a una empresa o una familia. Es lo que sucede cuando los ministros de Hacienda legislan en beneficio propio.  La banca se ha enredado en su propia trampa.

Y por eso muchos ciudadanos, m√°s perspicaces que sus propios gobiernos, hace tiempo que han puesto pie en pared. Como ha demostrado el economista Tano Santos, de la Universidad de Columbia, desde hace un a√Īo y medio el nivel de dep√≥sitos de  las familias griegas ha descendido en 33.000 millones de euros. Un cifra colosal.  O lo que es lo mismo, desde diciembre de 2009, que es cuando el nivel de dep√≥sitos alcanza su pico, el sistema financiero griego ha perdido alrededor de un 16% de su arsenal monetario, principalmente dep√≥sitos a plazo, que, en teor√≠a, son aquellos de mayor inercia y representan un componente fundamental de la riqueza de las familias griegas.

El ‚Äėcorralito‚Äô griego

Estamos, como sostiene Santos, ante un p√°nico bancario a c√°mara lenta que necesariamente recuerda al ‚Äėcorralito‚Äô argentino de los primeros a√Īos de esta d√©cada. 

Cuando De la R√ļa instal√≥ el ‚Äėcorralito‚Äô ya hab√≠a salido del pa√≠s el 25% de los dep√≥sitos bancarios, una cifra no muy distinta de la griega, lo que da idea de la naturaleza del problema. Los depositantes temen la vuelta a la dracma  y por eso sacan su dinero del pa√≠s mejor pronto que tarde.

Lo peor, con todo, es que ese error de supervisión y de análisis económico se quiera ahora repetir con otra propuesta descabellada como es obligar a la economía griega a beber cicuta, aquel brebaje que el pobre Sócrates tuvo que tragar tras desafiar a los dioses de Atenas.

A los países con salarios más flexibles, como Estados Unidos, les ha ido peor en esta crisis que a las economías del norte de Europa, entre ellas Alemania. Y a medida que los salarios se debiliten, crecerá la morosidad hipotecaria y los problemas en el mercado inmobiliario se agravarán.
Antonis Samaras, el líder de la oposición helena, no es, desde luego, Sócrates, pero ha dicho que no obligará a su pueblo a beber una medicina que es, precisamente, la que le está matando. Proponer una brusca subida de impuestos como le exigen tanto el FMI y la UE para desbloquear el segundo paquete de ayudas es simplemente una irresponsabilidad que abunda en la idea de quienes creen que la UE padece la generación de políticos más mediocres desde los padres fundadores.

Como ha dicho Stiglitz, la crisis ha puesto a prueba algunos dogmas. Como el que responsabiliza a la rigidez del mercado laboral del desempleo. A los pa√≠ses con salarios m√°s flexibles, como Estados Unidos, les ha ido peor en esta crisis que a las econom√≠as del norte de Europa, entre ellas Alemania. Y a medida  que los salarios se debiliten, crecer√° la morosidad hipotecaria y los  problemas en el mercado inmobiliario se agravar√°n. El consumo seguir√° bajo m√≠nimos y el paro seguir√° por las nubes. Esta es la cicuta que recorre Europa
En línea

Veritas Liberabit Vos
Debatimos.com: Opina sin límite
« Respuesta #33 : Domingo 26 de Junio de 2011, 19:47 »

 En línea
Páginas: 1 2 [3]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  



Impulsado por MySQL Impulsado por PHP Powered by SMF | SMF © 2013, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!